Listin Diario Logo
28 de septiembre 2021, actualizado a las 06:05 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida jueves, 02 de septiembre de 2021

CULTURA

La Cooperativa: iniciativa de apoyo mutuo entre los artistas visuales dominicanos

Hasta el 15 de septiembre. Esta asociación de trabajadores del circuito del arte contemporáneo local invita a su segunda ronda de venta de obras en la que participan 31 artistas

  • La Cooperativa: iniciativa de apoyo mutuo entre los artistas visuales dominicanos

    Molida de pulpa negra, 2019, de Madeline Jiménez Santil. © Cortesía de La Cooperativa

  • La Cooperativa: iniciativa de apoyo mutuo entre los artistas visuales dominicanos
  • La Cooperativa: iniciativa de apoyo mutuo entre los artistas visuales dominicanos
  • La Cooperativa: iniciativa de apoyo mutuo entre los artistas visuales dominicanos
Yaniris López
yaniris.lopez@listindiario.com
Santo Domingo

Las publicaciones y tertulias sobre las artes visuales dominicanas suelen presentar un tema recurrente: las quejas de los artistas por la falta de apoyo desde el Estado a sus proyectos e iniciativas.

La crisis es más notoria hoy día a partir de la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus.  ¿Qué hacen los artistas para mantenerse a flote?

Recurrir a alternativas de apoyo mutuo como La Cooperativa, una asociación de trabajadores del circuito del arte contemporáneo local creada en 2020.

Sus fundadores, el artista Engel Leonardo y la curadora Yina Jiménez Suriel, comparten con Listín Diario cómo se sostienen y los objetivos de la asociación.


¿Qué circunstancias motivaron la creación de La Cooperativa y quiénes la integran?

El arte y la cultura son un sector de la economía en constante crisis en la República Dominicana. En una conversación que sostuvimos al inicio de la pandemia y la cuarentena estábamos muy preocupados por lo que pasaría con nuestra comunidad; sabiendo que todo empeoraría por la recesión general, entendimos que necesitábamos reaccionar con iniciativas que exigieran al Estado sus cuotas de responsabilidad con el sector o buscar una respuesta económica alternativa que partiera desde nuestra propia comunidad.

Sin dejar de ser críticos con el manejo de los fondos públicos y los escasos recursos destinados al sector, decidimos optar por la autogestión e iniciar La Cooperativa.
La Cooperativa está conformada por artistas y trabajadores del circuito de arte contemporáneo del país y sus diásporas.
 

Cuando se refieren al circuito del arte contemporáneo dominicano, ¿qué incluye? ¿Artistas, galerías…?

Un circuito de arte contemporáneo está conformado por todas las personas y organizaciones que trabajan con arte contemporáneo en un contexto específico, artistas, colectivos de arte, curadores, historiadoras, críticos, museógrafas, montajistas, bienales, festivales, espacios independientes, museos, centros culturales, publicaciones especializadas, coleccionistas, galerías, ferias...

¿Cómo se sostienen?  

La Cooperativa se sostiene a través de rondas de venta de obras que se activan una vez al año. Estas rondas son un conjunto de acciones con distintas mecánicas siempre alineadas a los objetivos generales de la iniciativa que son socializar recursos, gestionar apoyo mutuo para hacer frente a las necesidades de nuestra comunidad y generar espacios para la construcción de conocimientos colectivos.
Para cada ronda de ventas se invitan a artistas visuales contemporáneos dominicanos del país y las diásporas, en distintas etapas de sus carreras, quienes disponen de una o varias obras para ser ofrecidas en venta y donar el 50% de su valor a La Cooperativa.
Actualmente tenemos activa nuestra segunda ronda de ventas, con obras de 31 artistas y cuyo dossier puede ser solicitado a nuestro correo: lacooperativard@gmail.com.
Las personas interesadas en apoyar el proyecto deben tener pendiente que la ronda de ventas de obras cerrará el día 15 de septiembre.

¿Qué hacen con los fondos de las rondas de venta de obras?

Estos fondos son utilizados para llevar a cabo los dos programas gestionados por La Cooperativa hasta el momento, el Fondo Común Convite y el programa de intercambios caribeños de arte contemporáneo, Junta.
El año pasado por motivos de la recesión el fondo común Convite funcionó como un fondo de emergencia, se distribuyeron 36 partidas de RD$ 50,000 pesos entre artistas, curadores, gestores, escritores, activistas y proyectos editoriales.
Este año el fondo está destinado a la entrega de dos extensas becas de trabajo para artistas.
Cabe resaltar que esas becas de trabajo constituyen el primer fondo en el país destinado exclusivamente a la investigación y producción de arte contemporáneo.
El programa de intercambios Junta inició el pasado febrero con la participación del artista boricua Radamés Juni Figueroa, quien fue invitado a compartir con la comunidad artística dominicana y el público general a través de actividades organizadas a lo largo de las dos semanas que estuvo en el país. 

Los aportes de las artes visuales, como parte de la economía naranja, no son muy visibles (o tal vez valorados) en República Dominicana. Es decir, el público suele ver las artes visuales como una actividad hasta cierto punto lúdica, de creación subjetiva y voluntaria por parte de los artistas. Cuando los artistas hablan de que necesitan recibir más apoyo, ¿qué tipo de apoyo, específicamente, es que solicitan?

Lo subjetivo y lo voluntario están en el centro mismo de cualquier empresa o proyecto que crea el ser humano, por lo que esas no deben ser razones para desplazar la relevancia de las artes visuales dentro de una sociedad y su sistema económico.
Nosotros entendemos que la producción de artes visuales debe estar asumida e integrada al sistema económico y por lo tanto contar con la atención necesaria e incentivos por parte del Estado dominicano al igual que se hace con los demás sectores de la economía nacional.
En República Dominicana no existe una sola iniciativa específica desde el Estado para acompañar al circuito de arte contemporáneo, por lo que esas medidas son aún más urgentes.