Listin Diario Logo
17 de abril 2021, actualizado a las 06:18 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida sábado, 08 de marzo de 2014

Virtudes

Talentos y cualidades femeninas

La mujer es un ser sensible, de gran instinto maternal, marcada inteligencia emocional, sexualmente compleja y con capacidad altruista

  • Talentos y cualidades femeninas

    Maternidad. Dar vida es probablemente la cualidad más distintiva y especial de la mujer.

Li Misol
li.misol@listindiario.com
Santo Domingo

Aunque tiene las mismas capacidades que el hombre y es capaz de ejercer los mismos roles que éste, la mujer cuenta con cualidades que la distinguen, para bien, del sexo masculino. 

La psicóloga clínica y terapeuta familiar Olga Renville destaca algunas: “Se han realizado investigaciones que revelan mayor desarrollo de la inteligencia emocional en la mujer que en el hombre, sin embargo la cualidad que hace a la mujer más especial es la capacidad de dar vida a otro ser”, dice. 

Renville comenta que la maternidad suele identificar incluso la personalidad de algunas mujeres que no han sido madres biológicamente, pero que sí poseen condiciones naturales que le facilitan realizar ese rol.

La experta en la conducta considera que aunque entre los géneros femenino y masculino no debe establecerse diferencia en lo que respecta a las capacidades; sí hay una variedad de cualidades en ambos sexos que difieren y se complementan. 

“La diferencia entre ambos sexos hace que la relación de pareja sea nutritiva, interesante. Uno de los aspectos hermosos de ser mujer es tener la capacidad de mantenerse hermosa interna y externamente a pesar de las múltiples obligaciones y los grandes retos que el mundo actual exige”, opina. 

Sexualidad femenina
Biológicamente, la mujer y el hombre son distintos y en la sexualidad las características de cada género se hacen evidentes. La sexóloga y terapeuta de pareja Margaret Almánzar, del Centro Vida y Familia Ana Simó, explica que la primera diferencia reside en el abordaje: “A través de la historia el hombre ha vivido su sexualidad de forma más abierta y permisiva que la mujer”.

La experta indica que desde la infancia a los niños se les potencian sus rasgos masculinos, como ser activos y enérgicos; mientras que a las niñas se les educa para ser más femeninas, dulces y delicadas, pero a la vez se les induce a  manejar sus expresiones sexuales de manera restrictiva, lo cual puede traer consecuencias en el desarrollo de una sexualidad saludable.

“En las relaciones sexuales, aunque ambos sexos tienen las mismas fases de respuesta, no son vivenciadas de igual manera. El hombre suele sentirse listo para tener la relación en cuanto logra la erección, mientras la mujer necesita ser estimulada para llegar a este punto. Asimismo la fase de estimulación varía de una mujer a otra”.

En lo que respecta a la expresión del orgasmo -indica Almánzar- en el varón este viene acompañado de la expulsión del semen, en cambio la mujer no eyacula y es más compleja pues expresa que ha llegado al clímax  mediante quejidos, gestos, gemidos o verbalmente.  

Ayudar a otros
Entre las cualidades de las mujeres resalta la sensibilidad y es ésta la que las impulsa a ayudar a otros, sea a través de fundaciones, organizaciones comunitarios y redes de voluntariado.

Addys Then Marte, directora ejecutiva de Alianza ONG, da testimonio de la disposición de las mujeres al trabajo voluntario. “Si queremos poner un rostro al voluntariado en República Dominicana es el de una joven mujer. El voluntariado es predominantemente femenino y joven, de acuerdo al estudio exploratorio sobre el aporte y las características del voluntariado a la sociedad dominicana”, indica Then Marte.

Señala que una de las diferencias más notables en materia de género entre quienes practican el voluntariado es la relativa a la permanencia. “Los hombres realizan un voluntariado más ocasional, mientras que las mujeres realizan un voluntariado más habitual, lo cual puede sugerir un compromiso más permanente”, detalla.  

((Más))
MÚLTIPLES FACETAS
Mujer entre las cazuelas

Alimentar. Aunque cocinar es una labor femenina por tradición, ahora es negocio de hombres. La chef Rosa Gómez (La Chefa) opina que se debe a que “es una profesión dura y pesada, exige mucho sacrificio. Los hombres están mejor preparados para aguantar hasta 18 horas diarias de pie durante semanas”. Pero la cocina es talento femenino. Para hacerlo bien hay que tener “sensibilidad, amor y pasión; además tenemos el sentido maternal por eso los hombres siempre dicen que nadie cocina mejor que su madre”.

Mujer en la familia
Compromiso. El rol de la mujer moderna es multifacético. A diferencia de otros tiempos, se ha integrado al trabajo fuera del hogar sin estar exenta de las labores de la casa”, dice la terapeuta Olga Renville. Por sus muchas obligaciones, la mujer de hoy maneja un alto grado de responsabilidad y carga respecto al funcionamiento de la familia y el hogar, sin olvidar su rol como pareja y mantenerse al día en los ámbitos académico, profesional, político, laboral y social.

Mujer, sexo y pareja
Juntos. “En cuanto al aspecto emocional la mujer necesita sentirse cómoda y en compenetración con la pareja, ya que esto puede facilitar el disfrute de su sexualidad. Es por esta razón que cuando se presentan conflictos en la relación de pareja estos afectan su disposición e interés por el sexo”, dice Margaret Almánzar, sexóloga y terapeuta familiar. Lo importante para una relación de pareja sana es el respeto y crear un ambiente de crecimiento para ambas partes sin discriminar, violentar o coartar los intereses y las metas del otro.

Mujer en el voluntariado
Motivación. Según comenta Addys Then Marte, directora ejecutiva de Alianza ONG, las mujeres tienen cualidades especiales para realizar las labores de voluntariado: “Una de las características es que son principalmente estudiantes y en menor proporción las que estudian y trabajan. Las mujeres están más comprometidas con el voluntariado. Una cualidad importante es la motivación, que van desde la utilidad social de la acción, satisfacción por ayudar a los demás, sensibilizar a la ciudadanía y principios éticos y morales, así como participar en la mejora del entorno”.