Listin Diario Logo
06 de junio 2020, actualizado a las 01:15 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Sociales viernes, 19 de julio de 2019

Protagonista

Paternidad positiva, el reto de César Villanueva

Especial de Padres

  • Paternidad positiva, el reto de César Villanueva
  • Paternidad positiva, el reto de César Villanueva
  • Paternidad positiva, el reto de César Villanueva
  • Paternidad positiva, el reto de César Villanueva
Ivelisse Villegas
ivelise.villegas@listindiario.com

Una vez César Villanueva fue a ver a su hija actuar en una obra, como parte de la velada navideña en el colegio. El salón estaba repleto de padres, alumnos y profesores. De repente, cuando más emocionado estaba, a su hija se le olvidan las letras que estaba memorizando. ''Al percatarme, de inmediato, me paré frente a ella y delante de todos, le grite: 'vamos que tu puedes, tu eres la mejor'.  La niña al verme gritar, reaccionó y de inmediato conectó y continuó recitando todo el contenido de la obra'', confiesa.

Este padre fue el protagonista de la obra para su hija y para Sociales que lo ha elegido para dar un testimonio de paternidad positiva, en este mes que celebramos su día.

''Fue un momento memorable, porque ratificamos que el empoderamiento y la confianza es muy importante para el desarrollo emocional de los jóvenes'', dice el educador y empresario.

La verdad es que me faltan muchas cosas por mejorar, por aprender y por superar. En la medida que los hijos se convierten en adultos, en profesionales pensantes, tienes mayores retos..

Dando este testimonio, César recuerda a su padre, quien  falleció cuando empezó a emprender hace más de 22 años. ''Pienso que Dios nos hizo una compensación de bendiciones, para que comprendiéramos su ida al cielo.  Mi padre fue un hombre inteligente y noble, que tenía una impresionante capacidad de narrativa. Nos encantaba cuando nos hablaba de algún tema de historia o de política social. Su ejemplo de formar una familia con mi madre y con mis hermanas, es un legado que siempre he valorado''.  

¿Cómo es César Villanueva padre?

Quizá el  cómo soy, es un poco diferente al cómo me perciben mis hijos; pero el cómo intento ser, es un hombre con un cercano seguimiento a todos los planes y actividades de desarrollo integral y profesional de mis hijos.  Mostrando siempre el ejemplo primero de respeto y amor a Dios, a su madre María de Lourdes Bobadilla, hermanos y familiares.

Como Padre siempre les pido que me informen de sus planes futuros, de sus opiniones de ciertos aspectos de la vida, y de sus proyectos en curso.  Insistiendo siempre que ellos son muy importantes para nosotros y que los amamos,  en todas las circunstancias.

Villanueva tiene el privilegio de ser el padre de tres hijos:

Daniella, que tiene 28 años;  César Danilo, 27 años, y la menor Ivanna con 23.  Todos profesionales y encaminados.

¿Está haciendo su mejor parte para ser buen padre?

La verdad es que me faltan muchas cosas por mejorar, por aprender y por superar. En la medida que los hijos se convierten en adultos, en profesionales pensantes, tienes mayores retos para entenderlos y adaptarte a sus costumbres y preferencias. Estamos hablando de una generación muy diferente a la nuestra, que para merecernos el calificativo de buen padre, será algo a conciencia personal e independiente de sus consideraciones. Pero en esencia, estoy seguro que estoy haciendo mis mejores esfuerzos, por ser un digno merecedor de su amor.

¿Cuál es su mayor reto como padre?

Pienso que sería importante lograr y mantener la motivación y liderazgo de la familia para que los hijos  quieran compartir con nosotros, aun cuando ellos empiecen a hacer caminos nuevos. Y tratar de que siempre nos vean como una de sus principales referencias para su transcurrir en la vida, en la que no exista conflicto con  los valores y principios que les hemos inculcado como familia.

Mensaje

Ser padre es tener el derecho de preguntar, la obligación de estar presente, y el compromiso de apoyar cualquier actividad que un hijo desarrolle. Que nunca se termina, y nunca se entrega la responsabilidad de proveer. Siempre hay que tomar la iniciativa de buscarlos, de llamarlos, de provocar motivos para hablar y preguntarles para escucharlos.  Aunque no lo sepamos, los hijos siempre, y en su momento, aprecian contar con sus padres, aunque sea para que los escuchen.