Listin Diario Logo
26 de febrero 2020, actualizado a las 08:17 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida jueves, 09 de enero de 2020

PRENSA JOVEN

El amor: ¿Una reacción química?

  • El amor: ¿Una reacción química?

    Las personas tienden a confundir el amor con la atracción. ISTOCK

Luisanna Carrasco
Santo Domingo, RD

Diana tiene 23 años y no sabe explicar qué le sucede cuando ve a su novio. “Es algo extraño, me convierto en una tonta, me dan ganas de reír todo el tiempo, me sudan mucho las manos y siento que millones de hormigas caminan por mi piel, lo que siento por él es algo muy loco que me hace muy feliz”.

Todas estas sensaciones son causadas por la oxitocina, mejor conocida como la hormona del amor, la cual se encarga de producir bienestar, felicidad, atracción sexual, y crea los vínculos de confianza.

El bioquímico de la Universidad Autónoma de Santo Domingo Josberto Celestino explica que esta hormona es un neurotransmisor que cumple la función de neuromodulador en el sistema nervioso central y regula el comportamiento sentimental.  

“La oxitocina es un mensajero químico segregado en la sangre o en el fluido intersticial por determinados tejidos para regular la actividad de otras células o tejidos”, manifiesta el experto.

La psicóloga clínica Heidy Camilo explica que el enamoramiento surge a través de la mirada, ambos tienen cualidades que les atraen, rasgos físicos distintivos y no necesariamente tienen que tener muchas cosas en común para congeniar.

Las etapas de una relación sentimental son el deseo, el enamoramiento y el amor maduro.

En el deseo ocurre un aumento de la testosterona, la hormona que estimula el deseo sexual tanto en el hombre como en la mujer. Cuando ven a esa persona que les atrae, es un sentimiento carnal y totalmente físico.  

En la parte del enamoramiento, existen sentimientos más allá de lo sexual, cuando ambos individuos tienen interés en el otro. Aquí empiezan a darse una serie de reacciones bioquímicas que encaminan al cuerpo hacia un estado de felicidad, positividad y éxtasis.

“El enamoramiento es muy bioquímico, aquí está presente en grandes cantidades la oxitocina, serotonina y dopamina, hormonas que nos vinculan con la otra persona. Hay una atracción  de manera intensa, ya que el cuerpo está inundado con todos estos neurotransmisores, que nos hacen felices todo el tiempo”, expresa Camilo.

En la fase del amor maduro se activan la vasopresina y la oxitocina, donde disminuyen las descargas pasionales e intensas y se visualiza a la pareja tal cual es aceptando sus debilidades.

 

Sepa más
¿Dónde se produce?

El hipotálamo, ubicado en el núcleo paraventricular, es la zona del cerebro que sintetiza esta hormona. Es transportada por las neurofisinas hasta la neurohipófisis, donde adquiere su forma activa.

Produce los mismos efectos que el alcohol en los seres humanos, provocando que las personas actúen de manera desinhibida y espontánea.