Listin Diario Logo
28 de noviembre 2020, actualizado a las 09:55 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República sábado, 31 de octubre de 2020

Los Alcarrizos y la ilusión del teleférico

En Los Alcarrizos se aferran a las promesas de Abinader para superar tapones

  • Los Alcarrizos y la ilusión del teleférico

    Fotos de Raúl Asencio/LD

Shaddai Eves
Los Alcarrizos, RD

Con una aglomeración de carritos de concho y motoconchistas cargados de pasajeros, fuertes sonidos de las bocinas de los choferes que quieren abrirse paso en el camino y personas presurosas rebosando las aceras para llegar a sus destinos, nos recibe el municipio de Los Alcarrizos.

Es martes por la mañana, el día siguiente al anuncio del presidente Luis Abinader, que pretende construir un teleférico y una extensión de la línea del metro o un ferrocarril en esa zona.

La iniciativa anunciada por el presidente Abinader, según los residentes del municipio, es favorable. Y según los sindicatos de transporte, no solucionaría completamente el problema.

Hay quienes coinciden en que el tránsito y el tráfico vehicular  por la zona es muy caótico, por lo que necesitan de estos sistemas de transporte masivo.

Según Angelita Quirón, residente en la entrada de Los Alcarrizos, su esposo y su hijo prefieren trasladarse cuando andan o salen del lugar en transporte público y no en sus vehículos propios debido a la encrucijada  que enfrentan por las calles estrechas del municipio.

“El esposo mío y el hijo mío tienen su propio vehículo y mejor los dejan aquí. El sólo lo usa los fines de semana. Le es mejor irse en el metro que en su vehículo, porque los tapones le hacen gastar demasiado combustible, entonces se va mejor en el metro. Ellos tienen su tarjeta, únicamente la recargan”, comenta.

Asimismo, explica que la decisión es buena para los que se mueven en la calle y tienen que salir diario, dado que en su caso, además, los lugares de trabajo de su hijo y esposo están en el Distrito Nacional.

Por los tapones deben salir a muy tempranas horas de la mañana. “A las 6:00 de la mañana tienen ya que estar ahí afuera en la autopista, para poder llegar más o menos a las 8:00 o 7:30 de la mañana. El esposo mío y la esposa del hijo mío trabajan para la Gómez y para llegar a las 8:00 de la mañana tienen que irse a las 6:00 de la mañana”, agregó Quirón.

Este también es el caso de Isaías, quien está esperando la decisión desde hace mucho. Le toma hasta una hora poder salir a la ciudad y llegar a su lugar de trabajo. Ya a las 5:00 de la mañana tiene que estar despierto. “El transporte tiene muchos inconvenientes, se paran mucho”, expresa.

Sin embargo, para Esmeralda Morel, hay cosas más importantes que la construcción de la extensión del metro o el teleférico. Cataloga el transporte como funcional, pero asegura que no es algo que sea tan urgente ahora mismo.

“El transporte es un caos, pero yo digo mi verdad, ahora mismo hay cosas más importantes que el transporte, por ejemplo, van dizque a abrir la escuela y yo no he visto que han dado la tablet y la laptop esa. Esas cosas tienen más importancia que el mismo transporte ahora mismo”, dijo.

Los tapones
Los residentes en el municipio Los Alcarrizos atribuyen el problema de los tapones a la cantidad de personas que circulan a todas horas en el lugar y también a la gran cantidad de vehículos y motocicletas que transitan con pasajeros. Un señor apodado “El Boricua”, encargado de la ruta de autos 29, dice que desde la entrada hasta Los Americanos, existen siete rutas sólo de guaguas y dos de carros, dirigidas por una misma organización.

“Hay demasiada gente en la calle a la misma hora. Por más que tú quieras avanzar no se puede. A la hora que no se hacían tapones antes, que era a las 1:00 P.M. o las 12:00 P.M., a la hora de uno comer, eso es un lleno que no hay quién lo aguante. Las horas que no eran pico, ahora todas lo son pico. Todo el mundo anda junto. Eso es lo que yo puedo ver”, dice Greicy Polanco, quien trabaja en un comedor y observa día a día desde su negocio el tráfico.

Y lo mismo comenta Alfonso Valerio, motoconchista en la zona. “Al hospital Calventi, si tú vas en un motor a llevar una gente enferma, se te muere en el camino. Casi una una hora y 20 minutos te toma llegar en la hora pico, porque es que hay demasiado tapón, imagínate en un carro si yo llevo una gente pa’ lla’ tra’, en los Americanos”, explica.

Los moradores sostienen que es común que sucedan muchos accidentes, principalmente por la desesperación de la gente cuando el reloj marca el horario de toque de queda. “La gente aquí anda muy rápido, aquí pasan accidentes diarios. El que no sabe manejar que no venga a Los Alcarrizos, porque fácilmente no sale bien de Los Alcarrizos”, comenta Valerio.

Qué dicen los dueños y encargados de rutas
Para los dueños y encargados de rutas, la propuesta de construir el teleférico y la extensión del metro en el municipio de Los Alcarrizos, ha creado opiniones encontradas. Algunos transportistas se muestran a favor de la medida y otros han expresado su desacuerdo con la posibilidad de tener una competencia de transporte en la zona.

El encargado de la ruta 29, que va desde la entrada de Los Alcarrizos hasta el hospital Calventi, apodado “El boricua”, opina que todo lo que vaya en beneficio de la comunidad y en beneficio de la mayoría de la población, le parece bien.

“Estoy de acuerdo siempre y cuando vaya en beneficio de la población, aunque yo deje de ganarme par de pesos aquí”, pero asegura que ni el metro ni el teleférico acabarán con los tapones.

“Mira a ver si en la Máximo Gómez ha acabado, ni en la Kennedy, ni en la Churchill. Por ahí hay metro y los tapones siguen igualitos. Eso no soluciona nada. Eso soluciona la vía de transporte más rápida para el pasajero, pero no soluciona gran cosa”, aseguró.

Mientras tanto, Edwardo Pirón, encargado de la ruta 23 que va desde Los Americanos hasta la calle Duarte, expresó que no quiere el teleférico porque tienen un corredor de casi 30 años, entonces si se llega a construir no tendrían forma de ganarse el pan de cada día.

“No estamos de acuerdo con teleférico. No es necesario, hay demasiadas rutas que comen de esto. Lo que sí queremos es que nos ayuden con el transporte, a ponerlo mejor, pero teleférico no, ni más metro ni más teleférico”, dijo de forma tajante.

De igual forma,  indicó que quisiera que el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre, (Intrant), se involucre en la situación, pero una vez más reiteró que teleférico no.

“Queremos que Intrant nos ayude con eso. En la autopista Duarte, por lo menos, que se congestiona demasiado, en el kilómetro 14 y en el 13 de aquí al 9, eso es un caos, pero ¿teleférico? No”, manifestó.

Policías Municipales
Un detalle a destacar es que en el municipio de Los Alcarrizos se puede observar desde uno y hasta dos policías municipales, distribuidos en diversos puntos estratégicos de la zona, como en paradas de autobuses y semáforos, que tienen la tarea de hacer que fluya el tránsito y permitir el paso al otro lado a los transeúntes cuando lo necesiten.

Yani Brito, policía municipal desde hace tres años, indica que el transporte es muy ajetreado, pero parte de ello lo atribuye a los mismos choferes que se paran mal a montar pasajeros. “Si se pararan bien, fluyera bien, pero se paran en el mismo medio y el que va atrás no puede transitar pa’ lante’, expresa.

En cuanto a la propuesta del presidente Abinader, aseguró que sería lo mejor,  así las calles estuvieran más limpias. “Todos los días está congestionado, esto es terrible, muchos carros pasando”, agregó.

Sin embargo dijo que el transporte es bueno. “El transporte es bien, aquí lo que es el tapón, hay muchos carros, pero por eso es que nos tienen a nosotros aquí para mantener el tránsito fluyendo”, afirmó.

A estas propuestas de un sistema de teleférico en el interior de Los Alcarrizos y la construcción de un monorriel o de la extensión del Metro de Santo Domingo desde Kilómetro 9 de la Autopista Duarte hasta la entrada de Los Alcarrizos, se le suma la ampliación de la línea 1 y 2 del metro y el inicio de la línea 3, que llegará hasta el Aeropuerto Internacional de las Américas José Francisco Peña Gómez y la evaluación de un monorriel en la ciudad de Santiago, y autobuses especializados en diversas partes del país.


Más en La República