Listin Diario Logo
11 de diciembre 2018, actualizado a las 01:08 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual20ºC30ºC
La Vida jueves, 12 de abril de 2018
0 Comentarios

Decoración con sabor a vino

  • Decoración con sabor a vino
  • Decoración con sabor a vino
  • Decoración con sabor a vino
  • Decoración con sabor a vino
  • Decoración con sabor a vino
Marta Quéliz
martha.queliz@listindiario.com

Sacarle partido hasta a los objetos de utilidad se ha vuelto una apuesta segura en la decoración. Con las vineras no se ha hecho lo contrario. Hoy en día se han convertido en las reinas de los espacios de la casa.

Cómo no serlo. Las hay de diferentes diseños, estilos, tamaños, formas, colores..., en fin, son una pieza atractiva que cada vez escalan más en el gusto no solo de quienes aman el vino, sino de quienes se definen amantes de la decoración.

Así lo deja saber Maritza Guerrero, decoradora de interior, quien resalta que así como en los últimos años se ha desatado en República Dominicana una notoria cultura del consumo de vino, también se ha ido imponiendo este tipo de piezas.

“Lo que sucede es que la gente no solo ha ido aprendiendo a tomar vino y a preferir esta bebida, sino que ha ido tomando consciencia de que hay que saber conservarlo, y las vineras son la mejor opción para ello”, comenta.

“¿Entonces qué sucede?”, se pregunta la profesional, y a esto responde: “Queremos guardarlo bien, pero no queremos que se nos altere nuestra decoración. Con muy buenos aciertos, quienes fabrican este tipo de objeto han aprovechado para diseñar diferentes estilos”, dice Guerrero.

Expresa que lo conciben con distintos materiales, con formas diversas, altos, bajitos, en colores opacos o vivos, así como con capacidad para distintas cantidades de botellas. “Vemos que hay unos muy coquetos en los que caben cuatro unidos, por ejemplo, pero también sabemos que hay unos inmensos que parecen toda una bodega en casa”, dice.

Recomendaciones
Para Maritza Guerrero no es suficiente con tener una vinera. Desde su óptica, importa que esta vaya en armonía con el resto de la decoración. Si el espacio es pequeño lo ideal es que se utilice una reducida, aun sea una familia de gran consumo y almacenamiento de vino. El resto que no quepa en la vinera, puede guardarse bien colocado en un lugar donde también se pueda conservar.

Otra opción que tienen las personas que no disponen de mucho espacio es que pueden adquirir una que haga también la función de mesa. Quienes sí tienen donde colocar una de buen tamaño, también deben tener en cuenta en qué área colocarla para que no compitan con otros objetos grandes y ella pueda lucir su estructura y, por supuesto, los buenos vinos.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre