TERCER CAMINO

Sigue la estrella

Lavinia del Villar

Acabamos de caminar por la más hermosa época del año donde los mensajes con motivo de la Navidad, el Año Nuevo y el Día de los Reyes Magos llenaron la memoria de los celulares y colmaron las redes sociales, deseándonos alegría en las fiestas, gozo en las reuniones, paz, salud, prosperidad, y otras buenas intenciones. Mensajes, que también nos exhortaban a considerar nuevas metas, a cambiar costumbres y malos hábitos por mejores propuestas, y un sinnúmero de buenas intenciones de felicidad. Dentro de toda esta variedad de pintorescos mensajes, hubo uno que aunque sencillo y sin mucho brillo, tocó fuertemente mi alma y se ha quedado ahí, invitándome a hacerlo realidad siempre. Simplemente decía: “Mira hacia arriba y sigue la estrella”, que fue lo que hicieron los Reyes Magos para encontrar el pesebre donde acababa de nacer Jesús. De una forma refrescante nos dice la frase cómo podemos llegar a Jesús y compartir su luz y su amor con personas cuyas vidas pudieran estar llenas de oscuridad y carencia.

“Mira hacia arriba y sigue la estrella”, creo que sería la forma ideal de dar gracias a Dios por el don de regalarnos a Jesús, y la manera de llegar a los huérfanos, a los pobres, a los hambrientos, y a los discapacitados.