Listin Diario Logo
23 de junio 2021, actualizado a las 12:31 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales martes, 09 de junio de 2020

Norcorea dice que cortará canales de comunicación con el Sur

  • Norcorea dice que cortará canales de comunicación con el Sur

    Una visitante con una bandera surcoreana utiliza los prismáticos para ver el Norte, en el Imjingak Pavilion en Paju, Corea del Sur, el 9 de junio de 2020. (AP Foto/Lee Jin-man)

AP
Seúl, Corea del Sur

 Corea del Norte anunció que cortará todos los canales de comunicación con el Sur a mediodía del martes, aumentado la presión sobre Seúl por no impedir que activistas lancen panfletos contra Pyongyang a través de la tensa frontera que comparten.

El gobierno liberal de Corea del Sur, que respalda mantener grandes vínculos con el Norte, respondió a la advertencia repitiendo que trabajará para restaurar la paz en la Península de Corea.

La relación entre las dos naciones se ha tensado durante el largo estancamiento de la diplomacia nuclear entre Pyongyang y Estados Unidos. Algunos expertos dicen que Corea del Norte podría estar creando tensiones de forma deliberada para reforzar la unidad interna o lanzar una mayor provocación ante las persistentes sanciones lideradas por Washington.

Según la Agencia Central de Noticias norcoreana (KCNA, por sus siglas en inglés), las líneas de comunicación transfronterizas se cortarán en “el primer paso de la determinación para cerrar completamente todos los medios de contacto con Corea del Sur y deshacerse de cosas innecesarias”.

La decisión fue tomada por Kim Yo Jong, la poderosa hermana del líder norcoreano, Kim Jong Un, y por Kim Yong Chol, un exjefe de la inteligencia militar que, según Seúl, estaría detrás de dos ataques de 2010 en los que murieron 50 surcoreanos, agregó la agencia.

“Las autoridades surcoreanas se confabularon en actos hostiles de la gentuza (contra el Norte), mientras trataban de esquivar una gran responsabilidad con malas excusas”, apuntó KCNA. “Deberían ser obligados a pagar un alto precio por esto”.

Desde hace años, activistas conservadores surcoreanos, incluyendo desertores norcoreanos que viven en el país, lanzan a través de la frontera grandes globos con folletos criticando a Kim Jong Un por sus ambiciones nucleares y su pésimo historial de derechos humanos. La propaganda lleva años siendo una fuente de tensión entre las dos naciones ya que Pyongyang la ve como un intento de socavar el liderazgo de Kim.

La semana pasada, Kim Yo Jong calificó a los desertores de “escoria humana” y “perros mestizos” cuando el Norte amenazó también con cerrar definitivamente una oficina de enlace y un parque empresarial conjunto, además de anular el acuerdo militar intercoreano de 2018 para reducir las tensiones.

Los ciudadanos de Corea de Norte participaron recientemente en una serie de manifestaciones masivas contra el gobierno de Seúl, actividades que Pyongyang suele organizar en momentos de tensión con el mundo exterior.

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur, que gestiona las relaciones con el Norte, dijo que los canales transfronterizos directos deberían mantenerse ya que son el medio básico de comunicación entre las dos naciones. El gobierno surcoreano tratará de mantener la paz mientras respeta los acuerdos intercoreanos, agregó.

Los países tienen varias líneas directas telefónicas y de fax pero impiden que los ciudadanos de a pie intercambien llamados telefónicos, cartas y correos electrónicos. Una de esas líneas telefónicas directas conecta a Kim Jong Un con el presidente del Sur, Moon Jae-in, y se estableció tras su cumbre en 2018 aunque los líderes no la han empleado nunca públicamente.

Funcionarios de las dos coreas suelen intercambiar mensajes breves dos veces al día por canales de nivel inferior para comprobar que funcionan con normalidad, aunque no haya problemas importantes entre sus gobiernos. Cuando funcionarios surcoreanos contactaron por al menos cuatro canales el martes en la mañana, sus homólogos norcoreanos no resppndieron, dijo el gobierno de Seúl.

No es la primera vez que el Norte amenaza con cortar la comunicación. En ocasiones anteriores, el Norte no respondió a llamadas ni a mensajes de fax del Sur durante un largo periodo de tiempo antes de restaurar los contactos cuando se aliviaron las hostilidades.