Listin Diario Logo
23 de septiembre 2021, actualizado a las 05:28 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida domingo, 21 de febrero de 2021

La nueva felicidad laboral

  • La nueva felicidad laboral
  • La nueva felicidad laboral
EFE
Reportajes

Los entornos de trabajo han cambiado y seguirán evolucionando a raíz de la covid y las tecnologías. En esta nueva etapa cada vez más empresas consideran la satisfacción de sus trabajadores como uno de los impulsos del éxito. ¿Cómo lograrlo? Aplicando las ‘dos C ‘del bienestar laboral: comunicación y colaboración.

 ‘Felicidad y trabajo’ son términos compatibles, al igual que ‘estar empleado y satisfecho’, cuando la empresa y sus trabajadores aúnan esfuerzos y mantienen una buena comunicación de modo sistemático aumentando motivación y la productividad, según los expertos en gestión.

“La felicidad de los trabajadores tiene un impacto directo en el éxito de una empresa. Los jefes o directores deseamos contar con empleados satisfechos, que estén entusiasmados por trabajar, motivadas, abiertos a cambios y dispuestos a colaborar”, señala María Guzmán, responsable de mercadotecnia (CMO) de SumaCRM (www.sumacrm.com) .

“Los empleados que están satisfechos tienden a ser más felices, están más contentos y motivados en el trabajo, además de ser más productivos y, en gran medida, disminuyen sus ausencias”, apunta.

Según esta experta también es más probable que difundan positivamente información sobre su organización como defensores de la marca y que permanezcan en la empresa durante mucho tiempo, lo que reduce la rotación de empleados.

“Según un estudio de la consultora Gallup, solo el 40% de los empleados están felices en su trabajo”, señala Guzmán.

“Hacer más felices a los trabajadores no consiste únicamente en poner una mesa de ping-pong, sustituir una hora de trabajo para hacer yoga en la oficina o salir los viernes antes para irnos juntos a tomar unas cervezas”, señala María Guzmán.

Añade que “se trata de medir la felicidad de lo que hacemos cada uno de nosotros en el trabajo y de dar un espacio para hablarlo y mejorarlo, sobre todo en un escenario de pandemia como el actual donde la comunicación y la interacción es más difícil”.

EMERGE UN NUEVO ENTORNO LABORAL.

Guzmán explica a Efe algunas de las características más destacadas del nuevo entorno laboral emergente con más empleados teletrabajando, surgido de la crisis de la covid-19:.

-- La comunicación interna da un giro 180 grados.

 “Ir a la oficina nos permitía resolver de forma más cercana una consulta o inconveniente entre el equipo, pero en este nuevo contexto, las empresas tuvieron que adaptarse a “modalidades digitales” para mantener una continuidad de comunicación interna rápida y eficaz, usando aplicaciones como Slack y Teams, entre otras”, señala. 

-- Nos comunicamos a través de una pantalla.

“Antes teníamos en la oficina una comunicación directa con los compañeros. Ahora tenemos que poner más atención y dedicación de nuestra parte para dar a conocer nuestros procesos, para que influyan de forma positiva a la nueva metodología de trabajo”, según Guzmán.

-- Es tiempo de camaradería digital.

Para esta experta “muchos echamos de menos el contacto diario con el equipo y, debido a las circunstancias, tenemos que adaptarnos a reuniones virtuales, que pueden darnos a corto plazo un cierto bienestar, aunque sabiendo que en un futuro volveremos a tener esa camaradería que hace que una empresa evolucione”.

-- Ponemos más atención a las cifras.

“La pandemia ha revolucionado diferentes sectores, y a las empresas les ha tocado reevaluar sus presupuestos y objetivos, lo que pone en la mesa factores, como contratar o no personal, fijar nuevas metas de ventas o enfocarse en llegar a objetivos”, afirma la experta.

-- Las reuniones son más efectivas.

“Las reuniones ahora son más concretas, ayudando a la productividad, aunque a veces el equipo participa menos porque siente (o tiene la impresión) de que está desconectados del negocio, al trabajar cada uno en su propio núcleo. Por ello es recomendable tener, una vez al mes, una reunión grupal, para continuar en el mismo barco”, explica.

-- Aumentan la confianza y la flexibilidad con los empleados.

“Los directivos continúan implementando y buscando otros caminos para alcanzar los objetivos de manera digital, estar presentes en cada proyecto y fomentar herramientas y reuniones ágiles, confiando más en sus empleados y fomentando el sentimiento de equilibrio y de equipo”, según Guzmán.

LAS ‘DOS C’: COMUNICACIÓN Y COLABORACIÓN.

En este nuevo “marco de coronavirus”, desde SumaCRM proponen varias fórmulas para evaluar la experiencia en la empresa y lograr que los trabajadores estén más satisfechos.

1.- Mantener conversaciones uno a uno. Muchas compañías programan conversaciones individuales jefe-empleado de forma semanal, mensual o trimestral, con el objetivo de saber qué tan satisfecho está el empleado con sus funciones y con la empresa en su conjunto, de acuerdo a Guzmán.

2.- Realizar encuestas sobre la satisfacción laboral. “A veces es difícil para los empleados expresarse ante su jefe, por lo que las encuestas, especialmente las anónimas, pueden servir como “semáforo de la felicidad”, ayudando a obtener datos cuantitativos, en lugar de solo ideas y sugerencias”, señala.

3.- Informarse sobre el mercado. Guzmán considera bueno que las empresas  conozcan el rango de sueldo en las diferentes áreas para ver si lo que ofrece la suya es competitivo, y que se informen sobre los principales problemas que experimentan los trabajadores en general en el actual entorno laboral, para identificar problemas similares en sus propias oficinas. 

4.-  Agradecer la sinceridad y buscar soluciones. “Aunque los empleados muestren sus quejas, debemos tomarlas en positivo, y buscar soluciones en vez de culpables. Ante una crítica directa es preferible escuchar, ‘tragarse el orgullo’, ponerse en lugar del otro y buscar una solución al problema, en vez de dar justificaciones o excusas a la persona crítica”, señala Guzmán.

5.- Tomar medidas basadas en las encuestas. Guzmán señala que en su propia empresa,  con sedes en Francia, Bélgica, Holanda y España y más de 200 colaboradores, asumieron el reto de conocer el estatus de sus empleados, planteándoles tres preguntas: a) ¿Cómo llevas el teletrabajo?; b) ¿Necesitas en que te ayudemos en algo? y c)¿Cómo ves el teletrabajo a largo plazo en la empresa?.

Tras analizar y conocer la respuesta de cada uno y dependiendo del país y de su situación sanitaria, tomaron medidas, cómo reabrir oficinas con medidas y adaptaciones especiales para proteger a sus ocupantes de la covid, “dando la opción a cada empleado de que gestionara su horario  y fuese dos veces por semana a la empresa y trabajase tres días en casa”, señala.

Añade que, hoy en día, también coordinan actividades virtuales, como clases de yoga o gimnasia, y reuniones con todo el equipo para saber cómo están y si necesitan algo por parte de la empresa.

EMPLEADOS Y EMPLEADORES ‘EN EL MISMO BARCO’.

“La implicación de la plantilla es fundamental en el entorno laboral emergente”, según Guzmán, quien describe tres iniciativas de colaboración que los empleados pueden tomar para alcanzar mayores niveles de felicidad y satisfacción en el trabajo.

1.- Solicitar conversaciones uno a uno con sus responsables para darles a conocer su estatus tanto emocional como profesional.  

2.- Responder y ser todo lo honesto posible con cada encuesta que realice la empresa, para aportar datos relevantes y de valor.

3.- Ser parte de la solución, no del problema, siendo sincero y aportando críticas útiles y constructivas, y no destructivas.