Santo Domingo 25°C/30°C broken clouds

Suscribete

Alerta en Argentina por brotes de virosis febriles que afectan a equinos y humanos

Según publicó este lunes el Boletín Oficial, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria ha prohibido, a nivel nacional, el traslado de caballos desde las provincias afectadas hacia el resto del país

La Inteligencia Artificial tiene un uso extendido en el sector salud, donde ha permitido mejorar los diagnósticos de diversas enfermedades.

La Inteligencia Artificial tiene un uso extendido en el sector salud, donde ha permitido mejorar los diagnósticos de diversas enfermedades.ARCHIVO/LD

La aparición de la encefalomielitis equina en las provincias de Corrientes (litoral) y Santa Fe (centro), que puede transmitirse al humano mediante las picaduras de mosquitos, ha llevado a las autoridades sanitarias argentinas a dictar medidas de contención.

Según publicó este lunes el Boletín Oficial, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) ha prohibido, a nivel nacional, el traslado de caballos desde las provincias afectadas hacia el resto del país; además, se exigirán certificados de vacunación contra la encefalomielitis -en todas sus variantes- aplicada 15 días antes del ingreso a eventos que involucren concentración de equinos.

“El Senasa se encuentra coordinando con las cámaras de productos veterinarios y laboratorios productores para generar la mayor disponibilidad de vacunas en el menor tiempo posible”, agregó la entidad en un comunicado.

La encefalomielitis es una enfermedad exótica en Argentina, que genera virosis febriles y afecta al ganado equino con una tasa de letalidad del 90 % luego de enfermarse con la variante Este, mientras que con la variable Oeste sólo entre un 20 a 30 % puede llegar a morir, pero en la mayoría de los casos quedan convalecientes y algunos con secuelas.

Por último, en la variante Venezuela, que nunca estuvo presente en el país suramericano, la tasa de mortalidad varía entre el 40 y 90 % y los caballos supervivientes también pueden quedar con convalecientes y con secuelas.

De acuerdo con el Senasa, este virus afecta mayoritariamente a vertebrados, entre ellos equinos y humanos, ya que funcionan como huéspedes terminales y son transmitidos por vectores como los mosquitos durante el verano.

“La información epidemiológica actualizada de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA) indica que no puede descartarse que algunos equinos desarrollen una viremia transitoria mayor que la concentración mínima para infectar un mosquito, por lo que pueden amplificar el virus temporariamente en los lugares donde se concentran las poblaciones de equinos y mosquitos”, informó en el comunicado.

El sábado pasado, la entidad sanitaria detectó sintomatología nerviosa y mortandad en las ciudades de Lavalle (Corrientes) a orillas del río Paraná y en San Cristóbal en el centro de la provincia santafesina, además de casos sospechosos en Entre Ríos y Córdoba, que todavía están bajo estudio.

CONTROL Y PREVENCIÓN 

“Como medida sanitaria inmediata, extraordinaria, excepcional y de contención, hasta tanto se cuente con mayor información de la tipificación viral y epidemiológica, resulta necesario restringir al mínimo los movimientos de los equinos para disminuir las probabilidades de diseminación de enfermedades”, remarcó el Senasa en el documento.

Fuentes de la entidad sanitaria indicaron a EFE que en estos momentos se está llevando adelante una “reunión especial” de la Comisión Nacional de Salud Equina para evaluar la situación actual ante la necesidad de controlar el bienestar de la especie equina.

Por otra parte, indicaron urgencia en el control de la población de mosquitos mediante el uso de productos autorizados para evitar la enfermedad, contagio y diseminación, así como la vacunación, control e incremento de las medidas de higiene y desinfección del ganado equino.

Para esto, Senasa está coordinando disponibilidad inmediata y mayor distribución de vacunas con las cámaras veterinarias del país.