ECUADOR ASSANGE

Defensa de Assange denunciará en Ecuador supuesto espionaje de españoles

  • Foto / EFE

EFE
Quito

La defensa de Julian Assange denunciará el lunes ante la Fiscalía General ecuatoriana el espionaje por parte de ciudadanos españoles y funcionarios ecuatorianos al que supuestamente fue sometido el fundador de WikiLeaks en la embajada de Ecuador en Londres, donde estuvo asilado desde 2012.

Así lo confirmó este domingo a Efe uno de los abogados que integra la defensa legal del australiano, que no dio más detalles acerca del contenido del escrito de denuncia.

La decisión sigue a informaciones aparecidas en medios españoles que indican que la Policía de ese país investiga si una agencia de comunicación española está detrás de la venta de unos vídeos grabados a Assange durante su estancia como asilado en la Embajada ecuatoriana en Londres.

El propio activista australiano denunció ante la Audiencia Nacional de España a cuatro individuos de nacionalidad española, de los que ha trascendido que tres de ellos son oriundos de la provincia de Alicante (sureste), así como a la compañía de seguridad ecuatoriana Promsecurity, que estaría involucrada en los hechos.

De acuerdo con medios españoles, esa empresa -que se presume estaba a cargo de la seguridad en la sede diplomática ecuatoriana- habría extorsionado al fundador de WikiLeaks y solicitado 3 millones de euros (unos 3,3 millones de dólares) a cambio de no difundir imágenes contenidas en esas cintas.

Interpelada la Cancillería ecuatoriana, una portavoz indicó que ese ministerio "no se va a pronunciar al respecto".

Assange estaba refugiado en la embajada de Ecuador en la capital británica desde junio de 2012 para evitar su extradición a Suecia, que por entonces solicitaba su entrega por presuntos delitos sexuales.

Ecuador retiró el pasado 11 de abril el asilo al fundador de WikiLeaks por violar acuerdos internacionales, un protocolo especial de convivencia y participar en una supuesta trama de desestabilización institucional.

La policía británica se llevó entonces detenido a Assange de la embajada ecuatoriana, donde estuvo asilado ante el temor de ser extraditado a EE.UU., país que le reclama por los documentos secretos que divulgó en 2010 sobre las guerras de Irak y Afganistán, entre otros asuntos.

Assange interpuso varias acciones de protección contra Ecuador por supuesta vulneración de sus derechos cuando se encontraba refugiado en la Embajada en Londres, que fueron rechazadas por la Justicia ecuatoriana.