Santo Domingo 23°C/24°C few clouds

Suscribete

Canciller Álvarez: "El principal objetivo es el apoyo externo urgente a la Policía Haitiana"

“Esta resolución es muy importante, pero solo un primer paso”, publicó Álvarez a través de su cuenta de Twitter

Roberto Alvarez, a mediados de octubre, ofreciendo sus palabras a nombre del gobierno dominicano ante una sesión sobre Haití del Consejo de Seguridad de la ONU.

Roberto Alvarez, a mediados de octubre, ofreciendo sus palabras a nombre del gobierno dominicano ante una sesión sobre Haití del Consejo de Seguridad de la ONU.

Avatar del Listín Diario
Redacción DigitalSanto Domingo, RD

El canciller dominicano, Roberto Álvarez, manifestó que la más reciente resolución adoptada por el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) respecto a la crisis haitiana “es solo el primer paso” para lograr la pacificación de Haití.

“Esta resolución es muy importante, pero solo un primer paso”, publicó Álvarez a través de su cuenta de Twitter mediante un tuit citado de la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield.

El ministro de Relaciones Exteriores dominicano agregó que el principal objetivo es el apoyo externo urgente a la Policía Haitiana como la única vía para pacificar Haití y “llevar tranquilidad a los 11 millones de haitianos que esperan la CI y la ONU escuchen su clamor”.

Thomas-Greenfield anunció ayer que el Consejo de Seguridad adoptó una resolución para atacar a los actores criminales en Haití “que han estado socavando la estabilidad y aumentando la pobreza”. Esta acción fue descrita por la embajada estadounidense como “un primer paso”, el cual fue apoyado por el canciller dominicano.

El Consejo de Seguridad aprobó por unanimidad la imposición de sanciones a grupos armados de Haití que controlan grandes zonas del país, incluidas importantes infraestructuras y vías de comunicación.

Los quince miembros del consejo, incluidos Rusia y China, que habían mostrado antes sus reservas, apoyaron la resolución que fue redactada por Estados Unidos y México para intentar poner freno a la violencia e intentar ayudar al Gobierno a recuperar la situación en un momento en el que el país sufre un brote de cólera.

“Buscamos ante todo apoyar a Haití en su lucha por establecer una convivencia pacífica y una gobernabilidad democrática”, aseguró el representante de México, Juan Ramón de la Fuente, que alabó la inclusión de un embargo de armas en la resolución.