Listin Diario Logo
01 de febrero 2023, actualizado a las 02:20 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida miércoles, 31 de marzo de 2010

TURISMO EN SAN CRISTÓBAL

Las piscinas de la Casa Blanca

LA VILLA DONDE DESCANSABA RAFAEL LEONIDAS TRUJILLO EN SAN CRISTÓBAL REGRESA RESTAURADA A LAS MANOS DEL PUEBLO, FORMANDO PARTE DEL PARQUE ECOLÓGICO DE NIGUA

  • Las piscinas de la Casa Blanca
  • Las piscinas de la Casa Blanca
Yaniris López
yaniris.lopez@listindiario.com

Nigua, San Cristóbal.- A orillas del mar de Nigua, en la provincia San Cristóbal, se retiraba a descansar el dictador Rafael L. Trujillo (1891-1961) en un lugar conocido como Hacienda María.  Allí tenía su Casa Blanca y todas las comodidades que se pudieran soñar para la época: minicampos de golf, una enorme piscina, caballerizas, estancias y un mar azul intenso y de bravas olas, tan bravas que para disfrutarlas Trujillo construyó pequeñas represas que atajaban el agua y le permitían a él, familiares y amigos, disfrutar con calma del paradisíaco lugar.

A su muerte, la hacienda fue abandonada y así se mantuvo por muchos años.

En 1982, sus terrenos fueron cedidos por el gobierno al Colegio Dominicano de Arquitectos, Ingenieros y Agrimensores (Codia), que formó un patronato que se encargaría de su restauración.  Los trabajos, retomados en el 2008, se intensificaron a finales del 2009 a partir de la creación del Parque Ecológico de Nigua. El resultado es un área de recreo que comienza a ser visitada en masa, no sólo por los moradores de Nigua y San Cristóbal, sino por viajeros de todos lados.

Origen de la frase “cerveza por un tubo” 
El origen de la frase “cerveza por un tubo”, una de las muchas leyendas urbanas que circulan alrededor de la figura de Trujillo, tiene su origen aquí, en la Hacienda María, y su historia es confirmada por muchos ingenieros y arquitectos.

Una pendiente de aproximadamente 120 metros separa la Casa Blanca de la playa de cuadritos (o represas). Dicen que para evitar tener que subir (o enviar) a buscar las bebidas, Trujillo mandó a construir un tubo que conectaba ambos lugares y por allí se las enviaban directamente desde las pequeñas represas a sus manos. El tubo roto está al descubierto sobre la arena de la playa, a espera de que los viajeros confirmen la historia.

Pequeñas represas a orillas del mar
El horizonte de la ciudad de Santo Domingo se perfila a lo lejos. Los edificios se ven impresionantes y más cercanos de lo que realmente  se encuentran, a 20 kilómetros de distancia.

Pequeños y adultos se bañan en las piscinas que represan las aguas del mar que un muro rompeolas deja colar por los huecos de cemento corroídos por el paso del tiempo. Algunos pescan, otros vuelan chichiguas. Los niños hacen cola para esperar las olas que entran a la piscina y saltan de alegría cuando llegan.

A nadie le importa que allí se refrescara y organizara suntuosas fiestas Rafael Leónidas Trujillo. La playita de los cuadritos, como le llaman, y la antigua mansión del dictador, forman parte del Parque Ecológico de Nigua y todos están invitados a disfrutarlas.

Recuperación
La Casa Blanca y su entorno, que ocupan alrededor de 62 tareas de tierra de la antigua Hacienda María, han sido recuperados por el Codia y el Ministerio de Medio Ambiente tras décadas de abandono. 

Arturo Pichardo, presidente del patronato encargado de la estancia y ex presidente del Codia, recuerda que cuando iniciaron los trabajos y removieron una montaña de tierra de un costado de la villa descubrieron un minicampo de golf, ahora disponible al público. Aunque las obras fueron retomadas de manera definitiva en el año 2008, la piscina con forma de embarcación del dictador fue mejorada durante la gestión de Martín Concepción en el Codia, en 1997. El lugar que ocupan las caballerizas y los establos es usado como parqueo.

La rehabilitación ecológica de la línea costera de Nigua comenzó a finales del 2009.  Del lugar fueron sacadas toneladas de plásticos, vidrios y basura, dijo a LISTÍN DIARIO Daneris Santana, viceministro de Recursos Costeros y Marinos del Ministerio de Medio Ambiente.

El rescate comenzó con la recogida de escombros, la poda estética de los árboles y la eliminación de las plantas exóticas invasoras. Se plantaron y se continúa plantando especies nativas y adecuadas al ambiente costero como uvas de playa y aceituno y cinco brigadas le dan mantenimiento al ecosistema. 

También fueron mejorados los caminos de acceso y se construyeron calzadas y enramadas dentro de la propiedad.

Este atractivo playero se une a las primeras opciones ecoturísticas de los humedales de Nigua inauguradas en febrero de este año. Se espera que las visitas aumenten en los próximos meses y que la población se integre a las labores de rescate porque, dice Santana, “lo que le da sentido a la conservación es que la gente pueda usar y disfrutar sus recursos”.

AMBAS INSTITUCIONES ASUMIRÁN COMPROMISO
En las próximas semanas el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia) y el Ministerio de Medio Ambiente firmarán un acuerdo de cooperación interinstitucional que procura la conservación de la Casa Blanca, la recuperación de la playa y de las pequeñas represas y la arborización del litoral frente a la antigua Hacienda María. El anuncio fue hecho en el lugar por el ministro de Medio Ambiente, Jaime David Fernández; el presidente del Codia, Víctor Payano, y el presidente del patronato de la estancia, Arturo Pichardo, durante un encuentro con empleados y representantes de ambas instituciones.

El lugar, dijo Fernández, contará con un área infantil, canchas de voleibol, un campo de minigolf y una ruta de bicicletas que se extenderá desde Casa Blanca hasta las inmediaciones de la planta de Itabo.