Santo Domingo 29°C/30°C scattered clouds

Suscribete

UNICEF alerta del "enorme impacto" sobre los niños de los devastadores terremotos en Turquía y Siria

Un niño se asoma en el campo de Killi, cerca de la frontera con Turquía

Foto de ARCHIVO| UNICEF| ABDALLAH SAAD

Un niño se asoma en el campo de Killi, cerca de la frontera con Turquía Foto de ARCHIVO| UNICEF| ABDALLAH SAAD

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha alertado este martes del "enorme impacto" sobre los niños de los devastadores terremotos registrados el lunes en el sur de Turquía, cerca de la frontera con Siria, antes de resaltar que "miles" de viviendas han sido destruidas, forzando a familias a quedar expuestas "a los elementos" en medio de un duro invierno.

"Es el terremoto más potente en la región en casi cien años y ha tenido lugar en el peor momento para niños y familias vulnerables en las zonas afectadas", ha lamentado el portavoz de UNICEF, James Elder. "Miles de casas han quedado destruidas, desplazando a familias y dejándolas expuestas a los elementos en un momento del año en el que las temperaturas habitualmente caen por debajo de los ceros grados y la nieve y las heladas son comunes", ha especificado.

Así, ha manifestado que "las familias desplazadas en el noroeste de Siria y las familias refugiadas sirias que viven en asentamientos informales en Turquía figuran entre los más vulnerables". "Ya había una situación de emergencia en el noroeste de Siria. Las comunidades hacen frente a un brote de cólera y a fuertes lluvias y nieve", ha apuntado.

Elder ha incidido por ello en que "en este contexto, y tras más de una década de conflicto, este terremoto es absolutamente insoportable". "Si bien aún no tenemos cifras verificadas, sabemos que múltiples escuelas, hospitales y otras instalaciones médicas y educativas han sufrido daños o han quedado destruidas por los terremotos", ha valorado.

Por ello, ha detallado que el "foco inmediato" en el caso de la respuesta en Siria es "garantizar que los niños y familias afectadas tienen acceso a agua potable y servicios de higiene, que son clave para evitar enfermedades en los primeros días de una crisis", así como trabajos de protección social, incluidos "esfuerzos par identificar a niños separados y ni acompañados y reunirlos con sus familiares, así como darles ayuda psicológica".

Entre los ejes de acción figuran también la educación, para "garantizar que los niños pueden volver a las clases en cuanto sea seguro"; la entrega de suministros médicos, para lo que UNICEF "intenta rellenar los huecos inmediatos para todos los suministros a través de los almacenes en Líbano y Jordania"; y la entrega de suministros nutricionales "a los teatros de operaciones".

"La población desplazada en Siria necesita alimentos y servicios nutricionales esenciales. Garantizar las necesidades de nutrición de niños de menos de dos años y embarazadas es crucial para evitar un mayor deterioro de su situación nutricional", ha dicho Elder, que ha apuntado que la respuesta está siendo coordinada con otras agencias de la ONU y socios para movilizar suministros de toda la región.

En el caso de Turquía, UNICEF está centrando sus esfuerzos "en operaciones de búsqueda y rescate". "UNICEF se está coordinando con el Gobierno y la Autoridad de Gestión de Desastres y Emergencias (AFAD) en torno a las necesidades emergentes vinculadas a una respuesta humanitaria más amplia". "Nuestro apoyo incluye kits de higiene, sábanas y ropa de invierno", ha zanjado.

Durante la jornada del lunes, la directora ejecutiva de UNICEF, Catherine Russell, lamentó que las imágenes en Siria y Turquía tras los terremotos "son desgarradores". "Que el primer terremoto haya sido tan temprano, cuando muchos niños seguían durmiendo, lo ha hecho más peligroso todavía, y las réplicas siguen trayendo riesgos", explicó.

"Nuestros corazones y nuestros pensamientos están con los niños y familias afectados, especialmente con aquellos que han perdido a sus seres queridos o han resultado heridos. Nuestra prioridad inmediata es garantizar que los niños y familias afectados reciban el apoyo que necesitan tan desesperadamente", remachó Russell, según un comunicado publicado por el organismo.

El terremoto ha causado cerca de 3.500 muertos en Turquía, cerca de 810 en las zonas de Siria controladas por el Gobierno de Bashar al Assad y otros 790 en zonas de las provincias de Idlib y Alepo (noroeste) que se encuentran en manos de rebeldes, según diversos balances publicados durante las últimas horas.

Tags relacionados