Listin Diario Logo
28 de junio 2022, actualizado a las 12:25 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República martes, 10 de mayo de 2022

Estado del bienestar social y las reformas urgentes

  • Estado del bienestar social y las reformas urgentes
  • Estado del bienestar social y las reformas urgentes
Willians de Jesús Salvador

En América Latina existe el temor de que colapse el estado del bienestar, por el shock de los factores externos, producto de la guerra híbrida en Ucrania, la cual tiene dos componentes, el territorio ucraniano, lugar de combates y otro el geopolítico, expresado por las sanciones económicas a Rusia por Estados Unidos de América, la Unión Europea y aliados. Estas sanciones no detuvieron a Rusia porque sus objetivos se enmarcan en su estrategia de mantener seguras sus fronteras, expansión territorial y recolocación como polo de poder global.

Como consecuencia de la polemología de esta guerra, concepto definido por Gastón Bouthoul como “el estudio objetivo y científico de la guerra como fenómeno social susceptible de observación” hay una importante distorsión en los mercados internacionales, sobre todo en los precios de los combustibles, gas, carbón, cereales, aceites y los fertilizantes, entre otros, creándose un espiral inflacionario global, como fenómeno social que afectará la economía asimétrica de nuestra región.

Hay quienes han expresado sus preocupaciones por la perturbación de la paz social, que afecte la gobernabilidad y el clima democrático en diferentes países del área, sobre todo en aquellos donde aumente la insatisfacción del pueblo, y no exista una democracia fuerte y un sistema de partidos sólido, que resista las improntas generadas por la crisis, y realicen el consenso para ejecutar las reformas urgentes, realizar los cambios estructurales, económicos, políticos y sociales, para reajustar la economía que demandan las circunstancias internacionales, a fin de garantizar el estado del bienestar social.

El estado del bienestar es un concepto político-económico de un modelo de estado y de organización social en el que el Estado garantiza los derechos sociales a los ciudadanos del país, en tiempos de crisis económicas, por la recesión económica, inflación, pérdida de puestos de trabajo, que son producto de diversas circunstancias, indefectiblemente se disparan los índices de pobreza, los gobiernos están compelidos a tomar medidas urgentes, a fin de garantizar la asistencia a los sectores más pobres de la sociedad.

Hay que preservar el bienestar social, garantizado los niveles de salud, educación de calidad, acceso a la vivienda, bienes de consumo, desarrollo urbanístico y seguridad ciudadana, en tiempo de crisis económicas deben garantizarse los derechos inherentes del ciudadano, hacer reformas urgentes, para tales fines deben gobierno, congreso, partidos políticos, sectores económicos organizados, asociaciones profesionales, sindicatos y sociedad civil, de poner actitudes y prejuicios, actuar con la madurez que demandan los tiempos, sentarse en la mesa del diálogo, llegar a acuerdos y a la eclosión de un nuevo pacto social.

En República Dominicana está abierto el “Diálogo por las Reformas” convocado por el presidente Luis Abinader, según el Consejo Económico y Social (CES), el objetivo es fortalecer la institucionalidad y hacer una modificación a la gestión del Estado. En la actualidad hay 11 mesas temáticas abiertas, integradas por 37 miembros que forman cada una de ellas, 10 representantes del sector oficial, 15 de los partidos políticos y 12 del CES, cuatro por cada sector, son ellos social, empresarial y laboral. Las mesas temáticas son electoral, medioambiente y cambio climático, modernización de la administración pública, política exterior y migración, salud, seguridad ciudadana y reforma policial, seguridad social, transformación digital, transparencia e institucionalidad, transporte y agua.

Se está hablando de un Pacto Verde para un desarrollo sostenible, pienso que todos los actores estarán de acuerdo e igual en otros aspectos trascendentes para modernizar la administración pública, para que sea más transparente y eficiente, estas propuestas para modificación del Plan General de Reforma y Modernización de la Administración Pública en RD.

Es de alto interés lo relativo a la discusión sobre la reforma al Ministerio de Salud Pública y de Seguridad Social que tiene como aspectos nodales aumento de afiliación, la salud de los pensionados, los cambios de prestaciones de servicios y prestación de salud del seguro de riesgos laborales, un tema fundamental es el fondo de protección al desempleado, la unidad de primer nivel de atención en salud, etc.

La reforma a la Constitución de la República ha sido el tema que divide el liderazgo nacional, planteada en la mesa temática de Transparencia e Institucionalidad, entre las propuestas de reformas están unificación de las elecciones, eliminar el arrastre electoral y elección de las Altas Cortes, y otras reformas a la Carta Magna.

Los partidos políticos se retiraron por considerar que no es el mejor momento para una reforma a la Constitución de la República, lo que crea suspicacia es que desde la casa de gobierno y el partido en el poder, se ha aireado la probabilidad de bajar el porciento de ganar en primera vuelta al 40%, este sería un retroceso democrático de la formación de gobierno de mayoría absoluta.

La Constitución de la República Dominicana, ha sido objeto de modificación en 39 ocasiones en 15 periodos presidenciales desde el presidente Pedro Santana hasta Danilo Medina, las reformas han sido para la relección o acumular más poder, nuestra democracia ha resistido muchas pruebas de fuego, fraudes electorales, fallos históricos, gacetazo, compras de votos con el dinero del Estado y de diferentes orígenes, reformas simplemente con fines releccionistas, aunque en otras ocasiones han primado necesidades históricas circunstanciales, por ejemplo, el presidente Juan Bosch en su gobierno del año 1963 realizó cambios profundos estableciendo principios avanzados en lo económico, político y social, eran momentos en que nuestro país se reinsertaba en el mundo democrático.

Nuestra democracia se ha sobrepuesto a diferentes injurias, golpes de Estado, gobiernos donde se han conculcado los más elementales derechos constitucionales y políticos como en los 12 años de gobierno del presidente Joaquín Balaguer.

Leyendo el Best Seller “Cómo mueren las democracias”, de los autores Steven Levitsky y Daniel Ziblatt, estudiosos de caídas de democracias en Europa y Latinoamérica, ellos analizan democracias ejemplares como la de Chile, Venezuela y Nicaragua, que terminaron enclaustradas en el férreo puño de un tirano, otras han dado saltos al vacío, producto del populismo irracional de las masas. ¡Cuidemos nuestra democracia! Es aconsejable diferir ese tema de la reforma constitucional de la agenda nacional, nuestros problemas actuales no son constitucionales, son de readecuar el aparato productivo a las necesidades de una economía de guerra.

En la actual coyuntura de crisis producto de todos los factores antes mencionados, y existiendo la necesidad real de impulsar acuerdos en el que participen todos los sectores nacionales, y por supuesto no pueden faltar los partidos políticos que constituyen la piedra angular de nuestra democracia y fundamentales para impulsar un Nuevo Pacto Social, por la gobernanza, es el momento de auspiciar un gobierno que haga de la interrelación de las fuerzas políticas y sociales de la nación las bases del Estado dominicano, todos somos garantes del desarrollo.