Listin Diario Logo
25 de junio 2022, actualizado a las 12:21 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 25 de mayo de 2022

DISCAPACIDAD MÚLTIPLE

Carina pide ayuda para realizar estudio a su hijo con discapacidad múltiple

Le costaba hablar de la difícil situación que enfrenta con su retoño Jesús Valdez, quien padece discapacidades múltiples (Sordoceguera, trastorno del habla y lenguaje por la misma condición y autismo) y en la actualidad necesita una resonancia

  • Carina pide ayuda para realizar estudio a su hijo con discapacidad múltiple

    Carina Valdez, madre de Jesús. 

    Foto: SE| Listín Diario. 

  • Carina pide ayuda para realizar estudio a su hijo con discapacidad múltiple
Shaddai Eves
shaddai.eves@listindiario.com
Santo Domingo, RD

A Carina Valdez no le salían las palabras… hacía una pausa cuando completaba una frase y se le cargaban los ojos sentada en una sillita blanca de plástico.

Le costaba hablar de la difícil situación que enfrenta con su retoño Jesús Valdez, quien padece discapacidades múltiples (Sordoceguera, trastorno del habla y lenguaje por la misma condición y autismo) y en la actualidad necesita una resonancia.

“Me da pena hablar de la situación que uno vive cada día, sobre todo las madres que tenemos niños con discapacidad. A veces uno con nuestros niños quiere esconderse, pero no es bueno porque Dios se los da a uno por algo. Yo me esfuerzo bastante con mi hijo a pesar de que no trabajo, porque no puedo ni tengo quien me lo atienda”, fueron las primeras palabras que salieron del corazón de esta madre que ha asumido en solitario y junto a su padre, quien trata de ayudarla cuando puede, los retos múltiples de Jesús.

Carina, quien reside en el sector Valiente (Kilómetro 23 de Las Amércias), explicó que la resonancia de Jesús forma parte de un conjunto de estudios para un diagnóstico y ella no cuenta con los recursos para realizársela debido al alto costo del médico anestesiólogo que necesita su hijo por sus condiciones múltiples.

“Aquí tú vas a una clínica y si no tienes RD$10,000 para pagar una anestesia a un niño como mi hijo no lo vas a hacer ni vas a saber lo que tiene realmente… Eso me da mucho coraje. Debería de haber más ayuda y apoyo para las personas con discapacidad. Yo no elegí ser madre soltera”, dijo llena de impotencia mientras se secaba las lágrimas con un trozo de papel.

Jesús también está asistiendo a la escuela sólo dos días a la semana. Carina lo lleva cuando puede.

“Antes yo podía traerlo todos los días, pero ya no. Yo calculé para traerlo todos los días y se me va al mes más de doce mil pesos. Yo no trabajo para gastar eso al mes”, indicó.

Desde el Kilómetro 23 de Las Américas debe tomar taxis para llegar, debido a que “es muy fuerte y difícil utilizar transporte público”.

“Me da mucha impotencia, porque yo tengo que pedir muchas veces un pasaje para llevar a mi hijo al médico o para darle de comer cuando no tengo o cuando mi papá no puede”, señala la afligida mujer.

Carina lo ama y se siente orgullosa de él

“Él me llena mucho de alegría. Cuando yo siento que me voy a derrumbar, él me levanta”, expresó Carina sobre su hijo de 10 años.

Jesús es un niño muy cariñoso y se lo demuestra a su manera todos los días con sus abrazos, se pone a olerla y le da besos.

Carina manifestó que todos los esfuerzos médicos y educativos que hace por él valen la pena porque su hijo poco a poco muestra avances.

“Lo que más me enorgullece que el esfuerzo vale la pena. Yo pensé que mi hijo no se iba a salvar… nació sumamente chiquito y mira la edad que tiene y lo grande que está. Mi esfuerzo vale la pena. Eso me ha hecho más fuerte y con más ganas de seguir luchando. Yo le pido a Dios que me ayude bastante y yo no pierdo la esperanza de que mi hijo hable”, expresó.

Su sistema de comunicación

El sistema de comunicación de Jesús se basa en el tacto y hablándole de cerca en el oído.

Carina coloca la mano de su hijo en su garganta y él siente las vibraciones de su voz y las interpreta.

“Yo le hablo en el oído y uso las manos. Le digo: Jesús, ¿cómo estás? y el siente la vibración”, explicó a la vez que contó que lo enseño a cepillarse por sí solo y a ponerse su ropa.

“Mi hijo sabe pedir comida… me dice: ¡Arroz, comida!  y agua”, contó Carina a reporteros de LISTÍN DIARIO.

Contacto

Para cualquier colaboración, Carina compartió el número de teléfono 809- 405-0322.