Listin Diario Logo
17 de septiembre 2021, actualizado a las 12:51 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 14 de julio de 2021

La página en blanco de Balaguer: una hoja que hace mucho ruido

  • La página en blanco de Balaguer: una hoja que hace mucho ruido
Ashley Ann Presinal
Santo Domingo, RD

“Vamos a dejar que la Justicia acabe de investigar y acabe de juzgar, después vendrá la mía, porque la mía es una cosa histórica, puede ser que la mía disienta y puede ser que no”, se pronunció el entonces presidente Joaquín Balaguer a dos meses del juicio en el que se pretendía esclarecer el cruento asesinato del periodista Orlando Martínez Howley.

Balaguer esperaba que los tribunales arrojaran la “verdad” acerca de la fatídica muerte del opositor al régimen para entonces “revelar la suya”, no obstante, han pasado 19 años desde la muerte del exmandatario y todavía su “verdad” permanece oculta.

 Una página en blanco, símbolo del silencio dejado por el expresidente en su libro autobiográfico, encubre los detalles del asesinato Orlando Martínez el 17 de marzo de 1975 mientras trascurrían

“Los sangrientos  12 años” del régimen balaguerista.

 En “Memorias de un cortesano de la Era de Trujillo”, de 1987, Balaguer no sólo relató su vida durante la tiranía sino que ocultó un “secreto a voces” que aun habiendo pasado 46 años de la muerte del izquierdista dominicano sólo es conocido por dos personas: su autor y “una persona amiga”.

 “Esta página se inserta en blanco. Durante muchos años permanecerá callada, pero un día hablará, para que su voz sea recogida por la historia. Callada como una tumba cuyo secreto a voces se levantará, acusador, cuando el tiempo permita levantar la losa bajo la cual permanece yacente la verdad”, se lee en el capítulo dedicado al periodista asesinado.

 La esperanza de que algún día se conozca el contenido de la página yace en el segundo párrafo, donde Balaguer encomienda a “una persona amiga” que lo haga público algunos años después de su muerte.

 “Su contenido se deja en manos de una persona amiga que por razones de edad está supuesta a sobrevivirme y que ha sido encargada por mí de hacerlo público algunos años después de mi muerte”, finaliza.

 Cuando fue citado como testigo en el juicio de fondo del caso para ofrecer explicaciones sobre la página en blanco que dejó en su libro, Balaguer aseveró  que “Yo no tengo nada que testificar. Lo que yo opino sobre eso está escrito en mis memorias”.

 El silencio permanece. Nadie conoce quién es la persona en la que el escritor y político confió su secreto, y la encomienda de llenar la página continúa siendo una tarea pendiente.
 
“A los 20 años de su muerte”
 No han pasado, pero están cerca. Rafael Bello Andino, hombre de confianza de Balaguer y exdirigente reformista, ha reiterado en múltiples ocasiones que el exmandatario habló de que la enigmática página “sería llenada con información a los 20 años de su muerte”.

 Al conmemorar el octavo aniversario del exmandatario, Bello Andino admitió que desconoce quién “tiene el encargo” de completar la página, no obstante,  “confía en que a su momento esa persona cumplirá”.

 Pero el sobrino de Balaguer, Joaquín Ricardo, difiere de esta afirmación y asegura que el “mandado de Balaguer ya se ejecutó”.

 Ricardo afirmó que la hoja que dejó su tío antes de morir se había completado con las investigaciones realizadas en 1975 acerca del caso, y que de ahí surgió un informe entregado por el exjefe de la Policía Neit Nivar Seijas  al Ministerio Público para usarlo en los tribunales. 

Sostiene que gracias a las investigaciones  entregadas por el propio Balaguer los supuestos culpables del asesinato de Orlando Martínez fueron acusados y enjuiciados.

“A mí me parece que esa página en blanco fue llenada por el sometimiento que se hizo posteriormente a una serie de personas en la justicia, y la base que se dio para eso fue ese informe que fue publicado a finales de la década del  90”, manifestó.
 
 Condenados
 Por el asesinato de Orlando Martínez fueron condenados a 30 años de prisión el excabo de la Fuerza Aérea, Mariano Cabrera Durán y el excapitán Rafael Alfredo Lluberes Ricart “Lluberito”.

 Al general retirado Joaquín Antonio Pou Castro le dictaron 20 años de prisión, luego falleció en el 2011. Mientras que al excabo Luis Emilio de la Rosa Beras cumplió una pena de 10 años por el crimen.

 Los fiscales también vincularon al general retirado Salvador Lluberes Montás “Chinino” en el caso y fue señalado como autor intelectual del asesinato, no obstante, fue excluido del expediente por supuestos “quebrantos de salud”.

Aun estando los presuntos autores materiales en la cárcel, la ciudadanía percibía que la muerte a tiros del periodista dominicano se trató de un crimen de Estado, pero nunca se confirmó que la orden, de manera directa, la diera Balaguer.
 
 La versión de Balaguer
Una publicación del periodista Víctor Méndez en el diario El Nacional de fecha 14 de septiembre de 1998, constata el momento en el que el difunto presidente vinculó por primera vez el asesinato de Orlando Martínez con la “crisis militar” que sacudió a su gobierno en el 1975.

Según Balaguer, los eventos que siguieron a la entrega del informe al Ministerio Público de manos del exjefe de la Policía motivaron la renuncia de jefes militares de los principales frentes castrenses del país.

 En aquel entonces el mandatario indicó que “en el momento en que yo era presidente se hicieron las investigaciones, en las Fuerzas Armadas renunciaron los cuatro dirigentes principales, los jefes de Estado Mayor, y nombré a Nivar Seijas, que era prácticamente adversario de ellos, porque no había armonía entre los jefes de las Fuerzas Armadas”.

 Balaguer había nombrado a Nivar Seijas para investigar “el crimen que se cometió contra Orlando Martínez” y un día después dimitieron los jefes militares, el 9 de mayo de 1975.

 Se trató del contralmirante Ramón Emilio Jeménez hijo, secretario de las Fuerzas Armadas; el mayor general Enrique Pérez y Pérez, jefe del Ejército; Manuel Antonio Logroño Contín, jefe de la Marina de Guerra y el general Salvador Lluberes Montás, jefe de la Fuerza Área.

 En la carta de renuncia colectiva, entregada personalmente en el despacho de Balaguer, se explicaba que la decisión fue tomada por “no estar de acuerdo con decisiones que habían sido tomadas últimamente”.

CLAVES

“¿Por qué no, doctor Balaguer?”
 Orlando Martínez fue asesinado a balazos a sus 30 años de edad la noche del 17 de marzo de 1975 mientras transitaba en su vehículo en las inmediaciones Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).
 
Además de periodista, Martínez era columnista del periódico El Nacional y fue director de la revista Ahora. En cuanto a su vida política, fue un activo militante del Partido Comunista Dominicano y opositor al régimen de Balaguer.
 
El 25 de febrero de 1975, a pocos días de su muerte, Orlando Martínez publicó el artículo “¿Por qué no, doctor Balaguer?” en el que hizo duras críticas a la gestión del expresidente y mostró su indignación ante el impedimento de entrada al país en contra del artista dominicano Silvano Lora.
 
Pero lo que se especula le quitó la vida al periodista fue su recomendación final en la que invitaba a Balaguer a abandonar el país: “Si es inevitable que esta situación continúe, si es imposible evitar actos indignantes y miserables como el que presencié el domingo en el aeropuerto, ¿porqué, doctor Balaguer, no se decide Usted a subirse en el avión o el barco y desaparece definitivamente de este país junto a todos los anteriormente mencionados?”.