Listin Diario Logo
25 de octubre 2020, actualizado a las 12:09 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República lunes, 14 de septiembre de 2020

Israel: la cultura de los “jefes”

  • Israel: la cultura de los “jefes”
YOSSI ABADI
Santo Domingo, RD

 En el Estado de Israel, nos creemos to­dos “jefes”. Todos somos profesores de universi­dad, todos los soldados son -en su primer día- un “Mayor General”, y todos somos Primer Ministros, sin tener que ganar nin­gunas elecciones. Así es en una sociedad que na­ce a partir del desafío y la lucha, dejando de temer y opinando sobre todo; Perdemos el miedo a de­safiar las jerarquías, y la expresión de una opinión distinta a la del “jefe”, sea quien sea, se ha converti­do en norma.

En muchos aspectos, esto, por sí mismo, es una patente cultural, “made in Israel”, pues en la ma­yoría de las sociedades del mundo, especialmen­te las latinoamericanas y las asiáticas, las autorida­des apenas se desafían. Los títulos y las posiciones, se ven incluso con cierta “santidad”.

Pensar que un Ca­bo del ejército, le diga a su General “así no se de­be hacer eso”, es casi im­pensable; Que un buró­crata rete al Presidente en su política estatal, im­probable. Muchas veces, se ve en Latinoamérica que los mismos miem­bros de la familia, le lla­man a su papá, tío, primo o buen amigo, “Doctor”, “mi Coronel”, “General” o “Ministro”. La “jefatu­ra” está, pues, en el mis­mo ADN cultural.

 En Israel, todo el mun­do es “jefe”; Y aunque esta costumbre cultural pueda generar “líos” y “ruidos”, aunque mucho nos puedan catalogar por “mal educados”, es cla­ro que el secreto del em­prendimiento , la inno­vación, y la creatividad - tecnologías que han re­volucionado el mundo - y las cuales han posicio­nado al Estado de Israel como “Start-Up Nation - llegaron no solo por la necesidad de buscar al­ternativas a desafíos exis­tenciales, si no también cuando los individuos se atrevieron a retar el con­sensos, a preguntar, du­dar y criticar cuando otros temían, a cuestio­narlo todo. Así nacieron - de la improvisación y el experimento - las mejores tecnologías Israelíes.

En Israel, el soldado no es definido por su ran­go, sino por su capacidad y sus iniciativas; Así en la política; Así en la univer­sidad, y así en la oficina. Casi la mitad de las gran­des empresas mundiales, han comprado una em­presa tecnológica israelí o han inaugurado un centro de investigación en tierra santa. Salvo China, Israel tiene más empresas coti­zadas en la bolsa de va­lores NASDAQ que cual­quier otro país fuera de los Estados Unidos. Para que tengan una idea - el volumen de capital total recaudado por empresas tecnológicas Israelíes, só­lo en el 2019, alcanzó aproximadamente los 9 mil millones de dólares. Al año, más de 7,000 pa­tentes tecnológicas apli­can a registro en Israel.

Israel es la historia de un pequeño país, que convirtió sus desafíos crónicos y su falta de recursos, en opor­tunidades y tecnologías re­volucionarias. Pero la me­jor energía renovable que se desarrolló en Israel, es la energía que motiva el espí­ritu del emprendimiento; Quizá aquella energía que lleva a todos creer ser sus propios “jefes”.

Pensándolo bien, la cla­ve, probablemente, no sería que se elimine el concepto de “Jefe” en Re­pública Dominicana, sino que cada dominicano se haga el “jefe” de sí mismo y tenga su propia silla pre­sidencial; Que se convierta en “excelentísimo”, y que se atreva a atrever.

Yossi Abadi es Abogado y empresario Israelí; CEO del Grupo Tenlot y Principal inversionista Israelí en Cen­tro América.