Listin Diario Logo
06 de abril 2020, actualizado a las 08:25 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Sociales sábado, 22 de febrero de 2020

Cápsulas de protocolo

¡Paso a paso! Lo que no debes olvidar cuando vas a un restaurante de lujo

  • ¡Paso a paso! Lo que no debes olvidar cuando vas a un restaurante de lujo
Celeste Pérez
celeste.perez@listindiario.com
Santo Domingo

Seguro que a más de uno nos atemoriza la idea de no saber comportarnos adecuadamente en un restaurante de lujo. No es un secreto, alrededor de la mesa se conoce el nivel de educación de los comensales, y a todos nos pone un poco nerviosos saber que estamos siendo observados. Pero, ¡problema resuelto!,  aquí compartimos algunas reglas básicas de etiqueta que de seguro serán de utilidad:

La persona que invita, hombre o mujer, es quien informa al Maître sobre la reserva de la mesa.

A la hora de sentarse, es el camarero quien invita a la mesa a las damas primero. Los hombres esperan de pie hasta que todas las damas se hayan sentado. A la dama le corresponde el mejor lugar, generalmente el que permite ver el salón.

Sentados en la mesa, se coloca la servilleta abierta sobre el regazo, si es muy grande podemos doblarla por la mitad. Debe permanecer en esta posición durante toda la velada, y solo se mueve para limpiarnos los labios cuando sea necesario, o en el caso de que nos ausentemos de la mesa. Al terminar se deja la servilleta ligeramente arrugada sobre el mantel, nunca sobre el plato, ni tampoco se dobla de nuevo como si nunca se hubiera utilizado.

La cartera de las damas deberá colgarse de la silla, a la izquierda, procurando no moleste demasiado a los camareros, nunca deberá colocarse en la mesa.

Las copas estarán ubicadas se izquierda a derecha, primero la copa de agua, luego la de vino tinto y finalmente la de vino blanco. Las copas deben ser levantadas cuidadosamente, por su base. Los tragos deben ser discretos y debemos limpiarnos los labios con la servilleta antes y después de cada sorbo. 

Sobre los cubiertos la regla es sencilla: "de fuera a dentro". Los primeros que se utilizan son los más alejados del plato.

El plato del pan que te corresponde se encuentra ubicado en la izquierda superior. El pan debe trocearse siempre con la mano, nunca con el cuchillo, y hacerlo encima de su platillo.

Si te han entregado la carta de menú, lo más correcto es que al abrirla apoyes la parte inferior sobre la mesa. Nunca debes dejar que ésta esté totalmente por el aire. Por ello no es educado acercarla excesivamente hacia la cara

Será la persona que ha invitado quien le diga al camarero lo que se va a cenar, después de preguntar a las damas primero. Si los invitados son muchos, el mesero recogerá directamente las solicitudes de los comensales.

Si no conoces la composición de un plato, pregúntale al camarero, sin hacer comentarios o muecas de disgusto mientras enumera los ingredientes. Solo agradece y pídelo si lo deseas.

Llamar al camarero es tarea del caballero, y solo se hace con un contacto visual, o levantando la mano. Debe ser tratado con cortesía, respeto y formalidad.

Está prohibido utilizar el teléfono celular, solo es permitido en un caso de absoluta necesidad, y debe anunciarse, mantenerlo en modo silencioso y nunca colocarlo sobre la mesa.

Controla la tentación de querer hacer fotos a la comida. Al menos de que sea ‘algo tan excepcional que no vas a vivir nunca más’, en ese caso, puedes hacer una foto.

La degustación del vino es responsabilidad de la persona invitada o de una persona delegada por él.

Espera hasta que todos hayan sido atendidos antes de comenzar a comer.

En caso de mal servicio, será quien haya invitado quien informe discretamente al camarero o Maître.

Al final de la velada, la dama se levantará para salir. La persona que invita es siempre la última en salir del salón.

Siempre deja propina,  aunque no son obligatorias, en nuestro país es un acto de cortesía, que agradece la atención recibida por el camarero. Normalmente se estipula que hay que dar un 10% del coste total. En caso de pagar con una tarjeta de crédito, la propina debe entregarse por separado, en efectivo y al devolver la tarjeta. Dar propinas es un gesto que distingue a la persona de clase. Hazlo con discreción y agradecimiento genuino. Si la atención ha sido ineficiente estamos en todo derecho de no dejar nada.

(Texto orinal Taller de Etiqueta de Lynda Rodriguez)