Listin Diario Logo
07 de febrero 2023, actualizado a las 10:46 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 16 de noviembre de 2022

Enfoque

Protección privilegiada, invasores e ilegales

  • Protección privilegiada, invasores e ilegales
  • Protección privilegiada, invasores e ilegales
Julián Padilla
Santo Domingo, RD

Hace poco el ministro de la presidencia José Paliza decía en un programa radial, que  -en la gestión de Luis Abinader no hay nada improvisado-. Esto es importante tomarlo en cuenta porque así podemos entender que toda acción se ha ejecutado con un propósito. Esta afirmación del ministro Paliza nos sirve para poder analizar y realizar algunas deducciones e inferencias de decisiones que trascienden y que invitan a la comprensión para que las mismas sean aclaradas o se mantengan.

Han sido tantas en el camino y sin embargo, fue tan categórico el señor Paliza que es interesante recordarlo.

En muchas oportunidades sobre todo líderes de oposición han insistido en decir que el presidente Abinader, su gestión y ministros improvisan en su accionar y se basan en que luego deben dar marcha atrás o dejar sin efecto las medidas.

Al principio se podía pensar que era la inexperiencia, la curva de aprendizaje, pero luego de dos años, entendemos que ha sido un estilo de gobernar: ¡Déjame ver que dice la gente, si no dicen nada lo dejamos!

Por esto no sé sinceramente si el ingrediente fundamental ha sido la falta de planificación, experiencia o improvisación, como se ha dicho o si es la falta de carácter por temor a tener más impopularidad.

La estrategia ha sido invertir en comunicaciones para difundir todo lo que se hace y para proyectar una idea de excelencia a pesar de todos los problemas y desaciertos que luego explotan. Tal vez por ello las cuantiosas sumas de dinero (criticadas por cierto) que se vuelcan en la comunicación estratégica del gobierno.

Unas medidas le dan la vuelta al tema de ilegales en el país, con ánimos de proyectar una idea poco convincente, al sumarse al  -supuesto falso nacionalismo-, que por más de una década el mismo PRM y sus líderes criticaron. Pero ahora tratando de sacarles notas al violín y de sacar capital político para recuperar una popularidad que evidentemente ha venido cayendo, sencillamente se anuncian medidas desesperadas.

El tema de los ilegales haitianos se disfraza con realidades como son las invasiones de propiedades, hechos que también implican sin lugar a dudas a muchos dominicanos. En lugar de apoyarse en la ley de migración que dice claramente qué hacer y cómo hacerlo y atacar el problema base (causa fundamental):

 

Extranjeros Ilegales

El tema sobresale por el decreto emitido recientemente por el presidente de la república Luis Abinader. El difundido decreto anuncia medidas pero solo para invasores extranjeros ilegales, pudiendo decir claramente los invasores de propiedades privadas o del Estado tal cual lo dice la ley vigente, la cual aplica a todos. Pero se usa la ambigüedad con leyes ya existentes y que tienen sus propios procedimientos. Aunque esto deje por fuera a los dominicanos que abusan invadiendo propiedad privada o del Estado.

Por otro lado vemos como la medida de Interior y Policía que ha sido muy mal vista no solo por los establecimientos y negocios de diversión nocturna, sino por los que creen en la libertad de empresa.

¿Porque se deteriora la libertad de empresa?, porque se mina la competitividad de negocios que están en zonas afectadas favoreciendo a los competidores que están ubicadas en zonas que se ven beneficiadas, protegidas y no incluidas en la medida.

Para colmo la Policía Nacional, quien depende de Interior y Policía, anuncia que se suman 400 nuevos agentes para la prevención del delito, precisamente en las zonas que ahora lucen aún más protegidas (Naco, Piantini, etc), zonas que si pueden realizar sus actividades nocturnas ,sin limitación del horario para vender bebidas alcohólicas.

Parece que temen que los delincuentes se mudaran a estos sectores y para poder repelerlos intentan salvaguardar estos establecimientos y las zonas residenciales. Es decir, te protejo a ti, y ustedes que no vendan mas alcohol (que es cerrar el negocio) después de las 12 de la noche. Pero porque llevar el peligro a zonas que no lo tienen? ¿Estaríamos abriendo los ojos de aquellos que han sido amenazas en las zonas ahora impedidas de operar normalmente a partir de las 12 de la noche? ¡Creo que estaríamos magnificando el problema!

En este punto, habría que preguntarse si se tuvo la consideración del trato equitativo a todos los que en el país tienen negocios nocturnos. Tal vez olvidaron que hay gente que llega a un centro nocturno fácilmente a las 11 pm y hasta 12 de la media noche.

Por otro lado descuidamos el resto del país. No olvidemos que hay ciudades aún más peligrosas para todo tipo de actividad por ejemplo la ciudad de Santiago de los Caballeros, para citar un solo ejemplo. Otro caso: ¿Qué paso recientemente en la carretera de San Pedro de Macorís cuando un grupo de haitianos bloquearon el paso de vehículos?.

Pero quedémonos aquí en la ciudad capital. Es evidente que estamos fomentando la competencia desleal, protegiendo a unos y limitado a otros, cuando las leyes son de carácter general y no estamos en un estado de excepción.

Como vemos estos dos temas comentados generan controversias y ambigüedades. El tema de las invasiones de la propiedad privada y la estatal, está definido claramente en la ley y abarca a todas las personas que habitan en el territorio nacional. No especifica si son dominicanos o extranjeros, por lo que la ley es aplicable a todos.

Es por eso, que el decreto reciente del presidente Abinader, introduce un elemento que confunde a la opinión pública. Si se piensa dar una respuesta a la ACNUR sobre sus recientes declaraciones con el decreto, esa respuesta anuncia medidas que lucen estar por encima de la ley. Hay muchos dominicanos invasores así como extranjeros ilegales (haitianos) invasores.

Y el hecho de decir que los extranjeros invasores serán deportados, no debe ser la respuesta a la ACNUR quien ha dicho que la República Dominicana debe frenar las deportaciones de haitianos. Pues, deben ser deportados todos por estar ilegalmente en territorio nacional no importa donde se encuentren escondidos.

En lugar de afrontar y apegarse a la ley de migración y hacerla cumplir como tanto se ha dicho, nos ponemos creativos y creamos un problema mayor emitiendo un decreto donde se pasa por encima a una ley vigente. Por otro lado, existen procedimientos para declarar un impedimento de salida o de entrada al país y quien deja sentado esto en una resolución es un tribunal. Cabría preguntarse si no solo estaríamos emitiendo un decreto que se sobre pone a las leyes existentes, sino a la misma constitución de la República.

Como puede inferirse, tanto en la medidas de interior y policía y el decreto del presidente: a)horario para las bebidas alcohólicas privilegiando sectores b)aumento de protección precisamente a los sectores privilegiados; y c) el decreto del presidente, parece que no tomaron en cuenta algunos elementos que hemos comentado.

Y como debemos acogernos a lo dicho por el Ministro Paliza:  -en la gestión del presidente Abinader no hay nada improvisado-, entonces estas decisiones preocupan aun más.

¿Por qué?, porque entonces poco importan las leyes y la equidad en la República Dominicana. Y olímpicamente seriamos capaces de hasta gobernar por decreto.

Si han sido improvisaciones, esto tiene una cura factible, la humildad de reconocerlo y hacer las correcciones de lugar. Bueno y ya el pueblo está acostumbrado a cada metida de pata. Es un estilo de gobernar.

Pero si en lugar de esto es el paradigma de la arrogancia la que nos impulsa, insistiremos con las medidas y el precio a pagar será la verdad cuando esta salga a flote y no tengamos ropa para cubrirnos.