Listin Diario Logo
15 de octubre 2019, actualizado a las 01:19 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida lunes, 20 de noviembre de 2017

Vida Sana

El uso de la proteína en polvo

Juan Carlos Simó
Santo Domingo

Muchos son los mitos que se tejen en torno a la suplementación, específicamente cuando se habla de las proteínas en polvo.

Una de las preguntas más frecuentes relacionadas al entrenamiento y la suplementación es precisamente el uso adecuado y la selección de una proteína en polvo.

Las proteínas en polvo no son algo dañino para la salud. Al contrario, si se les da un uso adecuado pueden inclusive servir en la prevención o tratamiento de algunas enfermedades.

¿Cuál es el uso de los polvos proteicos?
Los polvos proteicos existen con la finalidad de cubrir cualquier deficiencia de aporte proteico que tenga la persona.

De manera particular recomiendo recurrir al consumo natural de proteínas completas, es decir, de origen animal, huevos, etcétera.

Porque al estar completas las proteínas provocan que el cuerpo tenga que realizar un esfuerzo metabólico y esto permite que quememos más calorías en digerirlas.

Cuando se está haciendo una dieta de pocas calorías es muy importante subir la ingesta proteica para preservar el músculo, y que el músculo no sea catabolizado o usado como fuente energética en carencia de calorías.

¿Para qué está recomendado el uso de proteína en polvo?
Si una persona está comiendo por debajo de sus requerimientos, consumir algo de proteína adicional va a hacer que los músculos mejoren un poco el tono muscular.

Consumir proteínas en polvo inclusive se recomienda en la sarcopenia, que es la pérdida degenerativa de masa muscular y fuerza.

Depués de entrenar es recomendable consumir proteína en polvo para que los músculos se recuperen y así ayudar en el proceso de ganancia muscular.

Pero la proteína en polvo no solo es para aquellos que hacen ejercicio. También para personas en la tercera edad e inclusive aplica para algunas enfermedades que conlleven mucho desgaste físico. Estas son aconsejadas como una forma de dar herramientas para que el músculo comience a sintetizarse.

Por ejemplo, científicamente se sabe que la síntesis proteica de una persona se activa en la presencia de aminoácidos cuando se consume cualquier proteína, pasa por el estómago, se desintegra en aminoácidos y de esta forma entran al cuerpo; una vez entran al cuerpo, los músculos comienzan a regenerarse.

¿Se pueden considerar las proteínas de suplementación dañinas?
No, por el contrario. Siempre son beneficiosas para el cuerpo, más cuando una persona tiene carencia de proteínas en su alimentación.

¿Pueden las proteínas tener un efecto secundario en la salud?
Sí, la ganancia de masa muscular, mejorar las funciones hepáticas. Para que las proteínas en polvo sean dañinas para la salud debe haber una condición previa como por ejemplo problemas en los riñones, causados por otros factores, como una insuficiencia renal, una hipertensión mal cuidada y ese tipo de cosas.

¿Qué se debe tomar en cuenta para comprar una buena proteína en polvo?
Lo importante de las proteínas es saber la procedencia y la calidad de su materia prima.

Quizás uno de los efectos negativos que se podrían asociar a las proteínas de mala calidad es la inflamación en las vías digestivas; esto es una señal de que estamos consumiendo una proteína de mala calidad o que se tiene cierto grado de intolerancia a la lactosa.

Las proteínas de calidad usualmente tienen leche de animales que se alimentan con pasto, estas son las mejores, inclusive se utilizan para mejorar las expectativas de vida porque ayudan a evitar muchas enfermedades.

¿Es una referencia válida el testimonio de una persona que haya usado una proteína que le funcionó, a la hora de yo adquirir una?
Para todo el mundo no funciona lo mismo, cada cuerpo es diferente.

Para una persona que no sea intolerante a la lactosa le recomiendo que al consumir proteína vaya rotándolas.

Lo recomendable es que las proteínas roten en marca y en procedencia; por ejemplo, de las proteínas de suero hay varias fuentes, hay los que se llaman hidrolizados, concentrado de proteínas, y aislado de proteínas. Cada una lleva este nombre en función a como se extrae el suero de la leche.

Cada una tiene facultades completamente distintas.

Entonces, la idea es que si un mes consumes la proteína hidrolizada, el siguiente mes consumas el concentrado de proteínas y el siguiente mes el aislado de proteínas.

¿Cualquier persona puede utilizar suplementos de proteína en polvo?
Sí, cualquier persona puede.

No es obligatorio, pero tomarse una proteína de vez en cuando a nadie le va a hacer daño.

¿Algunos fármacos para animales pueden servir para cumplir la función de las proteínas en polvo?
Este es un tema bastante delicado y profundo. No es recomendable utilizar productos que no están diseñados para el cuerpo humano.

¿Hay en el mercado proteínas falsas disponibles?
Proteína es proteína, lo que es falso es la calidad de lo que tenga dentro, que no vaya acorde con lo que diga la etiqueta.

Por ejemplo, puede ser que una proteína diga que es extraída de suero de leche y a lo mejor es leche en polvo.

Al fin y al cabo, la leche en polvo tiene proteínas pero no es lo que dice. Quizás podamos llamar a esto falsedad.

¿En qué alimentos se pueden encontrar las proteínas?
La carne de res, la carne de cerdo, la carne de pollo, el pescado, los mariscos, el huevo, la leche, el queso, todo lo que es de fuente animal aporta proteínas completas.

JUAN CARLOS SIMÓ, COACH

Especialista en rehabilitación funcional, nutrición para transformación estética y prevención de enfermedades; entrenador de la fuerza y transformaciones de estilos de vida.

En la web: jcsimo.com

Instagram: @jc_simo