Listin Diario Logo
10 de julio 2020, actualizado a las 08:58 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida lunes, 18 de julio de 2011

NEONATOLOGÍA

La menarquia neonatal es proceso normal en las bebés recién nacidas

ESTA MANIFESTACIÓN SE DEBE A LA INFLUENCIA QUE TIENEN LAS HORMONAS MATERNAS

  • La menarquia neonatal es proceso normal en las bebés recién nacidas
    Cómo sucede. Durante el embarazo ocurre la transmisión de hormonas, principalmente estrógenos, de la madre al feto a través de la placenta o a través de la lactancia materna.
Li Misol
li.misol@listindiario.com
Santo Domingo

La menarquia, definida en medicina como el primer episodio de sangrado vaginal de origen menstrual en una mujer, tiene una variante en las bebés recién nacidas que podría resultar curiosa.

Entre los tres y cinco días de nacida, una bebita puede presentar un escaso sangrado vaginal conocido como menarquia neonatal, que según explica la neonatóloga Lizbette Rodríguez, se extiende por un máximo de cinco días.

En qué consiste
“La menarquia neonatal es un proceso hormonal bastante frecuente, pues se produce en alrededor del 50 por ciento de las recién nacidas”, destaca la especialista.

Añade que, junto a otras manifestaciones, la menarquia neonatal se debe a la influencia hormonal de la madre.

Según explica, durante el embarazo ocurre la transmisión de hormonas, “principalmente estrógenos”, de la madre al feto a través de la placenta, o también a través de la lactancia materna, una vez que el o la bebé nace. Diferente a la menarquia “normal”, que se da en la adolescencia (aproximadamente entre los 11 y los 13 años de edad) y que anuncia el inicio de la ovulación y de la capacidad reproductiva de la niña, la menarquia neonatal, aunque se presenta con sangrado, no indica ningún tipo de desarrollo precoz en la infante.

Tampoco se relaciona con la llamada pubertad precoz, que es el inicio de la menstruación y el desarrollo puberal en los años previos a la adolescencia, es decir, todavía en la niñez (generalmente 8 o 9 años de edad).

Cómo ocurre
En las bebés recién nacidas la menarquia neonatal puede tener dos tipos de manifestaciones.

“Aparece sangrado a través de la vagina, pero no abundante, sino más bien escaso, en forma de manchas, también puede ocurrir la salida de flema, como especie de un moco transparente e inodoro”, explica Rodríguez.

Ambas manifestaciones son normales en los primeros 3 a 5 días de vida y deben desaparecer en un máximo de cinco días. De extenderse por más tiempo o de existir un sangrado demasiado abundante, “es preciso consultar al perinatólogo o pediatra, pues puede tratarse de síntomas de otras enfermedades como hemorragias en el recién nacido, las cuales sí requieren de tratamiento”, aconseja la especialista.

Qué hacer
Si su bebita presenta la menarquía neonatal es preciso -según indica la experta- seguir algunos consejos.

Primero que todo tenga métodos de higiene todavía más estrictos. Mantenga una correcta higiene de la vulva de la pequeña con agua hervida y sobre todo cámbiele los pañales de inmediato cada vez que la bebé realice sus necesidades fisiológicas.

No es necesario colocar nada dentro de la vagina de la recién nacida, ni tampoco tocar la zona sin necesidad.

Ante cualquier complicación o síntoma diferente a los antes mencionados que usted pueda encontrar en su bebé, acuda de inmediato a su pediatra, al perinatólogo o neonatólogo, para recibir atención y orientación.

(+)
MUY DIVERSAS MANIFESTACIONES
INFLUENCIA MATERNA

La influencia de las hormonas maternas en el recién nacido no se limita a la aparición de la menarquia neonatal. Otras manifestaciones que incluyen a los recién nacidos varones también aparecen.

Una de las principales manifestaciones de la transferencia de hormonas, principalmente estrógenos, de la madre a su hijo o hija se da a nivel cutáneo: “La aparición del acné del neonato es muy frecuente por esta causa”, dice la neonatóloga Lizbette Rodríguez.

El acné neonatal es la presencia de pápulas con algunas micropústulas en las mejillas o la frente del recién nacido. Es muy similar al acné juvenil y se resuelve solo.

También puede ocurrir -y se considera normal- la inflamación o aumento moderado de tamaño de las tetillas, que se presenta indoloro y sin enrojecimiento, “incluso en algunos casos puede haber salida de gotitas de leche”, dice la experta.

Si la inflamación en las tetillas de el o la bebé es muy grande, si hay enrojecimiento y dolor, entonces podría tratarse de una mastitis, condición que sí amerita tratamiento médico.