Listin Diario Logo
11 de agosto 2022, actualizado a las 12:00 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República jueves, 04 de agosto de 2022

Los cambios por dentro del hospital Padre Billini

  • Los cambios por dentro del hospital Padre Billini

    Las unidades de cuidados intensivos, sus interiores y salas de internamiento están totalmente remodeladas. JORGE LUIS MARTINEZ

  • Los cambios por dentro del hospital Padre Billini
  • Los cambios por dentro del hospital Padre Billini
Doris Pantaleón
Santo Domingo, RD.

Ascensor con vista panorámica, espacio exterior con cristales especiales para la climatización del paciente y murales visuales enfocados en su historia y en la naturaleza, adornan las paredes del remodelado hospital Padre Billini. 

Esos son los primeros cambios que quedan a la vista de los que entran al hospital, ubicado en la zona colonial, que encierra más de 500 años de historia. 

Cuenta con 57 camas, de las cuales 48 son de hospitalización, 12 consultorios, cinco quirófanos, cinco camas de cuidados intensivos, incluyendo una para aislamiento y un sistema de osmosis de última generación para el tratamiento de toda el agua que utilizará el centro. 

Desde inicio de semana un intenso movimiento de personas, daban los toques finales a la limpieza y decoración, ya que hoy será entregado de manera formal por el presidente Luis Abinader. 

El centro, cerrado desde el 2018 por sufrir daños en su estructura, fue sometido a un proceso de intervención que incluye refuerzo estructural, trabajos de arqueología, labor de preservación de la estructura colonial, colocación de pisos de alto tránsito y la reingeniería de todas sus áreas acorde al requerimiento de la Dirección de Habilitación del Ministerio de Salud Pública. 
  
Visto por dentro 
Faltando poco para su entrega a la comunidad, Listín Diario realizó un recorrido por cada una de sus áreas para conocer a detalles con qué se encontrarán los pacientes del altamente demandado hospital Padre Billini cuando acudan en busca de sus servicios. En el 2018 inició su intervención tras presentar deterioro en su infraestructura, que inició con el hundimiento en el piso del área de la capilla, por lo que sus servicios y personal fueron referidos a otros centros.   

El recorrido, guiado por Claudio Espinal, director de Edificaciones de Salud del Ministerio de la Vivienda y Edificaciones (MIVED), abarcó las distintas áreas y servicios que ofrece el establecimiento de salud. Comenzó   en el ala sur del primer nivel y concluyó en el tercer nivel próximo a la residencia de las Hermanas Mercedarias, quienes residen allí desde hace 112 años.  
  
Palmeras y atardeceres 
La decoración de interiores ha estado a cargo de Patricia Reid Vaquero, quien explicó que los murales están enfocados en el símbolo de la palma real presente en el país desde los Taínos. 

“Estamos tratando de unirlo todo con la naturaleza, por lo que todas las fotos colocadas son atardeceres, naturaleza, ríos, porque la naturaleza ayuda a tener la mente positiva, lo que influye en la recuperación del paciente”. 

Además de la rica historia que encierra el hospital, dijo, que fue auspicio, cárcel, cuartel de policía, hospital. 

En el primer nivel 
En el ala norte del primer nivel del hospital se encuentra la capilla, área de cocina y comedor, reumatología, sala de enseñanza, área de morgue, unidad de tuberculosis, unidad de pie diabético, así como una estructura metálica acompañada de cristales especiales en el patio recomendada para la climatización del cuidado del paciente, adornado de plantas naturales. 

La estatua del padre Francisco Xavier Billini, su fundador, fue reestructurada y se colocó un ascensor panorámico. 

En su entrada principal del hospital se encuentran murales con imágenes de la historia del hospital, la vida y trascendencia de su fundador y de las hermanas mercedarias y el mapa de los servicios del centro.     

Segundo piso 
En el ala sur del segundo nivel funciona el área de endoscopía, parte del área administrativa como recursos humanos, dirección y subdirección, mantenimiento, estación de enfermería, salas de hospitalización, sala de reuniones y área de nutrición de preparación y entrega de alimentos para pacientes que requieren alimentación especial y un salón multiusos para la formación médica. 

Está también la unidad de cuidados intensivos general con cuatro camas y una de aislamiento con una cama.  Además del bloque quirúrgico con cinco quirófanos, un área pre quirúrgica con cinco camas y post quirúrgico con 10 camas y servicio de esterilización, con pisos y paredes antisépticos, con esquinas con estructuras curvas que impiden el alojamiento de bacterias.  En el ala norte, hay habitaciones de hospitalización de una y dos camas y estación de enfermería. 
  
Tercer nivel 
En el tercer piso en el área sur funciona el área docente, los dormitorios de médicos residentes, alguna área administrativa, oficinas del Seguro Nacional de Salud (Senasa), salón de reuniones, así como la residencia de las monjas. 

La emergencia   
El área de emergencia, aunque permanece en el mismo lugar que antes, fue intervenida, cuenta con sala de espera con capacidad de 35 asientos, triaje, nebulización, un consultorio de emergencia, cura y yeso

Equipos 
Los equipos ya fueron calibrados y probados, por lo que, de acuerdo a sus ejecutores, el hospital está listo para arrancar a ofrecer servicios. Cuenta con circuito cerrado de cámaras de seguridad y sistema de detección de incendio. 
  
Inversión
Con una inversión de 2,175 millones de pesos, el Billini fue remodelado en su infraestructura, extendida sobre unos 10,470 metros. 

Orígenes  
El hospital Docente Padre Billini, en principio llamado Hospital Real de San Andrés, data del año 1552 cuando Francisco de Molina atendía en su casa a enfermos que carecían de recursos. A través de los años fue creciendo, hasta que el presbítero Francisco Xavier Billini, en 1880, lo reconstruyó.