Listin Diario Logo
21 de septiembre 2020, actualizado a las 12:15 AM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida domingo, 12 de enero de 2020

7 artistas en Contemporanía, centro de arte

  • 7 artistas en Contemporanía, centro de arte

    De izquierda a derecha: Enriquillo Amiama, José Sejo, Yose Ramírez, Ignacio Nova, Juan Miguel Lozano, Willy Pérez y Ramón Suárez.

  • 7 artistas en Contemporanía, centro de arte
  • 7 artistas en Contemporanía, centro de arte
  • 7 artistas en Contemporanía, centro de arte
  • 7 artistas en Contemporanía, centro de arte
  • 7 artistas en Contemporanía, centro de arte
  • 7 artistas en Contemporanía, centro de arte
  • 7 artistas en Contemporanía, centro de arte
Ignacio Nova
ignnova1@yahoo.com

Contemporanía, Centro de arte y cultura presenta “Inspulsos”, una muestra pictórica de obras recientes de la autoría de de 7 artistas: escogidos por la vitalidad y personalidad de su expresión; por resumir un ángulo del tránsito actual que va desde la Generación del ‘80 a la más reciente promoción artística dominicana.

En esta, unos patentizan el compromiso con el arte, su renovación y desarrollo; otros: el reencuentro con sus vocaciones.

José Sejo (José Luis Aguasvivas) puebla lo visual con los elementos del imaginario personal, conceptuados desde esa surrealidad suya: evocadora, marcada por la originalidad sin concesiones y la persistente indagatoria cromática ansiosa de la exactitud deliberada de la luz intensa y el volumen; que renueva permanentemente los timbres formales de sus insólitos arcanos cotidianos.

Enriquillo Amiama profundiza su indagatoria iniciada en el 2012, explorando la plasticidad del mundo exhibicionista y jovial de las redes sociales bajo una óptica que coquetea con el pop norteamericano y sus imprevisibles soluciones heredadas de Dadá: numerales, el ready made y un amor a las manchas y lo casual que conducen a un híbrido figurativo-abstracto de líricas emanaciones.

Juan Miguel Lozano, reencuentra su vocación, con una obra fascinada ante Ramón Chirinos; que apoyada en los modos de ese artista, re-ejercita el aprendizaje del regreso: un caso típico de la pedagógica mimética propia de los viejos académicos, que ahora encarna en el cuerpo de un informalismo limpio, que en sus derivaciones explora planos, cromatismo y gesto.

Osiris Gómez avanza en su madurez con una obra que hace de lo sensible emotivo el tema dominante, camuflado en la reestructuración selvática, metafórica y misteriosa de sus re figuraciones. Desde ellas, el movimiento se expande, centrífugo y ondulante; genera asaltos insistentes a la imaginación acuciosa; trayendo las formas liberadas, el ritmo, el espacio y el color desde las pertenencias y lo soñado a las orillas de lo poético y lo arcano.

Willy Pérez refuerza sus maneras personales, especialmente su iridiscente cromatismo, simulado en el pretexto de los temas vernáculos heredados: la sub urbanidad del batey, el mar, los ciclistas, el universo marino... Mundos que estatizan el ritmo frenético de la vida, transportados por un pincel ansioso, apasionado y seguro: gozoso de traer el color en trazos libres y pastosos. Recibimos así, finalmente, una obra que persiste en la alegría robada a la tozudez impenitente de lo trágico.

Yoce Ramírez entrega su destreza cínica. Con unas técnicas descriptivas y embellecedoras, tomadas de las técnicas académicas e Ilustradoras, aborda el mayor y más desgarrador drama que sufren las mujeres actuales: el abuso y la violencia provenientes de un poder con innúmeros rostros, alojado en espacios incontables, que ha renunciado a su función protectora. Con luminosidad fiera y serenidad espantosa, en sus manos las bellas artes validan su función de acompañantes sociales, clamando por aportar a la reconstrucción interior del dualismo de esa tragedia bella nacida con Laocoonte.

Ramón Suárez fortalece su capacidad comunicativa a través del arte con temas que revelan su alma sensible observadora de lo cotidiano y propio. Más allá de sus cándidos abordajes, hay una vibración y vitalidad cromáticas dispersas y pródigas en sus fondos cantantes y chispeantes.

El autor es escritor, comunicador, historiador del arte, con estudios en CP*, ex presidente de la Asociación Dominicana de Críticos de Arte (AICA-UNESCO, París).