Listin Diario Logo
22 de septiembre 2021, actualizado a las 12:07 AM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida martes, 26 de enero de 2021

Las Meninas cobran vida en la alta costura de Stéphane Rolland

Destacan las túnicas con colas, los corsés, los bordados de oro y cristales

  • Las Meninas cobran vida en la alta costura de Stéphane Rolland

    Fotos AFP

  • Las Meninas cobran vida en la alta costura de Stéphane Rolland
Anna Pelegri | AFP
Paris, Francia

Si el artista español Manolo Valdés hizo saltar del lienzo a las Meninas para convertirlas en monumentales esculturas, el diseñador francés Stéphane Rolland las puso este martes en movimiento, en su colección de alta costura que reivindica como un homenaje al Siglo de Oro español.

"España ocupa mi corazón desde hace mucho tiempo. Soy tan latino que debo de tener un poco de sangre española", comenta a la AFP el diseñador (nacido en París en 1966), en el rodaje de su video presentado durante la Semana de la Moda digital, en el que de nuevo contó como protagonista con su musa, la española Nieves Álvarez.

Su colección la venía meditando desde 2005, año en que descubrió las esculturas de bronce de Manolo Valdés en París. "Me quedé fascinado por su pureza, su fuerza y modernidad", explica en alusión a una de las obras más reconocidas del artista, intérprete contemporáneo de la obra de Diego Velázquez.

En la "corte de infantas y meninas" de Rolland, la novia lleva un vestido con sayo, guardainfante y basquiña. Debe abrir ampliamente los brazos para posar sus manos sobre la cintura, antes de darse la vuelta y alejarse arrastrando un delicado velo.

Destacan además las túnicas con colas, los corsés, los bordados de oro y cristales.

"Hemos trabajado mucho el cuero, como el cuero de Córdoba, el oro, las cadenas que caen sobre el cuerpo. Hay mucha fluidez", afirma el diseñador, cuyos vestidos de noche se venden a partir de 45.000 euros (54.000 dólares).

Un círculo y un cuadrado

Para Rolland, las Meninas de Valdés "reflejan una perfección lineal", que resuena en su manera de "construir las prendas. Parto siempre de un círculo y un cuadrado": el primero encarna "la feminidad y la fuerza de la mujer" y el segundo "su ligereza".

"Es interesante ver cómo un cuadro crea tanto interés y emociona a tanta gente", se felicita por su parte por teléfono Manolo Valdés.

"De repente alguien se pone a crear no a partir del cuadro sino de los comentarios que otros han hecho sobre él", agrega, citando una tesis doctoral en la que se reunieron entre 300-400 artistas que habían reinterpretado "Las Meninas" (1656) y "La reina doña Mariana de Austria" (1653), también de Velázquez, como fue el caso de Picasso durante su época cubista.

Este exponente del "pop art" cree no obstante que es la primera vez que un diseñador reinterpreta explícitamente la obra, pero nada de extrañar, - argumenta-, porque "la moda está muy ligada al arte".

"Todo tiene que ver con formas y volúmenes. Muchas veces reconozco en la moda un parentesco con algunas esculturas. Y el trabajo es similar: primero se dibuja, antes de pasarlo a unos materiales, no es bronce ni madera, sino tela", explica el artista, de 72 años, afincado en Nueva York.

Y en casa, caftanes y chilabas

"Como Blanca de Castilla", Nieves Álvarez presenta en el video la nueva colección para la próxima primavera-verano. "Con ella es una historia de amor, un matrimonio de por vida. Y si hablamos del Siglo de Oro de España, ¿quién mejor que ella para interpretarlo?", explica el diseñador que debutó en los años 1980 con Balenciaga.

La española, que afirma sentirse una "privilegiada" por seguir trabajando en tiempos de pandemia, luce además prendas más accesibles, pensadas para este periodo de confinamiento.

"En los años 1960-1970, las mujeres recibían en sus casas envueltas en caftanes, algo que siempre me pareció de un chic absoluto", explica el diseñador, que creó una serie de coloridos caftanes y chilabas, cuyos precios oscilan entre 6.000 y 12.000 euros (7.300 - 14.600 dólares).

La firma Stéphane Rolland forma parte del selecto club de la alta costura desde 2007. Ha vestido a estrellas como Beyoncé, Céline Dion y Rita Ora.