Santo Domingo 24°C/29°C few clouds

Suscribete

Jueza declara inadmisible querella contra Gustavo Montalvo y otros tres exfuncionarios del PLD en torno al caso de los combustibles

Gustavo Montalvo. Foto de archivo.

Gustavo Montalvo. Foto de archivo.

Avatar del Listín Diario
Ramón Cruz BenzánSanto Domingo, RD.

La jueza Kenya Romero, del Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional, declaró inadmisible una de las cinco querellas que fue presentada en contra del exministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo; el exministro de Hacienda, Donald Guerrero; el exministro Administrativo, José Ramón Peralta y el exadministrador del banco de Reservas, Simón Lizardo, tres de ellos vinculados en el caso Calamar.

La magistrada tomó la decisión al considerar que la querella interpuesta por la Federación Nacional de Trabajadores del Transporte Social Cristiana (Fenattransc) y la Confederación Nacional de Organizaciones de Transporte (Conatra), no guarda relación con la solicitud de medida de coerción en contra de los encartados en el caso Calamar.

Sin embargo, el tribunal admitió cuatro querellas, entre ellas, una presentada por José René Gutiérrez Gatón y Rosa Esterlina Gatón, a través de sus abogados Francisco García Rosa, José Guillermo Jiménez Gutiérrez y José Augusto Sánchez Turbí, en contra de los varios de los imputados en el caso Calamar.

El doctor Manuel Rodríguez, abogado de Aldo Antonio Gerbasy, había solicitado a la jueza declarar inadmisible las querellas presentadas en contra de los encartados.

La querella que fue declarada inadmisible fue presentada por Mario Díaz y Antonio Martes, presidentes de FENATTRANSC y de CONATRA, a través de los abogados Carlos Manuel Mesa y Frederminio Ferreras Díaz, quienes señalan en la instancia que los ex funcionarios usaban el dinero que destina un impuesto adicional de dos pesos por galón al consumo de gasolina y gasoil, regular y Premium.

Conforme a la querella a los ex funcionarios del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), se le acusa de usar el dinero de destina un impuesto adicional de dos pesos por galón al consumo de gasolina y gasoil, regular y premium, previsto en la Ley No.112-00 para promover el desarrollo vial y la renovación del parque 4 de 46 vehicular de transporte público de pasajeros y de carga a favor del sector transporte.