Listin Diario Logo
20 de noviembre 2019, actualizado a las 07:42 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales jueves, 16 de mayo de 2019

A DISTANCIA

El aumento de la tensión en el Golfo Pérsico

  • El aumento de la tensión en el Golfo Pérsico
Adolfo Valenzuela
adolfo.valenzuela@listindiario.com

Si se pretende que haya un conflicto a gran escala entre Estados Unidos e Irán, a propósito de las últimas medidas tomadas por ambas naciones, cada una “defendiendo sus intereses”, puede estar seguro de que se trata de una “cortina de humo”.

En esa región hay demasiado peligro, odio y enemistad para que brote una guerra adicional a la de Siria, que causaría miles de víctimas y el largo plazo podría superar por mucho al conflicto sirio.

Las distancias son cortas, muy cortas, y en caso de que alguien inicie los enfrentamientos, los primeros que sufrirán daños inmediatos serán Israel y Arabia Saudita, ambos aliados de la Casa Blanca.

La inquietud empezó cuando Donald Trump decidió retirarse del acuerdo nuclear con Teherán. Quizás no perfecto, pero se mantenía bajo control las intenciones de los ayatolás de “enriquecer uranio para fines pacíficos”, una perorata que nadie se la creyó nunca.

Hoy, el informe de que

Irán representa una amenaza para las tropas del Norte, luce poco convincente, tanto así que el británico Christopher Ghika, jefe de la coalición internacional que lucha contra los extremistas del Estado Islámico, consideró que “no han detectado ningún nivel de amenaza”.

 Por supuesto, ante sanciones impuestas siempre hay respuestas. Washington ha prohibido que países cercanos a Teherán realizarán negociaciones en cualquier ámbito, Irán decidió también planteó retirarse del pacto nuclear.

Mientras tanto, incumplirá algunas normas que aun están vigentes, a lo que se opone la Rusia de Vladimir Putin.

La Unión Europea se ha distanciado de Washington y China se ha aliado con Rusia, a pesar de sus diferencias, por lo menos en política exterior.

Con el guerrerista John Bolton como asesor de Seguridad Nacional en el gabinete de Donald Trump, todo puede suceder, pero debe recordarse que el Irán actual no es el Irak de Saddam Hussein, y los enemigos están mejor equipados.