PolĂ­ticos de Florida piden al Gobierno que levante restricciones a cruceros

  • Foto de archivo. 

EFE
Estados Unidos

Los congresistas del sur de Florida María Elvira Salazar y Carlos Giménez, y la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, pidieron este viernes al Gobierno estadounidense que permita la reactivación de la industria de los cruceros para que Miami vuelva a ser "la capital mundial" de esta industria.

El reclamo de los políticos se da un día después de que el gobernador del estado, Ron DeSantis, anunciara que Florida había demandado al Gobierno federal y a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) por las fuertes restricciones impuestas al sector de cruceros.

Los CDC actualizaron la semana pasada las medidas que rigen por la pandemia para los cruceros desde puertos de EE.UU., pero mantuvieron la recomendación a la población de no embarcarse por placer.

La industria de los cruceros se encuentra paralizada desde hace más de un año en los puertos estadounidenses debido a la pandemia de la Covid-19.

"Ninguna otra industria está siendo tan frenada por el Gobierno federal como la de las líneas de cruceros, que deberían poder operar si cuentan con los protocolos de seguridad adecuados", señaló la republicana Salazar en una rueda de prensa en PortMiami, junto a un muelle donde atracan estos grandes barcos.

A Salazar se unió el también republicano Giménez, exalcalde de Miami-Dade, quien lamentó que Miami haya perdido "el estatus de capital mundial de los cruceros" luego de que en marzo de 2020 los CDC cancelasen las actividades del sector por la pandemia de la Covid-19.

Levine Cava, por su parte, puso énfasis en que el condado no puede perder esta industria de vital importancia económica.

"No podemos permitirnos perder esta industria, y esto es a lo que, lamentablemente, nos enfrentamos", señaló la alcaldesa demócrata al asegurar que Miami-Dade "está listo y tiene un plan" para reactivar la actividad de los cruceros.

La demanda de Florida contra los CDC del país y el Gobierno del demócrata Joe Biden busca reactivar esta industria que se siente castigada y en desventaja frente a otras actividades turísticas.

Entre tanto, la fiscal general de Florida, Ashley Moody, quien dijo que la demanda se presentó este jueves, detalló que el 60 % de los cruceros del país salen de Florida, lo que representa unos 8.000 millones de dólares a la economía estatal.

Los CDC interrumpieron la navegación en puertos del país a partir del 14 de marzo de 2020 y han prolongado la suspensión hasta el 1 de noviembre próximo.

En su más reciente informe, la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, en inglés), que representa al 95% de las compañías con cruceros oceánicos, calificó de "devastadoras" las pérdidas por la Covid-19.

Entre marzo y septiembre de 2020 se presentaron pérdidas globales de 77,000 millones de dólares, 23,000 millones de dólares en salarios y 518,000 puestos de trabajo debido a la pausa de las navieras, según CLIA.