Listin Diario Logo
26 de julio 2021, actualizado a las 07:18 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 21 de abril de 2021

Jefe Comando Sur: RD "merece una frontera segura"

“Situación de Haití es compleja, complicada y sé que les afecta”

  • Jefe Comando Sur: RD "merece una frontera segura"

    El almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, en una entrevista exclusiva para el Listín. JOSÉ ALBERTO MALDONADO/LD

  • Jefe Comando Sur: RD "merece una frontera segura"
  • Jefe Comando Sur: RD "merece una frontera segura"
  • Jefe Comando Sur: RD "merece una frontera segura"
  • Jefe Comando Sur: RD "merece una frontera segura"
  • Jefe Comando Sur: RD "merece una frontera segura"
  • Jefe Comando Sur: RD "merece una frontera segura"
  • Jefe Comando Sur: RD "merece una frontera segura"
  • Jefe Comando Sur: RD "merece una frontera segura"
  • Jefe Comando Sur: RD "merece una frontera segura"
Miguel Franjul y Juan Eduardo Thomas
Santo Domingo, RD.

El almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, reconoce que cada nación merece fronteras seguras, a propósito de la inestabilidad política que continúa sacudiendo al vecino Haití.

“Es una situación muy compleja y sé personalmente que les impacta a ustedes y también al ministro (de Defensa) Díaz (Morfa) y sí, vamos a tener discusiones a profundidad sobre este tema… Entiendo que cada nación merece fronteras seguras”, dice.

Señala que China no es una democracia, que no respeta los derechos humanos y que en su tecnología 5G no hay una división entre lo civil y lo militar.

Al mirar hacia Venezuela marca a Nicolás Maduro como cabeza de un gobierno ilegitimo, que se aferra al poder gracias al apoyo de Cuba, China e Irán.

“La unidad internacional es necesaria para asegurarse de que haya un proceso para una democracia legítima en Venezuela”, advierte.

Cita a las organizaciones criminales trasnacionales, al cibercrimen, los huracanes y la pandemia como los males mayores que afectan a la región latinoamericana.

Sus reflexiones se producen en República Dominicana, sentado a escasos minutos de haber terminado una reunión con la vicepresidenta Raquel Peña, encargada del Ejecutivo en la ausencia de Luis Abinader, que participa en la Cumbre Iberoamericana de Andorra.

Es la segunda ocasión en la que el almirante Faller visita el país. En esta ocasión llega bajo la sombrilla de una conferencia de seguridad regional y para donar equipamiento hospitalario móvil al Centro de Operaciones de Emergencia, donde recibe a Miguel Franjul, director de este diario y a Juan Eduardo Thomas, editor jefe, para pasar balance a la región.

El resultado es una conversación de 25 minutos, nueve preguntas y la visión de la potencia norteamericana sobre el crecimiento de la influencia china, la eterna crisis haitiana y el futuro cubano ante la partida del poder de Raúl Castro.

Usted se encuentra en el país para participar en una conferencia de seguridad regional. Nos gustaría saber, ¿cuáles son los retos que tienen esas naciones en materia de seguridad?

La conferencia de seguridad del Caribe está enfocada en el área de seguridad del Caribe y específicamente en la región. Es una conferencia muy importante. Es un honor estar aquí. Es un reconocimiento al liderazgo de República Dominicana en el área de seguridad contra organizaciones criminales trasnacionales, contra la violencia, y tratará la respuesta rápida y el impacto del cambio climático. Hemos desarrollado una relación de confianza con el señor ministro (de Defensa Carlos Luciano) Díaz.

Más temprano participamos en una ceremonia celebrando el fin de la operación Kraken, una operación muy exitosa, un ejercicio en conjunto con el Comando Sur para ir contra la amenaza de organizaciones criminales trasnacionales que está matando personas no solamente aquí en República Dominicana sino en los Estados Unidos y socavando la democracia.

Así que mañana estaremos presentes con algunos jefes de Defensa de los países socios, también vamos a expandir regionalmente para otros miembros que participan de manera virtual.

Vamos a estar enfocados en pasos prácticos para trabajar conjuntamente ya sea para compartir inteligencia como para mayor conocimiento con el enfoque a las amenazas, la respuesta a desastres, a la pandemia y las organizaciones criminales trasnacionales. Esas son las tres áreas de enfoque de la conferencia.

La pandemia ha trastornado todos los sistemas de comunicación aérea y marítima entre los pueblos de América Latina y ha afectado la movilidad a tierra de lugares fronterizos. ¿En qué medida esta situación ha aplacado o abierto las puertas a una mayor actividad del crimen organizado?

Primero hablamos sobre la pandemia: A veces pensamos sobre el sufrimiento humano que ha afectado a todos los países del mundo. Por eso estamos aquí, para trabajar y construir esta relación de confianza que hemos establecido.

Estas organizaciones criminales han utilizado el sufrimiento humano para aumentar su extorsión, el tráfico ilícito, no solo en drogas sino en armas, la trata de personas y con cualquier tipo de corrupción de manera que se trata de socavar los negocios legítimos para mantenerse en el poder y esto es lo que hemos observado a través de la pandemia.

Y nuestra respuesta ha sido trabajar de una manera más cercana con nuestros socios de confianza tal como lo es la República Dominicana. La operación Kraken es un perfecto ejemplo de ello. También nosotros hemos desplegado unos conceptos innovadores que hemos estado trabajando con el equipo del señor ministro (de Defensa) Díaz y que ha tenido resultados y tiene un impacto para mantener la presión contra estas organizaciones criminales para forzarlos a cambiar y que genere más información e inteligencia.

Solamente queremos destruir y derrotar estas amenazas. Un equipo que trabaja 24 horas, 7 días a la semana, es la agencia interagencial conjunta del Sur en Cayo Hueso, ustedes tienen un oficial destinado allí y es a través de ese equipo, donde tenemos 24 naciones que estamos trabajando en esta organización, que es el núcleo para poder compartir información pero también cuando tenemos un acercamiento directo para luchar contra organizaciones criminales trasnacionales lo seguimos haciendo y ese es uno de los enfoques también de mañana.

También tenemos la respuesta de los medios para ayudar a quienes estén en necesidad.

Cuando empezó la pandemia, no sólo incrementamos la cooperación en contra del crimen organizado, sino que incrementamos el alcance de nuestra respuesta humanitaria.

Los Estados Unidos ha sido un contribuyente a nivel global de estos esfuerzos e hicimos una gran inversión en esta relación, como con este centro que estamos haciendo. Esta es una inversión que es la mejor manera de mantener cerca a los amigos de confianza con cosas como ayuda humanitaria para prevenir estas escorias de las organizaciones criminales y para asegurarnos que salgamos de esta pandemia aún más fuertes.

¿Cuáles son los focos más importantes y peligrosos que pueden poner en peligro los esquemas de defensa que ustedes están articulando?

Cuando me siento con mis compatriotas de América Latina escucho de tres amenazas: las organizaciones criminales trasnacionales. Estas organizaciones asesinas que socaban la democracia que están alimentadas por la corrupción, estuvimos hablando sobre ello en la pregunta previa.

Otra que siempre es de las primeras causas son las amenazas cibernéticas porque se pueden robar nuestra privacidad, nuestra seguridad y pueden también socavar nuestra seguridad… Tratamos de entender cuál es la amenaza y las oportunidades de confianza para seguir hacia adelante conjuntamente y por supuesto la pandemia, tenemos que responder conjuntamente, que de nuevo esto es lo principal.

Y también lo huracanes: cada temporada es una preocupación para República Dominicana, para Miami, Florida y para todo Estados Unidos. Esas son las prioridades de seguridad que tenemos y estamos compartiéndolas por todo el hemisferio.

Tomando en consideración que en América Latina hay gobiernos y grupos que comulgan ideológicamente con doctrinas muy distintas a las occidentales como es el caso de China y Rusia, ¿en qué medida la participación activa de China con sus ayudas y tecnología 5G pueden significar un factor de preocupación para Estados Unidos en este esquema de seguridad?

Cuando vengo a visitar un amigo de confianza como el ministro Díaz yo me enfoco en lo que nosotros podemos hacer conjuntamente para los intereses en común, cuáles son sus preocupaciones de seguridad, cómo nosotros podemos trabajar conjuntamente para seguir incrementando la confianza en la seguridad y todas las cosas que compartimos: valores, respeto a derechos humanos, democracias vibrantes, un respeto a la ley, al estado de derecho, nos enfocamos en nosotros, no nos enfocamos en otras naciones.

Y tampoco le digo a nuestros socios que escojan, nosotros no vamos a un país soberano a decirle cómo deben ser sus relaciones pero sí tratamos de resaltar las diferencias. Yo testifiqué recientemente ante el Congreso de Estados Unidos que China no es una democracia, no respeta los derechos humanos, no sigue el estado derecho y cuando tienen esta tecnología no hay una división entre algo que sea civil o militar así que tenemos que discutir con los ojos abiertos para ver cuáles van a ser esos impactos.

Haití atraviesa una situación inestable que puede tener derivaciones peligrosas incluso para la seguridad de República Dominicana y hasta más allá. ¿Cómo ve el Comando Sur esta situación?

Nuestros corazones están con la gente de Haití que está impactada por esta situación. Esta es mi segunda visita a República Dominicana, yo hubiese podido venir antes pero la pandemia nos impactó. Mi última visita fue conjuntamente con el hospital naval Confort que estuvo aquí y luego en Haití.

Yo estuve en Puerto Príncipe con el Confort y vi de primera mano la tragedia en términos de necesidad de la población y vi cómo la presencia del hospital trajo una calma y la gente vio esperanzas pero es complicado, es una situación muy compleja, y entiendo que cada nación merece fronteras seguras y sé que ustedes están comprometidos a ese fin así que felicito el trabajo que se ha hecho en el pasado… Felicito a todos aquellos en nuestro equipo que han hecho un gran trabajo, la República Dominicana y el Comando Sur de Estados Unidos trabajaron de manera conjunta en respuesta de la tragedia del terremoto de 2010.

Si no hubiese existido la ayuda y el liderazgo que tomó la República Dominicana hubiese habido más sufrimiento después del terremoto. Cito estas historias porque creo que es una manera de trabajar con las personas y tener ese liderazgo regional e internacional para poder trazar el camino hacia adelante. Es una situación muy compleja y sé personalmente que les impacta a ustedes y también al ministro Díaz y sí, vamos a tener discusiones a profundidad sobre este tema.

Hay situación de subversión, violencia y grupos armados fuera de control del gobierno y hay una seria amenaza de violación a la frontera dominicana. Evidentemente que es una situación que puede tomar otras repercusiones. ¿Está tomando el Comando Sur alguna disposición preventiva para mantener ese conflicto ahí en su mismo foco sin necesidad de que se irradie a otras partes de América Latina?

Trabajamos de manera muy cercana con el embajador de Estados Unidos en Haití. Hablamos muy frecuentemente sobre los pasos que podemos tomar. Tenemos un número de proyectos de asistencia humanitaria y seguridad para ayudar a estabilizar la situación. Y también, importante, trabajamos con el ministro de Defensa y con nuestro equipo de la Embajada para asegurarnos de que ustedes tengan todos los recursos y los sistemas y los procesos para que ustedes puedan asegurarse de que tengan seguridad nacional.

En el caso de Venezuela, Estados Unidos lo sigue observando como una nación hostil, no muy confiable. Se sabe que hay grupos del narcotráfico que operan  con cierta sombrilla de esos gobiernos. ¿Cuál entiende usted debe ser el camino a seguir?

El gobierno ilegitimo de Maduro continúa aferrándose al poder gracias al apoyo de Cuba, China, Irán, así que la unidad internacional es necesaria para asegurarse de que hay un proceso para que haya una democracia legítima pero como usted resaltó es un paraíso para los narcotraficantes y la presencia de los narcos y los LN, de la disidencia de Farc sigue creciendo, esparciéndose, y esa inestabilidad en la forma de la crisis migratoria, que ha sido la más grande de todo el hemisferio, y también el incremento del tráfico ilícito de minería ilegal, drogas.

Nuestro acercamiento ha sido trabajar con los socios regionales para compartir inteligencia, desarrollar planificación desde el Comando Sur. Nosotros estamos en apoyo a nuestros diplomáticos del Departamento de Estado. Mientras tanto el pueblo venezolano, la gente de la región, siguen sufriendo.

Cuba experimenta un cambio político importante con la renuncia de Raúl Castro y el relevo del mando. ¿Tiene los Estados Unidos su vista muy bien fija sobre ellos a propósito de este proceso de transición?

Sé que nuestro cuerpo diplomático está trabajando muy duro en ese tema para ver cuál va a ser el camino hacia adelante, mientras tanto nosotros estamos en apoyo para cualquier acercamiento que nuestros diplomáticos desempeñen.

¿El Comando Sur tiene un buen despliegue de naves y bases para proteger la seguridad en América Latina?

Nosotros tenemos la mejor manera para trabajar con nuestros socios que es a través de la educación, el entrenamiento y los ejercicios. Por ejemplo en el 2019 tenemos el reconocimiento del trabajo excelente que hicimos con República Dominicana. Hicimos el ejercicio Fajun, esos ejercicios traen fuerzas y nuestro programa de colaboración estatal de la Guardia Nacional de Estados Unidos que creo es la mejor manera de proteger, para entrenar, ejercitar y estar preparados todos juntos, tenemos fuerzas de la Armada, aviones y la Guardia Costera para enfrentar a los narcotraficantes.