Los cambios que experimenta el organismo tras consumir bebida adulterada

Algunos sienten hipotensiĆ³n e incluso llegan a convulsionar

Ivanessa Guzmán
ivanessa.guzman@listindiario.com

Tomarse un trago para cualquier persona es el inicio de un momento para relajarse, compartir, o simplemente disfrutar entre amigos, sin que los involucrados puedan imaginar que a medida que aumentan los sorbos más la sangre se llena de químicos que podrían causarle intoxicación y en casos más graves, la muerte cuando este contiene productos adulterados, principalmente metanol.

Pasadas las seis horas de comenzar a ingerir alcohol adulterado, el cuerpo empieza a sentir los mismos síntomas de alguien que está resacado. Muchos presentan vómitos incesantes, mareos y alteración del estado de conciencia.

Algunos sienten hipotensión e incluso llegan a convulsionar, expulsando espuma por la boca.

La doctora Elsa Bethania Moreno Colón, especialista en emergencias, explicó, que según las guías médicas, los síntomas salen a relucir luego de 72 horas de haber consumido este tipo de alcohol, pero que dependiendo la cantidad de metanol que contenga la bebida, esto podría ser seis horas después de absorberlo, provocando, de igual forma, un colapso circulatorio.

Según explica, una vez el metanol (líquido muy tóxico usado en estas bebidas), entra en la sangre, inicia un proceso de “fosforilación”, que se efectúa en el hígado, donde produce su metabolito tóxico.

El compuesto que queda en el hígado, luego de la descomposición del metanol, es el ácido fórmico, sustancia utilizada para la elaboración de tintes, acabados textiles y papeles, además para el tratamiento de pieles, y la elaboración de otras sustancias químicas.

“Debido a que el hígado es uno de los principales órganos de las vías digestivas, es por esto que el paciente comienza a presentar dolor en el epigastrio, y una vez este toxico sale, se va al ojo, igual al cerebro, y ahí empiezan las complicaciones, evoluciona muy rápido, y es una fase muy dura y difícil para todo el equipo de la sala de emergencias”, manifestó con preocupación la especialista.

La doctora recalcó que los pacientes que se han recuperado pueden experimentar secuelas neurológicas, como cefalea, que se manifiesta de manera recurrente y  algunos se manifiestan con  ceguera.

En República Dominicana han fallecido al menos 127 personas luego de consumir bebidas adulteradas, lo que ha llevando a las autoridades a tomar una serie de medidas para contrarrestar la situación, incluyendo el cierre de fábricas que la producen de manera clandestinas, así como el decomiso de miles de galones y botellas del producto.

Elías Tejada, coordinador del clúster de alcohol, mostró su preocupación ante la situación, y explicó que la sociedad debe mirar los casos desde el punto de vista de la adicción, ya que a raíz de la pandemia, las reuniones donde los consumidores compartían diversos tipos de bebidas alcohólicas, estaban suspendidas  fruto del confinamiento.

“Con las prohibiciones, con el cierre y el confinamiento se disparó el consumo de alcohol, esto, debido a la ansiedad y la abstinencia de algunos”, manifestó Tejada.

El especialista, que labora desde el departamento de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública, explicó que el país, a diferencia de otros, no existe una ley que contenga un horario y límites para el consumo de alcohol legal, mucho menos restricciones que deben acatar los consumidores.  

 “Antes se consumía los fines de semana, pero la industria ha promocionado que no hay día para el consumo, lo que lo ha disparado”, dijo.

Las bebidas prohibidas

Las autoridades sanitarias han informado que entre las bebidas que están provocando la muerte e intoxicación está el Clerén, Triculí, Peter Allen, por lo cual emitieron una alerta epidemiológica.

La mayoría de estas bebidas no poseen registro sanitario y son comercializadas sin sellar, además, su costo es tres veces menor  que una botella de ron.

Los primeros fallecimientos registrados este año, principalmente en el período de Semana Santa, fueron producto de la adulteración en el alcohol utilizado para preparar la bebida de contextura helada, Monday´s, la cual es más llamativa para los jóvenes.

Mientras que las personas que acostumbraban a tomar el Peter Allen oscilan entre los 50 años en adelante y los que tomaron la popular bebida haitiana Clerén desde los 45 años.

Estadísticas

Los brotes de intoxicación por metanol en República Dominicana se han presentado por temporadas, el 4 de abril de 2021 el Ministerio de Salud Pública comunicó de un brote de intoxicación por metanol donde 25 personas se vieron afectadas, de las que 11 fallecieron.

En ese mismo  mes, pero de 2020, hubo otro brote donde se notificaron 369 casos, de los que se produjeron 227 defunciones.

En diciembre de 2017 se intoxicaron 41 personas y en 2018, 12 personas murieron en el municipio de Duvergé a causa del alcohol adulterado, mientras que en diciembre de 2019 fueron notificadas cuatro intoxicaciones.