Amnistía Internacional llama al movimiento olímpico a "no ser cómplice de la represión en China"

  • Amnistía Internacional.

Europa Press
Madrid, España

Amnistía Internacional ha lanzado una campaña para liberar a cinco personas encarceladas en China por "expresar opiniones políticas" y "defender los derechos humanos" bajo el lema 'Pekín 2022 se pasa la libertad de expresión por los aros', por lo que llama al movimiento olímpico a "no ser cómplice de la represión en China", según ha informado la propia organización este miércoles.

"La organización pide la liberación de cinco personas que ejemplifican la maquinaria de censura a la disidencia que llevan a cabo las autoridades chinas. La comunidad internacional no puede ser cómplice de este intento de lavado de imagen a través del deporte y el COI debe proteger mejor los derechos de los atletas tras el caso de la tenista Peng Shuai. Amnistía Internacional organizará falsas ceremonias de inauguración y entregas de medallas en 14 ciudades de España", expresó la organización en un comunicado.

Amnistía Internacional se refiere a la encarcelación de una periodista que informó sobre el inicio de la pandemia en Wuhan, un monje tibetano que expresaba opiniones políticas en su web, una defensora de derechos humanos que denunció casos de tortura, un académico que proponía medidas para acabar con la discriminación de su etnia y un abogado desaparecido desde hace tres años.

El próximo 4 de febrero darán comienzo los Juegos Olímpicos de Invierno en China y Amnistía Internacional pide a las Federaciones y a los y las deportistas y a la comunidad internacional que "aproveche esta oportunidad para recordarle al gobierno chino la obligación de respetar los derechos humanos, en particular el de la libertad de expresión".

El director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán, apuntó que las autoridades chinas buscan con estos Juegos "reforzar su condición de superpotencia y desviar la atención sobre la pésima situación de los derechos humanos en el país". "Tratan de lavar así su imagen internacional. Pero ni los aros olímpicos pueden tapar el trágico historial de represión en este país", defendió.

Por su parte, el investigador sobre China de Amnistía Internacional, Alkan Akad, señaló que la audiencia mundial de los Juegos "no puede ignorar deliberadamente lo que ocurre en China". "Hay abogados y activistas encarcelados por su trabajo pacífico; sobrevivientes de agresiones sexuales a quienes se castiga por denunciar; se estima que cada año se ejecuta a miles de personas", añadió.

Por ello, en 14 ciudades de España, entre ellas Madrid, Barcelona, Valencia, Murcia, León o Vitoria, activistas de Amnistía Internacional organizarán a partir de hoy diversos actos de denuncia en espacios públicos. Así, tendrán lugar simulacros de ceremonias de inauguración y entrega de medallas.

Además, Amnistía Internacional pide al Comité Olímpico Internacional (COI) que asegure que se cumplen las garantías de manifestación durante la celebración del evento y dé a conocer públicamente sus políticas y prácticas en materia de derechos humanos antes y durante los Juegos.

Asimismo, la sección española de la organización solicita al Comité Olímpico Español (COE) que no solo proteja el derecho de los deportistas que quieran expresar su compromiso con los derechos humanos, sino que , tal y como dice el comunicado, además informe a toda la delegación nacional de cuál es la situación de los derechos humanos en China.