Listin Diario Logo
28 de junio 2022, actualizado a las 12:25 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República sábado, 26 de febrero de 2022

Presidentes que chocaron con líderes extranjeros

Conflictos de presidentes con líderes extranjeros

  • Presidentes que chocaron con líderes extranjeros
  • Presidentes que chocaron con líderes extranjeros
Saulo Mota Telemín
saulo.mota@listindiario.com
Santo Domingo, RD

Con las declaraciones del presidente Luis Abinader sobre su homólogo ruso, Vladimir Putin, se sumó otro capítulo más en la his­toria de encontronazos de mandatarios dominicanos con líderes de otros países.

Sin embargo, lo ante­rior fue una excepción a la tendencia de República Dominicana de mantener­se al margen de conflic­tos internacionales, o pro­blemas internos de otras naciones, como lo fue en 1941, cuando el Gobierno le declaró la guerra a Ale­mania, Japón e Italia du­rante la Segunda Guerra Mundial.

El primer anuncio ocu­rrió el 9 de diciembre de ese año cuando, bajo la recomendación del tirano Rafael Leónidas Trujillo, el Congreso Nacional autori­zó al Poder Ejecutivo hacer esta proclamación de gue­rra en contra de Japón.

Trujillo, quien estaba en aquel entonces en la ciudad estadounidense de Nueva York, aseguró que con esta acción el país “se solidariza­rá con el Gobierno y el pue­blo norteamericano”.

Un par de días después se hizo lo propio con Italia y Alemania, con el entonces presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roose­velt, felicitando a su contra­parte dominicana, Manuel de Jesús Troncoso, por la decisión.

Igualmente Trujillo, al día siguiente, resaltó la dis­ponibilidad de ayudar a lu­char a favor de causas esta­dounidenses.

“Repito lo que he dicho a menudo: que la Repúbli­ca Dominicana está pres­ta a conceder a los Estados Unidos el uso de su tierra, mar y aire a fin de conducir la guerra contra los agreso­res”, afirmó en una entrevis­ta de aquel tiempo.

No obstante esta medida tuvo sus consecuencias, de acuerdo con el escritor Pe­dro Henríquez Ureña en su texto “La República Domi­nicana desde 1873 hasta nuestros días”, en el que reseñó que “el país sufrió durante el transcurso de la guerra con los ataques submarinos, la pérdida de buques mercantes y de no pocos hombres”.

Intento de magnicidio
La enemistad entre Truji­llo y Rómulo Bethancourt era cuestión pública, dada las inclinaciones del exje­fe de Estado venezolano de criticar el régimen del dic­tador. Esta rivalidad llegó a su punto máximo cuando el sátrapa intentó asesinar a Betancourt en 1960 en Ca­racas, Venezuela, con un ca­rro bomba que explotó jus­to cuando vehículos de la escolta del mandatario pa­saba por el lugar.

Según informes policia­les, reseñados en un artí­culo del LISTÍN DIARIO de Miguel Guerrero, los explo­sivos estaban distribuidos en dos maletas, teniendo la más pesada alrededor de treinta kilos y la otra unos diez.

El plan simple en ejecu­ción: dos sujetos estaban a cargo de estacionar el vehí­culo que tenía los explosi­vos en una de las calles que recorrería Betancourt; otro se posicionaría en un puen­te, el que le daría una am­plia vista de la avenida en cuestión, para así poder dar la señal de la llegada de Be­tancourt; y finalmente, es­taba el que se encargó de detonar el carro.

Conflicto en Embajada
Las tensiones políticas con el vecino país de Haití se han elevado y disminuido a través de los años, pero uno de los puntos más altos de conflicto se produjo duran­te la administración presidi­da por Juan Bosch.

En esa época el líder hai­tiano era François Duvalier, conocido popularmente co­mo “Papa Doc”.

Según recuentos del LIS­TÍN DIARIO, a fínales de abril de 1963 hubo un in­tento de secuestro de los hi­jos de Duvalier.

Como respuesta, Papa Doc mandó a iniciar una investigación sobre el ca­so, cuyos resultados señala­ban a un teniente de nom­bre François Benoit, como el culpable de la intentona.

Por su parte, Benoit se re­fugió en la embajada domi­nicana ubicada en Petion­ville, por lo que militares haitianos rodearon la sede diplomática, afirmando que los dominicanos permitie­ron la salida del acusado.

Como respuesta a es­ta acción, Bosch pronunció un discurso catalogando el hecho como un insulto sin provocación, expresando que invadir la embajada es equivalente a invadir terri­torio dominicano.

“Hemos sido insultados sin haber provocado noso­tros el insulto; se ha inva­dido nuestra embajada con fuerzas armadas, lo cual equivale a una invasión a nuestro país y es una ofen­sa imperdonable a nuestra dignidad… no estamos dis­puestos a tolerar esa situa­ción y no la toleraremos por ningún motivo”, subrayó.

Eventualmente, Duvalier retiró a sus soldados de la embajada dominicana.

Danilo vs San Vicente
En noviembre de 2013 el primer ministro de San Vi­cente y las Granadinas, Ral­ph Gonsalves, solicitó que República Dominicana sea suspendida del Foro de Es­tados ACP del Caribe (Cari­foro), si se aplicaba la sen­tencia 168- 13 del Tribunal Constitucional donde se es­tableció que sólo se consi­deran como nacionales las personas nacidas en terri­torio dominicano de padres dominicanos o residentes legales.

Gonsalves mantuvo sus críticas sobre el caso, y mientras que el Ministe­rio de Relaciones Exterio­res (Mirex) rechazaba es­te reclamo, Danilo Medina, quien se encontraba duran­te sus primeros años de ges­tión. Esto cambió a prin­cipios de 2014, durante la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamerica­nos y Caribeños (Celac).

Allí Medina tronó en con­tra de Gonsalves, negando las acusaciones en su con­tra y lo mandó a gobernar a Las Granadinas y que deja­ra a él gobernar la Repúbli­ca Dominicana.

“Para nosotros es inacep­table que nos quieran acu­sar de racistas, de discrimi­nación y de violación a los derechos humanos”, dijo indicando que Gonsalves hizo por Haití lo que han hecho los dominicanos.

“Intervencionista”
El pasado jueves Abina­der catalogó a Putin como un intervencionista, por las maniobras militares que el mandatario ruso autorizó que se hicieran en territorio ucraniano.

Esas declaraciones se produjeron luego de que el jefe de Estado domini­cano suspendiera todas sus actividades pautadas en el interior del país, pa­ra convocar una reunión de emergencia del Gabinete Económico para tomar me­didas para contrarrestar los efectos de este conflicto.

Asimismo, expresó que Putin no respeta la iden­tidad política, cultural y territorial de Ucrania, se­ñalando que “esta agresión unilateral violenta la norma básica de la convivencia pa­cífica entre las naciones, po­niendo en vilo a toda la hu­manidad”.

Abinader finalizó su co­municado haciendo un lla­mado a Rusia para que re­tire sus tropas de Ucrania, a fin de encontrar una so­lución diplomática al con­flicto.

CIFRAS
Rusia en Ucrania

La Federación Rusa desplegó tropas milita­res en la frontera con Ucrania unos ciento de miles de soldados lue­go de reconocer la inde­pendencia de dos terri­torios separatistas: Donet­sk y Lugansk.

La respuesta
Ante la amenaza, Ucra­nia organizó la movi­lización de reservistas del ejército de entre 18 y 60 años y recomendó a sus ciudadanos que salgan de Rusia rápida­mente.