Listin Diario Logo
21 de mayo 2022, actualizado a las 08:38 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Sociales viernes, 21 de enero de 2022

Algo qué contar

El milagro de la Virgen de la Altagracia

  • El milagro de la Virgen de la Altagracia
Ivelisse Villegas
Santo Domingo

Cuando despiertas con el sonido que produce la corriente del agua al deslizarse por las piedras del río, jamás lo olvidas y, mucho menos, si al abrir las puertas de la habitación te encuentras de frente con un hermoso entorno que puedes descifrar pese a la neblina, y donde ves a tu abuela ordeñando una vaca, para luego, ofrecer esa leche como primer alimento del día.
Este fragmento pertenece a mi infancia, en un lapso efímero vivido en Río Arriba de  Norte, un pueblito enclavado en las montañas de San Juan de la Maguana, que ya despareció para dar paso a la construcción de la Presa de Sabaneta, y que visitaba con mi madre esporádicamente.

Promesa
Visitarlo era un acontecimiento, en especial los días 21 de cada enero, porque mi abuela celebraba una fiesta en honor a la virgen de la Altagracia. Antes de esa fecha, se organizaban nueve días de novenas en la que todas las noches se cantaba frente a un altar con varios santos, siendo la foto de la virgen la más grande. Ese día se brindaba comida, se tocaba palo, se cantaba salve, y hasta se esperaba el amanecer.  Recuerdo que asistían personas de todas las comunidades cercanas para colocar un velón por alguna intención.
Un día le pregunté a mi abuela por qué la celebración, y me dijo que “una vez ella estaba muy enferma y mi abuelo, Eugenio Figuereo, al ver que su salud se estaba deteriorando, decidió ir a visitar la virgen de la Altagracia, en Higüey, para pedirle personalmente su sanación. Fueron varios días de trayecto y cuando estuvo frente a la imagen le prometió que si la encontraba sana, le iba a celebrar una fiesta todos los años”. El milagro sucedió y la familia completa se volcó para cumplir la promesa.

Fe
Este tipo de celebraciones han desaparecido, pero la veneración a la virgen de la Altagracia sigue viva en los corazones de muchos sus descendientes. Este viernes 21, como de costumbre, la basílica estará abierta para que los fieles creyentes vayan a visitarla y a saldar sus promesas, así como lo hicieron los míos.

Actividades
En República Dominicana se harán muchas actividades, algunas pueden ser disfrutadas por quienes se quedan en casa, como es la segunda edición de la vigilia televisiva y virtual “Por amor a la virgen”, que auspicia  el Obispado de Higüey, y se transmitirá en más de 15 estaciones de televisión.  
Hoy es un buen día recordar las palabras de Mateo 7:7 “Pedid y se os dará, buscad y hallaréis”.


Más en Las Sociales