Listin Diario Logo
12 de noviembre 2019, actualizado a las 01:46 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida domingo, 11 de agosto de 2019

La guía de los 40h!

Duplica tu memoria con estos tips y prácticas

  • Duplica tu memoria con estos tips y prácticas

    FOTOS: istock

Venez Gafer
Santo Domingo

1- En primer lugar, el neurólogo David Vásquez define la memoria como el proceso cognitivo que nos permite guardar las informaciones en nuestro cerebro y recordarlas en el momento apropiado.

2- Sin embargo, él explica que en nuestro cerebro no existe un solo tipo de memoria, sino varios formas de almacenes de memoria, cada uno especializado en una clasficiación de información diferente. Es por eso que David dará los ejercicios de acuerdo a cada tipo de memoria.

3- Especifica que la ‘‘memoria a corto plazo’’ es aquella que nos permite guardar la información en nuestro cerebro, por un período muy corto de tiempo, en donde se guarda la información de manera transitoria. Si el cerebro considera que la información es importante, entonces la envía a la memoria a largo plazo; pero si la considera poco importante, entonces la elimina y nosotros la olvidamos.

4- Recordar colores de objetos, funciona para la memoria a corto plazo. En una hoja de papel, pon diversos objetos con diferentes colores (especialmente colores inusuales). Por ejemplo, puedes poner una manzana azul. Observa la imagen por 10 segundos y luego trata de recordar de qué color era cada objeto.

5- Coloca diversos objetos frente a ti (lápiz, llave, botella, cartera), obsérvalos por 10-20 segundos, luego cierra los ojos y recuerda el orden en que estaban frente a ti (de izquierda a derecha). Aquí también pueden aumentar el número de objetos para aumentar la dificultad.

6- ¡Cambia de rutina! El cambio, del tipo que sea, siempre es beneficioso. Por ello, cuando te encuentres alejada de tu hogar, aprovecha esos momentos para “depurar” tu mente y para expulsar todos esos pensamientos negativos que cansen tu cerebro.

7- Recordar números en orden. Pídele a alguien que te diga una serie de números y tú repítelos en el mismo orden. Mientras más números te digan, mayor será la dificultad de este ejercicio.

8- Recordar números en orden inverso. Puedes pedirle a alguien que te diga una serie de números y tú repítelos al revés. Por ejemplo, si te dicen 4-9-1-3, tú deberás decir 3-1-9-4.

9- Deletrear palabras: piensa en algunas palabras de más de 6 letras (por ej: murciélago, limoncillo, etc.) y deletréalas. Tu cerebro se agiliza a medida de que practicas constantemente.

10- ¿Y la memoria a largo plazo? Vásquez puntualiza que esta memoria guarda todas las informaciones que hemos ido acumulando en nuestra vida. Sería como nuestra gran “base de datos” personal. Y dentro de esta, podemos encontrar dos tipos de memorias bien específicas: 1. la memoria semántica y 2. la memoria procedimental.

11- La memoria semántica es el almacén que contiene todos nuestros conocimientos académicos y de cultura general (los padres de la patria, etc.) Para esta memoria funcionan estos ejercicios:

12- Juego de sinónimos: crea un listado de palabras y piensa en cinco sinónimos para cada palabra. Un ejemplo es que, para el término “bonito”, ¿cuáles sinónimos te llegan a la mente?

13- Identificar personajes famosos. Pídele a alguien que busque y te muestre fotografías de diversos personajes famosos. Para cada personaje, trata de recordar su nombre y 3 cosas importantes que conozcas del personaje. Si no recuerdas mucho sobre el personaje, entonces investiga un poco. Haz el ejercicio, piensa quién es y cuáles cosas hizo esta persona.

14- Juego de antónimos. Crea un listado de palabras y piensa en 5 antónimos para cada palabra. Por ejemplo, para la palabra “inteligente”, ¿cuáles antónimos se te ocurren?

15- Inventar historias a partir de palabras. Dile a alguien que te diga cuatro palabras al azar y, luego trata de crear una historia usando esas cuatro palabras. Hazlo en casa, cuenta una historia usando estas: camino, cuervos, bonito y playa.

16- Asociar fechas con hechos históricos. Pensando en la historia, toma varios años distintos y trata de recordar hechos importantes que ocurrieran en ese período. Piensa en un hecho importante que ocurrió en los años 1961, 1844 y 1990.

17- Continuemos con la memoria procedimental. ‘‘Esta es el almacén de “cómo hacemos las cosas”. Es gracias a la memoria procedimental que nosotros recordamos cómo conducir un vehículo, cómo montar bicicleta o cómo escribimos la letra A’’, explica el especialista.

18- Para aumentar esta memoria: Aprende a tocar un instrumento musical, no importa el instrumento, todos los instrumentos te ayudan a estimular la memoria procedimental, ya que requieren movimientos precisos en el momento indicado

19- Practica un nuevo deporte. Los deportes son beneficios para la memoria. Si deseas estimular la memoria procedimental, te recomendamos el yoga, baloncesto y voleibol.

20- Realiza nuevas recetas de cocina. El hecho de seguir las instrucciones paso a paso, con diferentes ingredientes y utensilios, hace que la memoria procedimental se vea estimulada.

21- haz un curso de macramé. El hecho de tejer a mano siguiendo una estructura para crear nudos con formas específicas, con el tiempo y la repetición, este tipo de ejercicios hace que se fortalezca la memoria procedimental.

22- Memoria Prospectiva. Esta memoria casi nadie la conoce, pero es muy importante. La memoria prospectiva es la que nos permite recordar las cosas que tenemos que hacer en el futuro.

23- no existen programas de estimulación que sean efectivos en este tipo de memoria. Pero existen algunas ideas que pueden ayudarte:

24- Usa agenda. La idea es que no debes dejarle todo a la memoria prospectiva, en especial si tienes muchas ocupaciones. Usar una agenda hace que nuestro cerebro no esté sobrecargado y pueda procesar mejor las informaciones.

25- Programa alarmas: lo más frecuente es no recordar justo en el momento en que debemos recordar. Por lo tanto, lo recomendable es programar alarmas que nos recuerden las cosas justo en el momento en que debemos recordarlas.

26- Empieza tu día planificando. A veces nos levantamos y empezamos nuestro día de manera automática, sin mucha planificación. Sin embargo, el mejor desempeño en la memoria prospectiva lo tienen aquellos que dedican 20 minutos cada mañana a planificar las responsabilidades del día. Esto disminuye los olvidos y mejora, por mucho, la productividad.

27- ¿y la memoria de los niños? Nadia M. Hernández Castillo nos da estas prácticas para la estimulación de la memoria en los niños:

28- ‘‘Haz que el niño te enseñe lo aprendido. Muy acertadamente lo dijo Benjamin Franklin: ‘Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo’; ser capaz de poder explicar cómo se hace o funciona algo, incluye una serie de habilidades mentales, que fomentan la memoria en el niño. Esto hace que el niño pueda poner en práctica lo aprendido de manera inmediata’’, explica Nadia.

29- Anima al niño a crear una imagen en su mente sobre lo que acaba de leer o escuchar, luego puede hacer un dibujo sobre dicha imagen. Cuando sea capaz de mejorar esta habilidad, puede comenzar a describir verbalmente lo imaginado en vez de recurrir al dibujo.

30- Usa juegos que activen la memoria visual, como por ejemplo: juegos de carta, de retos; con tiempo, como buscar elementos en una imagen en un minuto. Utilizar un cronómetro puede ser un buen recurso.

31- Divide instrucciones y actividades en partes más pequeñas. Es más fácil recordar informaciones segmentadas en partes pequeñas. Las instrucciones dadas a los niños tendrán mejor alcance si estas van por pasos y en una secuencia lógica.

32- Las instrucciones dadas a los niños tendrán mejor alcance si estas van por pasos y en una secuencia lógica. De igual forma, al realizar alguna actividad, recuerda que el tiempo de atención de un niño no es igual al del adulto, es mucho menor, y esto va atado al interés de dicha actividad.

33- Un recurso muy utilizado en escuelas, de acuerdo a Nadia, es el uso de organizadores gráficos para comprender mejor algún concepto.

34- Otra prráctica que recomienda la psicologa es promover la lectura activa. Tomar notas, subrayar y destacar informaciones importantes, utilizando notas adhesivas, resaltados y otros recursos

35- Dice que ESTA práctica anima a los niños a hacer preguntas sobre lo que va leyendo, puede dibujar o escribir sobre lo que aprendió.

36- ‘‘Ayúdalo a crear conexiones. Enseña a tu hijo o estudiante a formar asociaciones que promuevan una conexión entre lo aprendido y su mundo. Invítalo a describir y hacer comparaciones, de esta forma pones a trabajar su memoria de trabajo y ayudas a desarrollar su vocabulario por igual’’, puntualiza Hernández.

37- David dice que si bien estos tips te pueden ayudar, no olvides que estos ejercicios deben ser acompañados de tres hábitos básicos como:

38- Llevar una dieta sana (incluye semillas de almendra y otras) y dormir entre 7-8 horas todos los días.

39- Asimismo, intenta disminuir los niveles de estrés. Un cerebro estresado tendrá dificultades para recordar las cosas de manera más eficiente.

40- ¡Oxigena tu cerebro con ejercicios! Según un estudio reciente de neurólogos de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregón (EE. UU.), se comprobó que los ejercicios físicos como caminar, trotar o cualquier otro ejercicio mejoran las funciones del cerebro, como la capacidad de aprendizaje y la memoria. Eso quiere decir que así como entrenamos en el gimnasio los músculos de los brazos, el abdomen o las piernas, tu cerebro también necesita ejercitarse para mejorar sus funciones. Y practicando todos estos tips, lo ejercitas. Además, recuerda el peso de aquel refrán de que ‘‘órgano que no se ejercita, órgano que, poco a poco, se va deteriorando’’.