Santo Domingo 18°C/20°C clear sky

Suscribete

ALABAMA

Ley antiinmigrantes golpea más a latinos

LA LEGISLACIÓN PROVOCA UN ÉXODO MASIVO EN ESTADO

La draconiana ley antiinmigrantes de Alabama golpea sobre todo a los hispanos, tanto ilegales como legales, obreros, campesinos y pequeños comerciantes, incluso a ojos de otros inmigrantes sin papeles. “La ley es para todos los inmigrantes sin papeles pero es a nosotros, los mexicanos o centroamericanos, los que nos molestan”, dijo a la AFP Azuzena Santillano, una mujer de 33 años de Durango, dueña de un almacén de productos latinos entre Tuskegee y Auburn, pueblos al este de Montgomery, la capital de Alabama. Santillano abrió su negocio en julio y en septiembre aprobaron la ley contra la inmigración indocumentada, la más dura en Estados Unidos, que ha provocado un éxodo masivo entre los 130.000 sin papeles que tenía Alabama antes de la entrada en vigor de la legislación el 28 de septiembre, según estimación del Centro Pew Hispanic. “Antes de que aprobaran la ley se había ido gente, pero luego se fueron muchísimos, me he quedado sin clientes casi”, dijo, Santillano, que paga una renta de casi 3.000 dólares mensuales por su local. El comercio de Santillano queda en un centro comercial donde hay un restaurante chino y un spa de uñas de vietnamitas: “Todos somos extranjeros, y ellos tienen los mismos problemas para sacar papeles, pero todos sabemos que la policía a ellos no los molesta”. Los inmigrantes chinos no quisieron hablar de la ley, al ser consultados por la AFP, mientras Anthony, uno de los empleados vietnamitas del local de cuidados de uñas dijo: “Son las reglas del país y hay que andar con ciudado, pero nosotros no tenemos problemas”. Una pareja india que administra uno de los moteles de carretera de la zona también se mostró contrariada por la ley, pero no la perciben como una amenaza a su gente. (+) COMERCIANTES DICEN QUE VAN A LA QUIEBRA Mientras, los gremios de agricultores y de la construcción denuncian una pérdida importante de trabajadores que está mermando sus negocios y pequeños comerciantes latinoamericanos van directo a la quiebra. Al norte de Tuskegee, en las afueras de Birmingham, Daniel Valencia, se dió como máximo un mes para decidir el cierre de su Taquería Valencia, un restaurante mexicano de 27 mesas, donde después del mediodía estaba él y un cocinero. “Nos pegó la crisis desde 2007 y desde principios de este año la cosa venía mejorando. Pero vino la ley y nos golpeó más duro que la crisis”, dijo Valencia que se quedó con dos meseros de cinco y un cocinero de tres después de que entró en vigor la ley el 28 de septiembre.

Tags relacionados