FOLCLOREANDO

¡Qué año más productivo!

  • Xiomarita Pérez

Xiomarita Pérez
Santo Domingo

Cuando escribo que ha sido productivo fue porque contribuí a eso, a dar a conocer la creatividad de los emprendedores que con su magia y actitud sacaron fuerza y entusiasmo para dinamizar la economía.

Gente que solo conocía por las redes nos topamos cara a cara y nos dimos un abrazo con sigilo, como a Lety Becerril, que vino a conocer nuestro país, me llamó y la invité a mi refugio sin planificación y le brindé lo único que tenía en el congelador, una sopa de vegetales sin ingredientes químicos, además de hablarme de su cultura mexicana.


Felicidad

Conocí a Ana Sabando, otra fiel seguidora dominicana residente en Boston, que hasta almorzamos dos veces juntas. Y cómo no voy a compartir mi felicidad cuando me escriben personas que luego conectamos personalmente y creen que solamente ellas sienten placer conocerme, desconociendo que a mí me pasa lo mismo, me emociona y es el mejor reconocimiento que me llena de energía incomparable, porque también tengo sentimiento y amo a esos paisanos que viven otro mundo en diferentes países.

Conversar

El 25 de diciembre me invitó una amiga a compartir el almuerzo con su familia y al día siguiente voy a un establecimiento comercial cerca de su residencia y se acerca un señor y me susurra “le quedan muy bien sus colores en el pelo” y le di las gracias y cuando le dije que me siguiera en las redes dándole mi nombre solo atinó a decirme “pero yo la sigo, usted es la periodista, la maestra de baile” y ya saben, entablamos cinco minutos de conversación y me sentí estupendamente feliz. Su nombre es José Santos.

Pequeñas cosas

Ayer conocí a Seneida Medina, otra dominicana que vive en España y que siempre está atenta a mis videos en vivo.
Y dirán los lectores “pero Xiomarita se conforma con cualquier cosa, es feliz con tan poca cosa”, pues sí, esas pequeñas cosas me recargan, me energizan, me ponen a vibrar, me conectan con la espiritualidad y reboso de emoción.