Listin Diario Logo
28 de junio 2022, actualizado a las 08:20 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República lunes, 31 de enero de 2022

La dirección de informática de la JCE sigue siendo tema de preocupación para los partidos

Esta es la segunda ocasión luego de culminado el pasado proceso electoral que la dirección de informática es parte de cuestionamientos acerca de la contratación o sustracción de personal sin conocimiento previo de los partidos

  • La dirección de informática de la JCE sigue siendo tema de preocupación para los partidos
Javier Flores
Santo Domingo, RD

A casi dos años después de que se suspendieran las elecciones municipales del 16 de febrero por un fallo en los equipos del voto automatizado, la Dirección de Informática de la Junta Central Electoral (JCE) vuelve a ser el centro de atención de los partidos políticos, luego de que se filtrara la información sobre una cantidad “inusual” de renuncias de varios técnicos del departamento que ahora es dirigido por Johnny Rivera.

De acuerdo a un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA), el fallo en las elecciones municipales pasadas fue provocado por la falta de revisión de los mismos, lo que dio al traste con la cancelación del entonces director Miguel Ángel García.

Con la Fuerza del Pueblo haciendo constatar su preocupación acerca del tema mediante una instancia depositada a la secretaria del órgano electoral y solicitando con carácter de “urgencia”, que sea efectuada y consensuada con los demás partidos la reestructuración pendiente “desde el fallido voto automatizado”, las demás entidades que conforman el sistema político del país han expresado su pensar acerca del mismo.

“En vista de que hemos tenido conocimiento sobre una cantidad inusual de renuncias del personal, en su mayoría, del personal técnico de la dirección de informática y de informes sobre injerencias externas en la misma, expresarnos nuestra preocupación, ya que vernos que no está siendo respetada la integridad y autoforma de la dirección de informática”, dicta la misiva depositada por el partido liderado por el expresidente Leonel Fernández.

PLD

El delegado político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) ante la JCE, Danilo Díaz, manifestó que todo el personal que se sustituya o cambie allí debe ser comunicado a los partidos políticos a los fines de mostrar la “transparencia” que se necesita en ese departamento, ya que es “uno de los departamentos fundamentales en la organización de los procesos electorales”.  

De hecho, Díaz denunció que el actual director de informática está siendo presionado por uno de los miembros del pleno para que este renuncie o sea pensionado.

“El director de informática está siendo presionado para que renuncie o sea pensionado a los fines de que esa posición pase a una persona aconsejada por el partido de Gobierno (Partido Revolucionario Moderno) y están ejerciendo presión a través de uno de los miembros del pleno, que ha ido poco a poco limitado sus funciones en ese puesto”, expresó Díaz al LISTÍN DIARIO.

PRSC

El delegado del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Tácito Perdomo, dijo que en una reunión efectuada la pasada semana expresó la preocupación de su partido en torno al tema de las renuncias inusuales y exclamó que todavía no se ha cumplido con la reestructuración necesaria que fue prometida luego del fallo de las elecciones de febrero del 2020.

“Hay que proceder a lo acordado para evitarnos a tiempo el problema como hubo en el pasado, para verlo con tiempo para tener las cosas claras, lo reclamamos ahí, el Partido Reformista lo reclamó…tu sabes lo que pasó el año pasado y ahí había un personal, que hay que preguntarle que pasó, que no pasó, todo lo que sea necesario aclarar para que no ocurra lo del pasado”, agregó Perdomo.

El dirigente reformista agregó que hasta el momento la JCE no ha emitido ninguna comunicación ni explicación al tema de las renuncias que se han producido de los técnicos y que se necesita la aclaración de la entidad para “evitar los rumores”, al tiempo que destacó que nada de eso hubiera sucedido “si se hubiese respetado lo acordado”.     

Alianza País

En ese orden, Sergio Holguín, delegado de Alianza País; manifestó que se encuentran investigando la denuncia pero que ya en una reunión previa habían manifestado su preocupación con el tema.

“El pasado año habíamos manifestado la necesidad de, en conjunto con los partidos políticos, reestructurar las direcciones de Elecciones e Informática en niveles inferiores a las direcciones”, dijo Holguín.

PRM         

Al ser consultado sobre el tema, el delegado del PRM ante la JCE, Orlando Jorge Mera, agregó que se ha enterado del mismo a través de los medios de comunicación pero que no será hasta que tenga “conocimiento formal del tema” que emitirá una opinión.

Antecedentes  

Esta es la segunda ocasión luego de culminado el pasado proceso electoral que la dirección de informática es parte de cuestionamientos acerca de la contratación o sustracción de personal sin conocimiento previo de los partidos.

El mes de marzo del 2021, los partidos de oposición denunciaron que la designación de Ceira Merejo y Danny Reyes  como subdirectores de Informática, fueron realizados sin el previo consenso con la mayoría de los partidos políticos, como lo establece la ley 15-19 sobre Régimen Electoral; incluso señalando que ambos eran militantes del partido oficialista.

Cabe destacar que en mayo de ese año, el órgano electoral sometió a los partidos políticos la ratificación de Mario Núñez, actual director de la dirección Nacional de Elecciones y Rivera, como director de Informática, quienes montaron del pasado proceso electoral presidencial. Rivera asumió el cargo luego de la suspensión y posterior desvinculación de Miguel Ángel García tras el fallo de las elecciones municipales de febrero de 2020, mientras que Núñez fue el encargado de la logística.     

En esa oportunidad, los partidos de oposición aceptaron las ratificaciones de Núñez y de Rivera mientras que el PRM sugirió la reestructuración completa de ambos departamentos, en vista de la suspensión de las elecciones municipales en febrero del pasado año.