Listin Diario Logo
26 de enero 2023, actualizado a las 04:11 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales martes, 22 de noviembre de 2022

Cerca de 100 personas secuestradas en un ataque en el noroeste de Nigeria

El ataque se produjo en varias localidades del estado de Zamfara, como Kanwa o Maradun, así como en otras aldeas más pequeñas.

  • Cerca de 100 personas secuestradas en un ataque en el noroeste de Nigeria

    Foto de archivo

EFE
Nigeria

Cerca de un centenar de personas fueron secuestradas el pasado fin de semana en el noroeste de Nigeria durante un ataque de hombres armados aún sin identificar -comúnmente conocidos en Nigeria como "bandidos"-, informó hoy a EFE un líder de la sociedad civil.

"Muchas de las personas secuestradas son mujeres y niños, incluidos algunos bebés", dijo este martes a EFE el secretario de la Coalición de Grupos de la Sociedad Civil del Zamfara, Attahiru Muhammed.

El ataque se produjo en varias localidades del estado de Zamfara, como Kanwa o Maradun, así como en otras aldeas más pequeñas.

Según Muhammed, los atacantes llegaron en gran número a esas localidades, donde entraron casa por casa para secuestrar a sus víctimas.

"Numerosas personas han abandonado esa zona. Los agricultores también han abandonado sus cultivos", señaló el representante de la sociedad civil.

"Algunos han huido a Gusau (la capital del estado de Zamfara), mientras que otros han preferido escapar a otros estados por la ausencia de seguridad. La situación es realmente mala en estos momentos", lamentó Muhammed.

Los estados del centro y noroeste de Nigeria sufren ataques incesantes por parte de "bandidos", término usado localmente para nombrar a las bandas criminales que cometen asaltos, robos y secuestros masivos para lograr lucrativos rescates.

A principios de este mes, un grupo de bandidos armados secuestró al menos a setenta personas en las localidades de Zurmi, Bukkuyum, Bungudu y Maru, también ubicadas en el estado de Zamfara.

La violencia continúa a pesar de las reiteradas promesas del presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, de acabar con el problema y del despliegue de fuerzas de seguridad adicionales en la zona.

A esta inseguridad en el noroeste de Nigeria se suma la registrada desde 2009 en el noreste por el grupo yihadista Boko Haram y, desde 2016, por su escisión, el Estado Islámico en la Provincia de África Occidental (ISWAP, por sus siglas inglés).