Miami aprueba plan de 90 millones para combatir el aumento del crimen armado

  • Foto externa, Bolsonaro. 

EFE
Miami

 El condado de Miami-Dade, Florida (EE.UU.), que ha visto un incremento de la violencia con armas en las últimas semanas, con al menos dos tiroteos masivos, aprobó este martes un presupuesto de 90 millones de dólares para combatir el crimen a través de programas comunitarios.

El "Plan de paz y prosperidad", propuesto por la alcaldesa del condado, Daniella Levine Cava, será a largo plazo e incluye el seguimiento de la delincuencia por internet y, entre otros aspectos, la instalación de cámaras de vigilancia en las empresas que lo acepten.

Durante una reunión este martes, los concejales de Miami-Dade aprobaron el presupuesto de 90 millones de dólares para echar a andar el plan, aunque la primera fase del mismo, que incrementó la vigilancia policial en las calles, ya entró en vigor la pasada semana con la "Operación Calor de verano".

"En solo los primeros 3 días de esta operación, el fin de semana pasado se realizaron 146 arrestos en total y se retiraron de la calle 61 armas de fuego solo por este aumento en la aplicación de la ley", resaltó la alcaldesa.

Mientras, la policía de Miami-Dade, en el sur de Florida, continúa con la investigación para dar con los responsables de un tiroteo ocurrido el domingo pasado en los exteriores de un local en Kendall, al suroeste de Miami, donde se celebraba una fiesta de graduación.

En el tiroteo perdieron la vida tres personas, entre ellas Tyleisha Taylor, de 20 años, una oficial de correccionales de Florida que pasaba por el lugar, según creen las autoridades.

De acuerdo con las fuerzas del orden, los atacantes, no identificados, se acercaron en un par de vehículos al estacionamiento de la zona comercial y al menos uno de ellos empezó a disparar a quienes salían del local.

Los otros dos fallecidos son dos hombres que huyeron del lugar de los hechos en un automóvil que se estrelló contra un muro.

El suceso del domingo ocurrió exactamente una semana después de otro ataque armado contra varias personas que salían de un concierto de música urbana en el salón de banquetes El Mula, en la ciudad de Hialeah, aledaña a Miami, y que dejó tres muertos y al menos 20 heridos.

Todavía se desconoce la identidad de los atacantes, aunque la Policía trabaja en su búsqueda a partir de grabaciones de cámaras de seguridad.

"Estamos viendo un (aumento del) crimen como nunca antes lo habíamos visto", dijo Freddy Ramirez, director de la policía de Miami-Dade, citado por CBS4 News.

"Lo que normalmente se manejaría en el patio de una escuela o tal vez con una pelea a puñetazos o un empujón a las taquillas, no, estos problemas que surgieron en las redes sociales se resolvieron con rifles de asalto, pistolas, un ataque coordinado", añadió Ramírez, quien puso como ejemplo el tiroteo masivo del fin de semana pasado en Kendall.

"El plan apunta a las áreas más afectadas por la violencia armada y creará nuevos caminos para los jóvenes de mayor riesgo, comenzando de inmediato este verano, porque no hay tiempo que perder", señaló en Twitter Levine Cava.

"Estamos listos para ponernos manos a la obra hoy para invertir en una comunidad más segura y próspera ahora y en el futuro", afirmó.