Pepca centra investigación del caso Coral en 15 personas

A las 10:30 de la mañana de hoy es la audiencia para conocerle medidas de coerción al grupo de militares y civiles imputado por delitos de corrupción del caso “Operación Coral”.

  • Protegidos por cascos y chalecos antibalas, acusados en caso Coral entran a audiencia.

Ashley Ann Presinal
Santo Domingo, RD

La “Operación Coral”, el caso más reciente de per­secución contra la corrup­ción administrativa, ha llevado ante la justicia a seis personas, quienes se­gún el Ministerio Público integran el entramado mi­litar, policial, societario y religioso que actuó en per­juicio del Estado domini­cano.

La Procuraduría Espe­cializada de Persecución de la Corrupción Admi­nistrativa (Pepca) solici­tó medida de coerción en contra del exjefe de escol­ta del expresidente Dani­lo Medina, Adan Cáceres Silvestre; el coronel de la Policía Rafael Núñez de Aza; la asimilada de la Po­licía y pastora Rossy Guz­mán; el mayor del Ejérci­to Raúl Alejandro Girón Jiménez; el hijo de la pas­tora y miembro de la Poli­cía, Tanner Flete Guzmán y Alejandro José Montero Cruz.

A estos seis la Pepca los acusa de asociación de malhechores, estafa contra el Estado dominicano, coa­lición de funcionarios, fal­sificación de documentos públicos, lavado de activos, entre otros delitos.

Sin embargo, en el mis­mo expediente de 195 pá­ginas donde el Ministerio Público desglosa el “mo­dus operandi” del supuesto entramado, se mencionan otros nombres de personas que hasta el momento no han sido imputadas.

De acuerdo con la Pepca, la red criminal utilizó a mi­litares y policías para hacer transacciones millonarias “sin justificación de la pro­cedencia de los recursos, ya que realmente eran fondos detraídos del patrimonio púbico, a través de institu­ciones castrenses y otras or­ganizaciones”.

Los encartados
Precisamente, en el docu­mento este diario identificó a un total de 15 personas per­tenecientes a distintas insti­

 tuciones del orden que según el ministerio público “tuvie­ron una participación activa en las operaciones ilícitas”, entre ellas cinco generales de brigada, uno de los más altos rangos militares.

¿Quiénes son estas per­sonas y de qué se les señala en la acusación?

1. Boanerges Reyes Ba­tista
Boanerges Reyes Batis­ta es un general de brigada que dirigió el Cuerpo Espe­cializado para la Seguridad del Metro (Cesmet) en el segundo mandato presi­dencial de Danilo Medina, desde el 19 de agosto de 2016 hasta el 2020.

En la solicitud de medi­da de coerción la Pepca se­ñala que en un documento depositado por la pasto­ra Rossy Guzmán, llamado “Declaraciones y Descargos sobre Acuerdo de Ejecución de Obra”, se establece que el general es uno de los pro­pietarios “reales” de los diez solares ubicados en el Resi­dencial Colinas del Oeste, con un valor aproximado de RD$40 millones.

Junto a Reyes Batista también figuran el “cabe­cilla” del entramado, Adán Cáceres; así como los mili­tares Elvis Marcelino Feliz Pérez y Franklin Antonio Mata Flores como los due­ños de los terrenos.

Al ser interrogada por el ór­gano persecutor la pastora declaró que la empresa Úni­co Real Estate e Inversiones adquiría los inmuebles de forma directa para facilitar todos los trámites de permi­sos de edificación.

NOMBRES CLAVES
Junto a Boanerges Reyes Batista, el general Elvis Marcelino Feliz Pérez, de la Fuerza Aérea de República Dominicana, es señalado por el minis­terio público como uno de los propietarios “rea­les” de los diez solares en Colinas del Oeste y captor de dinero proce­dente de la venta de in­muebles de producto de actividades ilícitas.

Propietario real
“Existe un contrato ver­bal donde se establecen claramente que esos in­muebles son de Elvis Fe­liz Pérez, Franklin Ma­ta Flores, Adán Cáceres, Boanerges Reyes Batis­ta”, añadió Guzmán.