Listin Diario Logo
05 de agosto 2020, actualizado a las 02:06 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida lunes, 04 de mayo de 2020

COMICS

Crea tus propios cómics digitales sin importar si sabes dibujar o no

  • Crea tus propios cómics digitales sin importar si sabes dibujar o no

    Comic Strip Pro para Android, arriba, y ComicBook! para iOS ofrecen una biblioteca de filtros, calcomanías y globos de diálogo que pueden ser personalizados para convertir fotografías en paneles de cómics. (J. D. Biersdorfer/The New York Times)

  • Crea tus propios cómics digitales sin importar si sabes dibujar o no
The New York Times

¿Tienes una historia que contar, pero no quieres narrarla a través de un libro tradicional? Intenta hacerlo como un cómic digital e ignora a cualquiera que piense que las narrativas visuales son una forma de arte de menor importancia o basura simple para las películas de acción de Hollywood. La tradición de contar relatos a través del arte secuencial tiene una historia antigua y noble, pues fue usada en pinturas rupestres en cavernas, grabados romanos, tapetes y xilografía.

Incluso si no sabes dibujar o pintar, aun así puedes construir un cómic. Algunos educadores han descubierto que es un buen medio para atraer a los niños a la escritura creativa. Gracias a una variedad de aplicaciones, puedes crear tus cómics digitales en un celular, una tableta, una computadora o incluso en un simple pedazo de papel. A continuación, una guía.

Estudia el oficio

Antes de que te sumerjas de lleno, decide qué tipo de cómic deseas crear: ¿una sola escena como una caricatura de The New Yorker? ¿Una tira cómica al estilo de Charlie Brown que conste de dos o más paneles? ¿Un libro de cómics con un protagonista heroico como Pantera Negra? ¿O tal vez una aventura en manga o una memoria gráfica de varios capítulos como “Fun Home” de Alison Bechdel?

Si no estás seguro sobre cómo empezar, el internet está lleno de consejos gratuitos, incluida una guía corta hecha por el autor Neil Gaiman. Si tu librería local está cerrada o no puedes ordenar en línea, las versiones digitales de libros para aprender como “Making Comics”, de Lynda Barry, y “Make Comics Like the Pros”, de Greg Pak y Fred Van Lente, se pueden comprar y descargar sin salir de casa.

Leer cómics también puede ser inspirador. La tienda digital Comixology o una tienda de cómics que vende en línea te puede ayudar a generar tus propias ideas.

¿No sabes dibujar? No hay problema

Después de que decidas qué tipo de cómic deseas hacer, elige el software apropiado para tu proyecto. Si no eres un artista y quieres algo fácil de aprender, considera una aplicación como Canva, Storyboard That y Pixton. Estos programas te permiten arrastrar y soltar personajes, fondos y globos de diálogo en un lienzo digital; los tres están en línea y se pueden usar en computadora o en dispositivo móvil. (Otra opción es el sitio gratuito de Make Beliefs Comix, incluso alienta a los estudiantes a crear sus propios diarios visuales de la pandemia).

Aunque inicias con objetos predeterminados en la pantalla, puedes personalizar a los personajes y sus acciones, y posteriormente agregar tu propio diálogo. Necesitas crear una cuenta de usuario para almacenar y guardar tus creaciones. Si deseas las funciones que no ofrecen las versiones limitadas y las pruebas gratuitas, Canva, Storyboard That y Pixton cuestan, cada uno, entre 10 y 13 dólares al mes por acceso total al contenido de creación de cómics.

Para los padres y los educadores que buscan mantener ocupados a los jóvenes, el sitio de la organización sin fines de lucro Common Sense tiene una guía sobre herramientas de elaboración de cómics que también analiza las prácticas de privacidad de las aplicaciones.

Crea Cómics con fotografías

Si no sabes dibujar, pero sabes tomar fotografías, puedes elaborar cómics con base en las fotografías almacenadas en tu celular. Es una excelente manera de convertir a la mascota de la familia en un superhéroe, volver a vivir unas vacaciones o hacer más emocionante una presentación.

ComicBook! para iOS y Comic Strip Pro para Android (ambos cuestan 3 dólares) son dos de las aplicaciones en esta categoría. Los dos funcionan de la misma manera: comienzas por seleccionar un cuadro o diseño de página para tu cómic. Después, importas imágenes del carrete de fotografías de tu teléfono para que sirvan como ilustraciones en los paneles.

Después de que organices las fotografías, aplica filtros a las imágenes para que luzcan como paneles en un cómic impreso. Las aplicaciones incluyen elementos como globos de diálogo personalizables que puedes arrastrar a las imágenes y calcomanías digitales con tipografía gráfica (¡BAM!, ¡PUM! y otras por el estilo) para agregar algunos toques de cómic clásico a la página. Cuando termines, simplemente exporta o envía por correo electrónico tu cómic para compartirlo.

Dibuja tus propios cómics

Cuando se trata de hacer tu propio cómic, poseer talento artístico te da un rango mucho más amplio de expresión y existen aplicaciones diseñadas de manera específica para desarrollar cómics desde los bocetos a lápiz hasta la distribución. MediBang Paint, un programa gratuito de pintura digital y creación de cómics que corre en computadoras y dispositivos móviles, es una aplicación para artistas.

Los artistas que usan iPad pueden encontrar muchas opciones para crear en Comic Draw, un estudio digital con varias funciones que incluye herramientas de dibujo, plantillas de páginas, un editor de guiones y guías de perspectiva. La aplicación cuesta 10 dólares, pero ofrece un periodo de prueba gratuita de catorce días.

Las aplicaciones generales de ilustración y dibujo como Procreate también pueden hacer arte para cómics. Sin embargo, para los padres a los que les preocupa que sus hijos miren fijamente demasiadas pantallas todo el día, existe un enfoque más análogo. Solo busca un sitio (como Printable Paper) que ofrezca plantillas de libros de cómics para descargar e imprimir para que los jóvenes creadores puedan hacer sus mundos con bolígrafo y lápiz. Siempre puedes escanear o fotografiar el arte después para guardarlo y compartirlo de manera digital.