Listin Diario Logo
25 de enero 2020, actualizado a las 08:32 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales miércoles, 25 de septiembre de 2019

Venezuela: oficialismo regresa al Congreso luego de dos años

  • Venezuela: oficialismo regresa al Congreso luego de dos años
AP
Caracas

Entre fallidos intentos de boicotear la sesión, la bancada oficialista retornó el martes a la Asamblea Nacional venezolana luego de más de dos años de enfrentamientos con la mayoría opositora de ese cuerpo. La situación ocurrió en el marco de un diálogo promovido por el gobierno con fuerzas minoritarias que busca debilitar al líder opositor Juan Guaidó.

Luego de cinco horas de debate dominado por mutuos señalamientos de violaciones a la constitución y el no reconocimiento de algunos diputados oficialistas que salieron del Congreso para ejercer a cargos públicos, el bloque opositor integrado por 95 diputados impuso con comodidad la agenda de discusión sobre las precarias condiciones de los jubilados, y se aprobó un acuerdo para ratificar la vigencia del parlamento y la inmunidad parlamentaria pese a las críticas del oficialismo, que exigía debatir los supuestos vínculos de Guaidó con el grupo delictivo colombiano "Los Rastrojos".

Aunque el oficialismo cuenta con 54 diputados, sólo 38 asistieron a la sesión. Entre los congresistas ausentes estaba Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, quien es identificado como el segundo hombre más poderoso del oficialismo luego del mandatario Nicolás Maduro.

Al celebrar el retorno de los diputados oficialistas, Guaidó los instó a hablar sobre las propuestas de "elecciones libres" y "separación de cargos" para encontrar una salida a la compleja crisis que golpe a la nación suramericana. También planteó durante un breve discurso que el Congreso debe asumir "plenas facultades" para "normalizar la vida democrática".

"Estamos listos para buscar una solución", agregó.

Por su parte, el diputado oficialista Pedro Carreño rechazó que no se reconociera a algunos de sus colegas, que salieron de sus cargos para ocupar algunos ministerios, y sostuvo que la Asamblea Nacional no tiene facultad para decidir sobre eso porque está en "desacato" de las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia, que es controlado por el gobierno.

Carreño dijo que la Sala Constitucional del máximo tribunal es la que debe decidir sobre ese tema.

En respuesta a Carreño, el diputado opositor Henry Ramos Allup recordó que un diputado pierde su investidura al aceptar un cargo público. "Esa Sala Constitucional es irrita, está en desacato, porque se conformó con magistrados express designados entre gallos y medianoche por la anterior Asamblea", sostuvo.

Los oficialistas se retiraron sin ningún tipo de autorización del Congreso en 2017 luego de acusar a la oposición de desacatar decisiones del Tribunal Supremo de Justicia y de que algunos diputados se postularan para integrar la Asamblea Nacional Constituyente -integrada por el oficialismo- y dirigir algunas gobernaciones y ministerios.

La reincorporación de la bancada oficialista se da como parte de un acuerdo al que llegó el gobierno este mes con un grupo de partidos minoritarios opositores, sin mayor respaldo popular, dejando al descubierto las fracturas entre los sectores adversos a Maduro.

Entre las primeras acciones que se lograron el marco del acuerdo estuvo la excarcelación la semana pasada del primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, quien había sido detenido en mayo por respaldar a Guaidó durante el fallido alzamiento militar del 30 de abril.

El bloque que respalda a Guaidó ha descartado que el regreso de los oficialistas pueda representar la pérdida del control del Congreso.

La mayoría opositora de la Asamblea Nacional dio la semana pasada un espaldarazo al líder opositor de 36 años al aprobar un acuerdo de "respaldo irrestricto" al político para que continúe dirigiendo el Congreso y se mantenga en el cargo de presidente interino "hasta que se produzca el cese de la usurpación".

Guaidó asumió el 5 de enero la dirección de la Asamblea Nacional y semanas después se declaró presidente encargado de Venezuela logrando el reconocimiento de más de medio centenar de países, entre ellos Estados Unidos. A inicios de año la mayoría opositora del Congreso declaró que Maduro estaba usurpando el cargo porque había sido reelecto en mayo de 2018 en comicios a los que considera fraudulentos.