Momentos

Las emociones que trae la virtualidad

Fanny Santana

La virtualidad es nuestra nueva realidad y cada vez se hace más presente y aunque nos ha quitado ese calorcito humano hay que reconocer que pese a la distancia nos acerca y nos da la posibilidad de compartir con personas en distintas partes del mundo en línea.

En estos días he asistido desde la puesta en circulación del increíble libro de Dustin Muñoz, a las bodas de uno de mis sobrinos en Chicago, hasta el hermoso homenaje a nuestra inolvidable Catana Pérez por parte del Centro Cultural Babeque. Todo en diferentes horas y sin salir de mi hogar.

Dustin Muñoz

La presentación del  libro “La contemplación estética de lo feo”, de la autoría de Dustin Muñoz, “Premio Anual de Ensayo Pedro Henríquez Ureña 2019” fue un evento grandioso y cálido. Se llevó a cabo el pasado viernes, y tengo que admitir que fue una de esas noches inolvidables, que llenó todas mis expectativas y de seguro que el de todos los asistentes. Fue una gran convocatoria, ciento y pico de personas entre intelectuales, poetas, periodistas, críticos de arte, académicos. Por cierto, Dustin no se puede quejar, media universidad Autónoma de Santo Domingo se hizo presente, artistas como la exquisita Maridalia Hernández quien se hizo dueña de la noche con su potente voz. La colega Gladis Abreu fungió de maestra de ceremonia, muy profesional y orgánica. Me hizo reír toda la noche por la distancia que ponía en sus sentimientos cada vez que se refería al autor de la obra, quien es su esposo.

La presentación del libro estuvo bajo la responsabilidad del doctor Alejandro Arvelo y la semblanza del autor por parte del Maestro Amable Sterling quienes se lucieron con sus exposiciones realmente brillantes. El artista visual y doctor en filosofía, Dustin Muñoz, tiene una hoja de vida increíble, le sobra el talento y la humildad. Hay que felicitarlo por este nuevo libro, un gran aporte.

Cómo el autor ve su obra

“La contemplación estética de lo feo” profundiza en el tema de la estética como disciplina y como experiencia. Dustin dice: “Mi experiencia como artista visual, y en especial como pintor, me permite analizar el tema, en tanto que la pintura constituye un objeto clave para reflexionar sobre la fealdad en sí, la fealdad formal y la fealdad artística, que presenta lo feo como una categoría independiente capaz de suscitar el acto de la contemplación en el espectador”.  La obra contó con el auspicio de la Editora Generatio Nova, cuyo presidente Eulogio Silverio, expresó que para ellos fue un honor apoyar al maestro y artista visual Dustin Muñoz para llevar a la sociedad un libro que enriquece el acervo artístico y cultural de República Dominicana, “Confiamos que su obra es la primera de una fructífera producción editorial, unida a su reconocida trayectoria pictórica en el país y el extranjero…”.

Sandy José y Marrissa

Y para que mi corazón casi explotara de tanta felicidad, asistí a la ceremonia civil de las bodas de mi sobrino Sandy José Almeyda Cohen y Marrissa Whashignton. Fue una ceremonia muy especial, asistieron familias y amigos de muchas partes del mundo, desde China, Nueva York, hasta el rincón de la deslumbrante Samaná. Fue grato poder disfrutar de la felicidad de los novios. Un momento emotivo fue cuando los padres de Sandy José, Sandy Almeyda, reputado hombre de la radio y Maritza Cohen de Almeyda, dieron la bienvenida a los invitados con palabras cargadas de puro sentimiento.

Otros que vivieron grandes emociones  fueron los padres de la novia, Kevin Whashignton y  Sheila Washington, ella  es su única hija. La hermosa Marrissa es Consejera para jóvenes a nivel del bachillerato, graduada de la Universidad de Chicago, hizo su maestría en la universidad de Columbia en NYC, mientras que Sandy de graduó en la universidad de Saint John en Long Island, NYC. Desde aquí les deseo que todo lo bueno los arrope y sigan con los mismos ideales para que juntos emprendan  los proyectos soñados.

Catana Pérez

Aquí sí es verdad que pierdo toda la objetividad, hablar de Catana Pérez siempre me produce detenerme y mirar al cielo donde está bella mujer habita desde hace un año y cuya ausencia se siente aunque fue sabia al dejar tantos testimonios de vida, un espléndido legado que le tocara a su hija Liusik Cuello Pérez y a su nieto Antonio Manuel mantener a lo largo de su existencia. Por lo pronto el reputado centro educativo la honró al ponerle su nombre al nuevo espacio de apreciación y educación musical como “Spa Musical Catana Pérez”.

Que noche tan fascinante entre amigos, personas que vivieron historias diferentes con Cat, diminutivo con el que la llamábamos. Lloramos y reímos pero también aplaudimos al revivir su virtuosa vida que quedó al desnudo con la narración de las personas que compartieron con ella tanto en lo laboral como personal. Un gran homenaje a una gran  pianista que se dedicó  a la educación musical y a la investigación sobre la historia de la música.

¡Siempre estará!

Nunca se van quienes llenaron de alegría, paz y amor los corazones. Catana es parte de la historia cultural de República Dominicana como educadora, compositora, autora, musicóloga y pianista. Es bueno subrayar que fue directora del Teatro Nacional y del Museo de la Música Dominicana. Colaboró y apoyó a la Fundación Sinfonía y a la Fundación Amigos del Teatro Nacional. El último proyecto al que se dedicó en cuerpo y alma fue el programa “Ángeles de la Cultura”, el cual espero sobreviva. Después de su partida su hija Liusik se incorporó al mismo junto a Freddy Ginebra. (De este programa hablaré en otra entrega, me preocupa su destino) Su colección de CDs y videos fue donada a la emisora Raíces y al Centro León.

Finalmente le doy la bienvenida al multicolor otoño con mi ternura.