Inertes lucen los centros de vacunación durante el feriado día de la Virgen de La Altagracia

  • Foto: Jorge Cruz / LD

Yasmel Corporán
Santo Domingo, RD

Faltando diez días para que entre en vigencia la disposición de las autoridades de salud del país donde se exige a la población presentar la tarjeta de vacunación contra el covid-19 con la tercera dosis aplicada para poder ingresar a espacios públicos y masivos, las áreas destinadas para inoculación en la ciudad capital exhibieron una lenta actividad.

Durante un recorrido realizado en la mañana de este viernes por los recintos de vacunación del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, el Teatro Nacional, el Club San Carlos, el Parque del Este y la estación del Metro de Santo Domingo Eduardo Brito, se pudo observar una reducida asistencia de personas.

Sin embargo, a inicios de semana, la afluencia fue considerablemente mayor, por lo que el personal sanitario atribuye la lenta actividad de este viernes al día feriado.

La mayoría de las personas que acudieron a los centros anteriormente mencionados fueron a colocarse la tercera dosis. No obstante, para asombro de los médicos encargados de estos recintos, a la fecha todavía hay personas acudiendo para colocarse la primera dosis, lo que infiere que el grado de abstención de la población sigue siendo significativo.

De acuerdo a sus declaraciones, entre los motivos que dan estos ciudadanos se encuentra “la desconfianza en la vacuna, la exigencia de las autoridades y la dejadez”.

“todavía hay muchas dudas respecto a la vacuna, sorprende la cantidad de personas que no creen ella”, expresó la doctora Coraima Morales, al tiempo que manifestó que muchos se inoculan renuentes y no por conciencia ciudadana. 

Nuevas medidas

Este jueves el ministro de Salud Pública Daniel Rivera, informó que a partir del 7 de febrero podrán acudir a los centros de vacunación para ser inoculados más de un millón de ni­ños en el rango de edad entre cinco y 11 años.

La vicepresidenta Raquel Peña sostuvo que la inoculación será voluntaria y con el consentimiento informado de los padres.