Listin Diario Logo
28 de octubre 2020, actualizado a las 12:17 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República sábado, 26 de septiembre de 2020

Panorama político

Reducción del toque de queda es una apuesta sin seguro

  • Reducción del toque de queda es una apuesta sin seguro
Guarionex Rosa
Santo Domingo

Por lo que es­tán dicien­do los nume­ritos de que la pandemia del Covid-19 está “aplanando” despacio en la República Do­minicana, el gobierno del pre­sidente Abinader ha decidido a partir del lunes reducir en dos horas el tiempo de toque de queda.

Se trata de una apuesta sin seguro toda vez que muchos ciudadanos están hastiados del toque de queda y de que los ne­gocios de diversiones como res­taurantes, bares, gimnasios y otros lugares de ocio como las playas tengan restricciones que dificulten el acceso.

Abinader al parecer tiene presiones del sector empresa­rial que ha visto mermar sus ingresos debido a las absten­ciones. Al menos el sector Turis­mo comenzará en breve a reac­tivarse y ya se están haciendo ofertas especiales para animar a los dominicanos.

La indisciplina es el peor es­collo para que la esperanza del régimen de Abinader pueda lle­var adelante su labor. La gente ha visto a diario a los policías y guardias ya cansados de tanto aconsejar, multar e incautar ve­hículos sin que los delitos hayan disminuido.

El fin de semana que trans­curre las playas se han visto ati­borradas de bañistas y visitan­tes que no han guardado las dos normas aconsejadas: mas­carillas y distanciamiento so­cial. Se sabe que no puede ha­ber distanciamiento social en las playas públicas.

Los hoteles tienen una polí­tica protocolar bastante estric­ta. El grupo Punta Cana, el prin­cipal del país ha iniciado una campaña nacional e internacio­nal para lograr de aquí al invier­no la recuperación de su com­plejo, asegurando protección sanitaria de turistas.

El gobierno de Abinader ha dado un paso significativo pa­ra alentar a los visitantes ex­tranjeros con un seguro de sa­lud, lo que es en buena medida garantía de que la situación del país en materia de la pandemia del Coronavirus-19 van estabi­lizándose. La opinión del Cole­gio Médico Dominicano, CMD, no es la misma. El CMD cree que más que disminuir las medidas de restricción como el toque de queda, deben aumentarse. No se entiende por cuáles razones ni Salud Pública bajo Medina ni con Abinader han dejado fuera del equipo de combate a los mé­dicos.

Celebra primer mes
El pasado 16 el presidente Abi­nader celebró su primer mes en el gobierno prometiendo luchar contra la pandemia Covid-19, mejorar la cobertura de salud pa­ra todos los dominicanos, trans­formar la educación, la agrope­cuaria y el turismo.

Abinader habló de un plan de acción que contempla la rea­lización de pruebas PCR, la con­tratación de 1,000 médicos des­empleados, la habilitación de más laboratorios, la disponibili­dad de más camas y la participar de las alcaldías y grupos sociales en la lucha. El presidente viajó a Santiago donde pasó el fin de se­mana en trabajos oficiales como fueron promesas de construir un plan de viviendas, mejoría del hospital Cabral y Báez y la ave­nida Circunvalación Norte que facilitará la llegada al aeropuerto de Puerto Plata.

El gobernante alentó también el turismo interno lo que gene­raría un gran alivio para empre­sarios y trabajadores que se han visto afectados de manera eco­nómica debido al cierre de las fronteras por la llegada del coro­navirus.

Siempre suspicaz muchos en las redes sociales lanzaron el ru­mor de que los medios popula­res de transporte como OMSA, el Metro y el Teleférico serían ven­didos al empresariado, cosa que desmintió el gobierno. También se criticó al presidente Abinader por haber dicho “que nadie que­dará impune si ha malversado el dinero del pueblo”, un asunto ju­dicial.

Abinader se ha beneficia­do de que el Banco Central ha puesto a disposición de las enti­dades financieras recursos por RD$130,000 millones para ser prestados a hogares y empre­sas y que ha creado la Facilidad de Liquidez Rápida mediante la cual los intermediarios han cana­lizado unos RD$25,800 millones a una tasa de 3.0.

El BC también informó que el país recibió el pasado agos­to UD$769.9 millones en reme­sas lo que representó un 22.5% de crecimiento comparado con igual mes del año pasado. La participación del BC en el mer­cado cambiario mediante su Pla­taforma Electrónica de Negocia­ción de Divisas ha permitido que se aflojen las presiones a la mo­neda dura.

Encargo a Bisonó
En su visita a Santiago el presi­dente encargó al ministro de In­dustria y Comercio y Mypimes, Víctor-Ito-Bisonó coordinar una comisión para evaluar la situa­ción de la industria del tabaco. La designación del ministro Bisonó se interpretó como una muestra de confianza de uno de sus fun­cionarios más activos.

Quizás “curándose en salud”, el ministro Bisonó anunció que una empresa inglesa y otra fran­cesa han hecho sendos estudios que permitirán validar todas las ejecutorias sobre la base de refe­rencias transparentes, fuera de concesiones discrecionales en to­do el sistema, con el respaldo del Banco Mundial.

Bisonó también anunció po­der en mano otorgado por el pre­sidente Abinader para impulsar el programa CONFÍE, un fondo de Contrapartida Financiera pa­ra el Desarrollo del Emprendi­miento y a favor de las Mipymes.

El ministerio de Industria, Co­mercio y Mypimes ha tenido la indulgencia del público porque en las últimas semanas los pre­cios de los combustibles han ba­jado. Ayer subieron ligeramente. Los precios del petróleo han esta­do fluctuando últimamente en los mercados del exterior.

OMS reconoce RD
La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció a la Re­pública Dominicana por el ma­nejo de la pandemia del Co­vid-19 y por cumplir con las orientaciones emitidas por la entidad nacional. Evidentemen­te lo aplicaría a los gobiernos de Medina y Abinader.

El presidente Medina tuvo que lidiar con la aparición de la pandemia a principios de año, cuando el país tenía en su agen­da la celebraciones de las elec­ciones municipales y las presi­denciales y legislativas, que se llevaron a cabo no sin ciertos es­pantos. La República Domini­cana no estaba lista ni para esa pandemia ni para otra menor, porque sus hospitales no estaban completamente equipados ni ha­bía insumos y recursos humanos preparados para enfrentar esa desgracia.

Muchos hospitales construi­dos por los gobiernos anteriores incluido la Ciudad de la Salud, antiguo William Morgan, que ha tardado mucho en ser edificado y amueblado, más tiempo de lo que tres gobiernos han esperado, mientras la población urge de atención sanitaria.

Al momento de la crisis Medi­na no tuvo otra alternativa que recurrir a los organismos inter­nacionales y a los países amigos para que ayudaran con insumos de toda naturaleza para equipar los hospitales y donaran mate­riales de limpieza y fumigación que no habían. Casi ningún país estaba preparado para la pan­demia por lo que hasta los Esta­dos Unidos, poniendo a un lado la indiferencia con la cual el pre­sidente Trump asumió la catás­trofe, contempló a sus hospita­les desbordados y las muertes por centenares. En lo que va de año el mundo ha visto asombra­do la proliferación de la pande­mia y el ataque y rebrote en algu­nos países como Estados Unidos y España, cuyos ciudadanos no siguieron las normas de utilizar mascarillas y guardar distancia física.