Santo Domingo 30°C/31°C scattered clouds

Suscribete

Estados Unidos no ve "ningún progreso" de Maduro para evitar reimposición de sanciones

Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.AFP

Estados Unidos no ha visto "ningún progreso" del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, al que dio de plazo hasta fin de noviembre para fijar un calendario sobre la habilitación de opositores, informó este jueves la Casa Blanca.

En octubre el gobierno de Maduro y la oposición llegaron a un acuerdo sobre las condiciones para las elecciones presidenciales de 2024, y a cambio Washington levantó temporalmente las sanciones al petróleo, gas y oro de Venezuela supeditándolo a dos exigencias.

Maduro debía establecer un calendario para la habilitación "acelerada de todos los candidatos" a las elecciones y comenzar a liberar a "todos los ciudadanos estadounidenses detenidos injustamente" y a los presos políticos venezolanos.

"No he visto ningún progreso todavía, pero quedan ocho horas en el día, así que veremos qué han decidido hacer los venezolanos", afirmó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, durante una rueda de prensa.

Kirby no ha querido adelantar qué decisión tomará el gobierno del presidente Joe Biden respecto a las sanciones "en un sentido u otro".

Pero un portavoz del departamento de Estado, que ha pedido el anonimato, afirmó a la AFP que la amenaza de reimposición de las sanciones levantadas sigue vigente.

"Si Maduro y sus representantes no siguen estos pasos reconsideraremos las medidas que hemos tomado para aliviar algunas sanciones", señaló.

El miércoles Maduro reiteró que Venezuela no acepta "chantajes" y pidió que "se levanten de manera permanente y definitiva (...) todas las sanciones contra su economía".

No obstante, invitó de nuevo a Biden a iniciar una "nueva era de relaciones de respeto y colaboración al máximo nivel".

Maduro rompió relaciones con Estados Unidos en enero de 2019, cuando Washington reconoció al opositor Juan Guaidó como "presidente interino".

El jefe de la diplomacia estadounidense para América Latina, Brian Nichols, estimó en octubre que Estados Unidos "no está" listo para "un cambio en las relaciones diplomáticas" con Venezuela.