Listin Diario Logo
19 de junio 2021, actualizado a las 12:03 AM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida martes, 23 de febrero de 2021

REALIDAD Y FANTASÍA

Cuaresma

  • Cuaresma
María Cristina de Carías
Santo Domingo, RD

Emma duró dos días con la cruz de ceniza dibujada en su frente, finalmente desapareció la señal de que polvo somos y en polvo nos convertiremos. Ella toma con mucha seriedad todas estas manifestaciones de su fe. Le pregunté qué sacrificio pensaba hacer para Cuaresma, me miró por debajo de los espejuelos, como hace siempre que considera dar una respuesta contundente, pero no se dignó contestarme, luego lo pensó mejor y me dijo que los sacrificios son íntimos y privados y que solo le interesan al Altísimo y a quien los hace. No pude menos que conformarme con su respuesta, juiciosa y atinada.

Esta Cuaresma, como todo lo que nos sucede en estos días, se me atoja surrealista. No habrá procesiones y todos tenemos temor de acudir a las iglesias, en donde inevitablemente hay contacto cercano y el peligro del contagio. Afortunadamente la vacuna ya está entre nosotros y las jornadas ya comenzaron, pero todavía está lejos el día de nuestra liberación y la vuelta a la normalidad.

Emma tiene el dilema de un mes con muchas celebraciones, empezando por el día de la Independencia que ella celebra con bombos y platillos, colgando orgullosa la Bandera, en la ventana delantera. Escuchará muy atenta el discurso del Presidente y se lamentará porque seguramente no habrá desfile militar. Tampoco habrá carnavales, estos le encantan y, desde que la conozco, no se ha perdido el desfile en la avenida. No habrá disfraces ni fiestas en los clubes y en los barrios, la Cuaresma se cumplirá a cabalidad, sin competencias banales.

Emma no irá tampoco a su pueblo, como hacía todos los años, para ayudar al cura del pueblo en los preparativos de Semana Santa, todo se limitará a rezos en casa, mucho silencio y recogimiento, solo el consuelo de las habichuelas con dulce, ¡una de las especialidades de mi morena cocinera!