Listin Diario Logo
06 de mayo 2021, actualizado a las 08:09 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida sábado, 10 de abril de 2021

ÁNIMO EN DOS MINUTOS

Vida con sentido

  • Vida con sentido
Luis García Dubus
Santo Domingo, RD

Un hombre se acerca a un pescador y entabla el siguiente diálogo:

- ¿Para qué pesca usted?

- ¡Hombre, qué pregunta! Pues para sacar peces.

- ¿Para qué?

- Para venderlos.

- ¿Para qué?

- Para comprar lo que necesito para vivir

- ¿Y para qué quiere usted vivir?

- Para poder pescar.

Lo anterior está referido en un libro de Giovanni Papini, antes de tener fe, él dijo de sí mismo que él era “un hombre que tenía repulsión por todas las creencias reconocidas...”. Sin embargo, reconocía como una triste estupidez que un hombre se dedicara a pescar, sólo para poder... seguir pescando.

Es como vivir para tomar unas buenas vacaciones y alimentarse bien para poder trabajar duro, y trabajar duro para poder tomar unas buenas vacaciones y alimentarse bien.

Eso no es vivir. A lo más cerca será sólo sobrevivir.

La última frase del evangelio en San Juan 20, 31 dice así: “Hemos escrito estas señales para que ustedes crean que Jesús es el Mesías, el hijo de Dios, y con esa fe, tengan vida gracias a Él”.

¿Qué vida es esta? ¿Cómo se distingue? ¿Cómo se manifiesta?

La fe de Víctor en el Señor le dio a él esa vida, note la diferencia:

“Mis metas, mis ilusiones, no son las mismas”, me contestó. “Mi paz, mi felicidad, mi tranquilidad no es la misma. Mi escala de valores no es la misma”.

Y añadió: “Estoy viviendo una vida con sentido. Una vida que vale la pena vivir, he recibido algo de incalculable valor: la paz del Señor”.

Giovanni Papini, cuando recibió la fe, escribió un libro titulado “Historia de Cristo”, donde declaró: “He descubierto a un Señor que nos ama más de lo que podemos amarnos a nosotros mismos”.

Ese Señor, que está vivo, y está dentro de usted, Él mismo dijo: “He venido para que tengan vida, y vida en abundancia”.

Una vida con sentido y la paz del Señor son los dos regalos que nos ofrece el Señor hoy.

La pregunta de hoy

¿Por qué es tan deseable la paz que da el Señor? ¿Qué tiene de especial?

La respuesta de Victor fue: “La paz que da el Señor es indescriptible. Es un bienestar que no sólo 'supera todo razonar' (Fil. 4,7), sino que es superior igualmente a cualquier otro bien, incluyendo la salud”.

“Esa paz es mejor que todo remedio habido y por haber, porque sana todo: Sí, sana todo, porque quita el miedo. El que recibe esa paz, ya no tiene miedo a nada”.

“El Señor está cerca, no se angustien por nada; en lo que sea, presenten sus peticiones... así la paz de Dios, que supera todo razonar, custodiará su mente y sus pensamientos por medio del Mesías Jesús” (Fil. 4,4-7).