Listin Diario Logo
28 de octubre 2021, actualizado a las 07:08 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida lunes, 27 de septiembre de 2021

Versace y Fendi juntos en la Fashionweek de Milán, donde regresó la minifalda

Cada uno trabajó con los códigos de la otra marca para crear dos líneas bautizadas "Fendace" que estarán en las tiendas desde la primavera 2022

  • Versace y Fendi juntos en la Fashionweek de Milán, donde regresó la minifalda

    Fotos AP 

  • Versace y Fendi juntos en la Fashionweek de Milán, donde regresó la minifalda
AFP
Milán, Italia

La semana de la moda milanesa primavera/verano 2022 concluyó el lunes, dejando ver tendencias sexy con brasieres y minifaldas, y también una sorpresa y una polémica.

La sorpresa vino el domingo por la noche del doble desfile Fendi/Versace, un secreto bien guardado durante varias semanas.  

El pequeño mundo de la moda esperaba una colaboración, pero asistió a un verdadero intercambio de papeles entre los directores artísticos de ambas casas de moda. 

Donatella Versace concibió una colección para Fendi y Kim Jones creó una colección para Versace. Cada uno trabajó con los códigos de la otra marca para crear dos líneas bautizadas "Fendace" que estarán en las tiendas desde la primavera 2022.

La polémica surgió por la impresión de que se retorna a la búsqueda de la delgadez y la juventud, que el sector parecía haber superado en los últimos años cuando hacía desfilar modelos más llenas y de todas las edades.

Minifaldas, brasieres y bikinis, gran tendencia de la próxima temporada, se encontraban en todos los podios con un impulso liberador del cuerpo y un deseo de irse de fiesta.

Los comentaristas se conmocionaron por una moda que estará de nuevo acompañada por la angustia de los kilos de más e inspirada en el descomplique callejero.

Brasieres, bikinis y minifaldas 

La próxima temporada primavera/verano tendrá que tener en cuenta la presencia del brasier o de la parte alta del bikini llevados bajo vestimentas amplias y muy maculanas, como los blazers en Fendi, chaquetas de cuero en Prada y grandes trench en Missoni. 

En Ferragamo o Cavalli, el brasier se lleva con un pantalón amplio masculino.

Para Dolce&Gabbana, como para Versace, la referencia es a los comienzos de los años 2000 con tallas bajas, strings, tops bikinis y pantalonetas de baño que coquetean con la ropa íntima.

Luego de muchas temporadas caracterizadas por la tendencia al vestido completo o a la falda más abajo de la rodilla, ahora regresa el tiempo de la minifalda, presentada en diversos estilos sexys y en diversos materiales por Prada, Missoni, Cavalli, Ermanno Scervino y Francesca Liberatore.

Otra tendencia es el vestido llevado sobre un pantalón, lo que parece contradictorio con la minifalda. Este es el caso de las prendas mostradas por Fendi, Ferragamo o Emporio Armani.

En materia de motivos, dominaron las rayas horizontales y verticales, presentes en muchos podios.