Seis muertos y 20 desaparecidos tras desprendimiento de rocas en lago de Brasil

AFP
Brasil

Al menos seis personas murieron y se estima que otras 20 estaban desaparecidas en Brasil tras el derrumbe este sábado de un despeñadero sobre varias lanchas turísticas en un lago del interior de Minas Gerais (sudeste), informaron los bomberos.

"Tenemos seis muertos confirmados hasta ahora", dijo el portavoz de los bomberos de Minas Gerais, Pedro Aihara, en un video grabado y enviado a periodistas la noche del sábado.

El comandante de los bomberos, Edgard Estevo da Silva, había informado poco antes en conferencia de prensa que "la estimación actual es de 20 personas desaparecidas", además de 32 que resultaron heridas.

El sábado a mediodía, un gran fragmento rocoso se desprendió de un barranco y cayó, perpendicular, encima de tres lanchas que paseaban por el lago Furnas, una región turística de Minas Gerais.

En dramáticos videos compartidos en las redes sociales se puede ver el momento exacto en que el macizo se desprende y cae sobre las embarcaciones, ante el pánico de quienes presencian la escena desde las otras lanchas.

Otro de los registros muestra el minuto previo al derrumbe, en el que varias personas advierten que "están cayendo muchas piedras" y piden a gritos a los ocupantes de las otras lanchas que se alejen del paredón.

El presidente Jair Bolsonaro compartió en sus redes algunos de estos videos e informó que "apenas ocurrió el lamentable desastre", la Marina brasileña se trasladó al lugar y "está actuando en el rescate de víctimas y transporte de heridos".

Alerta por lluvias 

Al menos 32 personas resultaron heridas, nueve de las cuales debieron ser hospitalizadas, según los bomberos, que movilizaron varios equipos de rescate, incluyendo una brigada de buzos.

Los buzos interrumpieron la búsqueda durante la noche por razones de seguridad, pero otros rescatistas continuaban trabajando en el lugar, informó la corporación.

El número de desaparecidos fue estimado en base a "informaciones de testigos, agencias de turismo y familiares", precisó el coronel Estevo.

Las causas del derrumbe todavía están siendo investigadas, pero las intensas lluvias que han caído los últimos días en el sudeste de Brasil favorecieron el desprendimiento, según los bomberos.

El departamento de Defensa Civil Nacional emitió el viernes una alerta meteorológica para cuatro estados brasileños -Goiás, Minas Gerais, Espírito Santo y Rio de Janeiro- por lluvias fuertes durante el fin de semana.

En Minas Gerais los bomberos atendieron en las últimas 24 horas un centenar de llamados relacionados a las lluvias, sin víctimas fatales hasta el momento. 

La región de Capitolio, a 300 km de la capital Belo Horizonte, atrae a numerosos turistas brasileños con sus paredones de rocas y cascadas que rodean las verdes aguas del lago Furnas, formado por la represa hidroeléctrica con el mismo nombre.

La Defensa Civil Nacional recomendó a las autoridades locales suspender los paseos turísticos en el lugar "para evitar la exposición de personas a nuevos riesgos" y exhortó a los turistas a evitar este tipo de actividades en regiones afectadas por tempestades.

Desde noviembre, una serie de tormentas y un volumen de lluvias muy por encima de lo normal provocaron severas inundaciones en el estado de Bahia (noreste), que dejaron 25 muertos y decenas de miles de desplazados.